Contraloría encuentra irregular compra de planta de oxígeno de la Universidad San Agustín

Por recibir equipamiento incompleto y no aplicar penalidades se habría generado un perjuicio de S/ 160 mil

Ciudad
unsa

Según la Contraloría, se ha producido un perjuicio económico de 160 mil 644 soles en la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), por irregularidades en la adquisición e implementación de la planta generadora de oxígeno medicinal para pacientes con COVID-19.

El informe comprende el período del 20 de julio 2020 al 20 de junio 2021. En él se señala presunta responsabilidad penal y administrativa en tres funcionarios de la anterior gestión (2016-2021). Se trata de la subdirectora de Logística Marilia Zúñiga Paco, la asistente legal Yolanda Béjar Atoche y el Jefe de la Oficina de Responsabilidad Social, Luis Gamero Juárez. Las primeras dos personas continúan en los mismos cargos en la actual administración (2021-2026).

En detalle, apunta que en noviembre de 2020, la Subdirección de Logística de la UNSA anuló, sin sustento técnico legal, la primera orden de compra que se había aprobado el 28 de setiembre de 2020. Esta orden tenía un plazo de ejecución de 45 días calendario. Luego, emitió una nueva disposición para adquirir una planta de oxígeno también en un plazo de 45 días, pero no precisó marcas ni modelos.

Asimismo, aprobó una ampliación de plazo en forma improcedente, por lo que la entrega de la planta de oxígeno medicinal se produjo recién el 15 de diciembre de 2020. Los equipos eran distintos a los ofrecidos en la propuesta del postor, sin marca, sin fecha de fabricación ni procedencia, además de estar incompletos.

Después de la entrega de los equipos, la universidad regularizó el contenido de la última orden de compra. Pese a las observaciones advertidas, la Oficina Universitaria de Responsabilidad Social otorgó la conformidad a la recepción, instalación y puesta en funcionamiento de la planta generadora de oxígeno medicinal, el 30 de diciembre de 2020.

Características de la planta de oxígeno de la UNSA

Sin embargo, no se advirtió que el contratista no cumplió con las especificaciones técnicas ofertadas ni entregó la totalidad de equipos adquiridos. Esto suponía la aplicación de penalidades por mora que supera el 10% del monto del contrato y pago por equipos no entregados. La inaplicación de penalidades habría ocasionado un perjuicio económico a la Universidad de S/ 160 643,80.

La inversión total de la UNSA en la adquisición, operatividad y funcionamiento de la planta generadora de oxígeno medicinal fue de S/ 1 456 898. Tiene una capacidad de producción de 20 a 25 m3/h, con estación de llenado, incluida la instalación, destinada a abastecer los requerimientos de la universidad.

El informe de Auditoría de Cumplimiento a hechos fue elaborado por el Órgano de Control Institucional (OCI) de la UNSA y comunicado a la entidad. Se encuentra publicado en el portal institucional de la Contraloría (www.gob.pe/contraloria).

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE