Arequipa: maestros que enseñan en zonas rurales son inmunizados

"La pandemia nos enseñó a ser empáticos con nuestros estudiantes y perseverantes con nuestro trabajo", dice profesora que enseña en La Unión

Regional
Arequipa: maestros que enseñan en zonas rurales recibieron vacuna
La profesora Soledad Hancco y el profesor Augusto Castillo este martes recibieron la primera dosis de la vacuna de Sinopharm. Foto: El Búho

“Ahora me siento más tranquilo”, responde el profesor Augusto Castillo Quispe, de 33 años, después de recibir este martes la primera dosis de la vacuna de Sinopharm. Se trasladó desde Camaná hasta Arequipa al enterarse que era uno de los 3 mil 708 docentes incluidos en el proceso de vacunación que se efectúa este 6 y 7 de julio.

Mientras aguarda sentado en la improvisada sala de espera del complejo César Vallejo, en el distrito de Paucarpata, nos cuenta acerca de su labor en tiempos de pandemia.  Lleva más de 11 años enseñando en las escuelas más alejadas de la región. Este año pidió su transferencia a un colegio ubicado en el centro poblado La Españolita, en el distrito de Cháparra, provincia de Caravelí, donde enseña a 26 alumnos de tercero y cuarto año de primaria.

“El trabajo es mediante llamada telefónica, por WhatsApp y en algunos casos es por Google Meet. En Caravelí la señal de internet es baja, los alumnos sufren para conectarse, pero en la medida de las posibilidades tratamos de llegar al estudiante”, relata.

Los padres de familia instalaron con mucho esfuerzo internet satelital, pero la conexión es limitada, agrega. Por lo que debe viajar continuamente a la zona para hacer un refuerzo de las lecciones a sus alumnos. Desplazarse a la Españolita es un problema ya que la movilidad desde Chala le cuesta 170 soles y los maestros de su escuela no están considerados para recibir el bono de 500 soles que da el Ministerio de Educación a los maestros de zonas rurales.

El año pasado, a mediados de diciembre, le dio la enfermedad, justamente al realizar parte de su trabajo como docente. Pero logró recuperarse. Ahora que ha recibido su vacuna espera retornar pronto a las clases presenciales junto a sus alumnos, nos comenta.

Las dificultades de la enseñanza en la pandemia

El profesor Vicente Salhua Quispe, de 48 años, trabaja en el colegio 40458 San Juan Bautista de Cayarani, en la parte alta de la provincia de Caylloma. Hace dos meses se contagió de covid-19, al igual que varios colegas suyos. “Estoy más tranquilo, espero empezar a realizar las cosas que hacía antes”, nos dice.

Con más de 25 años en la docencia, nos dice que, debido a la falta de conectividad en la zona, algunos estudiantes suyos tuvieron que abandonar la escuela. “Las tablets (entregadas por el Estado) se han distribuido, pero falta actualizar algunos datos y no tienen internet “.

Jornada de vacunación se lllevó a cabo en el complejo César Vallejo, en Paucarpata.

Este mismo problema también le ha tocado presenciar a la profesora Soledad Hancco Santander, de 36 años, que enseña en el IE Huaytapampa, en el distrito de Salamanca, en Condesuyos.

Ella es la única docente que conocen los cinco alumnos inscritos en esta institución. Todos cursar el nivel primario y dos de ellos están recién aprendiendo a leer y escribir.

“En Huaytapampa mayormente las instituciones unidocentes son alejadas, y tenemos población de todos los grados. Los alumnos necesitan internet, es muy necesario, pero como no todos tienen por eso muchos colegas tenemos que viajar, también somos directores, no contamos con personal administrativo”, explica.

Ella se traslada en bus hasta Chiquibamba y luego hasta llegar al anexo de Salamanca. Un viaje que le demanda aproximadamente 8 horas y que le genera un gasto de más de 300 soles. “Es la vocación y la necesidad. Tengo 12 años de servicio. Trabajo en zonas alejadas y se me ha hecho una costumbre”.

El aprendizaje que deja la pandemia

Los maestros que enseñan en zonas rurales se han hecho aliados de los padres de familia para evitar que los niños pierdan la escuela. Angela Davis Puma, profesora de 45 años, indicó que han tenido que concientizar a los padres en reuniones virtuales para que motiven a sus hijos.

“En el caso mío había 3 niños que no tenían conexión (a internet), yo como docente fui a buscar al papá, al tío, para que no lo abandonen. Yo no tengo ningún niño que haya desertado”, resalta la maestra sobre los resultados de su trabajo en el colegio 72024, en el distrito de Saman, Azangaro, Puno. Ella consiguió el año pasado su nombramiento.

A Milagros Quispe Condori, de 25 años, la pandemia le ha permitido tener más empatía con sus alumnos y ser perseverante con ellos.

“Yo enseño a nivel secundario a partir de primero a quinto año, en el Centro Rural de Formación y Alternancia Choco, (Castilla). Ahí es donde yo he visto en carne propia como los estudiantes han hecho hasta malabares para estar al corriente de su aprendizaje. Ellos caminan tres horas, llaman al docente porque se sienten motivados y eso a nosotros también nos motiva”.

La enseñanza semipresencial en Arequipa

El Gobierno Regional de Arequipa (GRA) dispuso el 19 de abril que 17 instituciones educativas de la región Arequipa inicien labores semipresenciales en provincias como Castilla, Caravelí y La Unión. En esta última el número de escuelas aumentó hasta 33, beneficiando a por los menos 500 estudiantes, señaló la directora Nancy Apaza.

Directora de la Ugel La Unión, Nancy Apaza, señaló que docentes de 33 colegios enseñan de manera semipresencial. Foto: El Búho.

Es por esa razón que los docentes que laboran en esta provincia fueron considerados en este primer grupo de vacunación. Luego del periodo vacacional, los maestros se integraron a sus escuelas el pasado 21 de junio. Cumpliendo los protocolos sanitarios, el dictado de clases de realiza no más de 4 horas al día y se completa con la enseñanza virtual.

“La vacunación es importante porque los maestros van a volver y vamos a trabajar con los niños. Ya que allá un profesor trabaja con 4 a 10 niños y hay suficiente espacio que evita que se contagien”, indica.

Pese a las condiciones desfavorables que se encuentran en las zonas remotas la tecnología ha sido el puente para que los niños y jóvenes sigan sus estudios. Aunque, aún falta trabajar en ellos ya que la brecha digital aún es enorme, explicó.

La directora estuvo presente en el vacutario identificando a los docentes de la Ugel La Unión que no recibieron vacuna. Nancy Apaza indicó que la Gerencia de Salud Arequipa les comunicó que vacunarán a los docentes que no pudieron trasladarse hasta el vacunatorio.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE