Volvamos a mirar a Arequipa, con ojos de visitante

Solo el Centro Histórico guarda joyas arquitectónicas e historias que nos harán redescubrir los tesoros que guarda la Ciudad Blanca y el encanto que hemos normalizado, cuando otros llegan desde lejos para disfrutarla

La Revista

Para admirar las maravillas arquitectónicas con las que Arequipa se luce, hay que pasear por el Centro Histórico y, si uno es arequipeño, o reside en la ciudad, es momento de un redescubrimiento que lo dejará maravillado.
Sí. Como si fuera un visitante. Y no es que la valoración sea mayor o mejor, es solo que cuando estamos de forasteros en algún lugar, tratamos de no perdernos ningún detalle y preguntamos o buscamos la historia que describa lo que estamos apreciando.

El Centro Histórico de Arequipa, que es Patrimonio Cultural de la Humanidad desde noviembre del año 2000, debería exigirnos a propios y extraños, esa observación acuciosa que por el mismo trajín de la vida cotidiana, ha hecho que las bellezas que contiene, se conviertan en parte del paisaje y pasen como simples planos o fondos de escenario cuando nos movilizamos de un lugar a otro.

PLAZA DE ARMAS, EL CENTRO DE ABASTOS DE AREQUIPA
Es desde aquí, desde donde todo comienza para el arequipeño y desde
donde debería empezar a “turistear” su ciudad. Dicen que…

Lea el artículo completo descargando la edición digital de este número aquí

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE