¿Eres feliz con tu sexualidad?

Mural
Eres feliz con tu sexualidad

¿Vives tu sexualidad sin represiones? ¿Expresas tus deseos o fantasías a la pareja? ¿Dedicas tiempo para disfrutar tu sexualidad? ¿Insistes a tu pareja para tener relaciones o alguna práctica sexual que no le guste?

Estas son algunas de las preguntas que pueden ayudar a descubrir si se eres feliz en el plano sexual. Y, aunque pocas personas reparan en este tipo de felicidad, es preciso mencionar la importancia de vivir su sexualidad de manera plena, pues es inherente al ser humano.

“Es necesario sentirse cómodo y tranquilo con su vida sexual, porque es inherente al ser humano, está presente desde que se nace hasta que muere. La sexualidad no solo abarca la parte erótica, sino también la afectiva. Entonces, tener un bienestar en este aspecto es fundamental para el desarrollo de toda persona”,

manifiesta Sara Mendoza, especialista en salud sexual y reproductiva de APROPO.

Para ser conscientes de que es un derecho ser feliz en el plano sexual, es necesario que se tenga un conocimiento de lo que significa. Por ejemplo, que una persona pueda conocer qué es lo que le agrada o lo que no en el momento de la intimidad.

“También implica ser responsable, pues es mejor vivir una vida sexual sin riesgos, ni preocupaciones. Para eso es necesario utilizar condón en cada relación sexual, ya que tiene una doble protección: previene los embarazos no deseados y las Infecciones de Transmisión Sexual”, indicó Mendoza, quien también responder consultas sobre sexualidad a través de línea SOS Perú a través del WhatsApp 987960760.

Si de repente no encuentras la felicidad en este aspecto. Todavía estás a tiempo de poder evaluar qué es lo que le falta a tu vida para poder disfrutar de una sexualidad plena.

Algunos de los factores que pueden orientarlos a una vida sexual es darse un tiempo para los encuentros íntimos o evitar pensar en problemas durante ese momento. Encontrar en tu pareja, no un medio para satisfacerse, sino que ambos puedan darse placer, sin violencia o presiones.

Por Sara Mendoza, especialista en salud sexual y reproductiva de APROPO.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE