Las 4 vueltas del año

"Para colmo, en 2022 hay un nuevo proceso electoral, donde se elegirán más de 2 mil alcaldes y 24 gobernadores regionales. Desde ya, nadie cree en ellos"

La columna
Composición: Infomercado

Las elecciones 2021 nos grafican como país: los abismos sociales, la falta de civismo, una extraña y autodestructiva inclinación por la agresividad y la permisividad para con nuestra opción política. Y la improvisación. Improvisación a la hora de votar, o de echarse un discurso, ya sea si se es candidato o un “ciudadano” opinando en sus redes sociales. Dando vueltas. Somos un país “al champú”.

Así, este año tuvimos 4 vueltas electorales y la cuarta aún no termina. La primera ya nos hacía avizorar lo que sería la lucha fratricida que estaba por venir: demolición del centro político a cargo de los extremistas y nuestra deficiente cultura política.

La segunda, de lucha encarnizada por el poder: el racismo, clasismo y otras taras nacionales acompasada por la venalidad de la gran prensa nacional, vergonzosa.

La tercera vuelta se dio entre el 7 de junio y el 25 de julio. Estuvo en disputa el reconocimiento del resultado oficial de las elecciones. El trofeo era la posibilidad de anular los comicios y para ello se llevaron de encuentro a los organismos electorales y a la lógica elemental. Operadores legales encabezados por la patética figura de Lourdes Flores prestando sus servicios a la versión fraudulenta de que “hubo fraude”.

Varias figuras cayeron en esta etapa de sus pedestales mediáticos, incluyendo periodistas como Mávila Huertas, el Nobel Mario Vargas Llosa y hasta figuras del espectáculo como Magaly Medina y Gisela Valcárcel.

Pese a todo, se dio el reconocimiento oficial del resultado electoral y así es como pasamos a una cuarta vuelta, en la que está en disputa la presidencia. Un sector del Congreso espera hacerse de ella a través de la vacancia del presidente y su vicepresidenta, en seguidilla; mientras desde el Ejecutivo se lanzan boomerangs casi a diario, abonando -increíblemente- el mismo terreno que la oposición.

Así llegamos al fin de año con un primer intento de Vacancia Presidencial, 11 cambios ministeriales, 2 ministros censurados en el Congreso y un debate en el Parlamento español acerca del comportamiento de la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva.

¿Cuándo terminará esta cuarta vuelta? Solo hay dos salidas posibles: la oposición logra la mayoría necesaria para vacar al presidente, en cuyo caso, probablemente se tendrá que adelantar las elecciones; o el Congreso se deslegitima por mano propia y se impone una mayoría moderada que conviva con el Ejecutivo de manera precaria por un tiempo mayor, aunque tampoco se puede garantizar que dure 4 años.

Y mientras todo indica que no habrá tregua, una parte de la opinión pública se fanatiza y continúa la guerra de insultos, en 4 o 5 vueltas. Otra parte se refugia en la indiferencia y muchos pierden la esperanza. Para colmo, en 2022 hay un nuevo proceso electoral, donde se elegirán más de 2 mil alcaldes y 24 gobernadores regionales. Desde ya, nadie cree en ellos. Y ése es el resultado de lo que nos ha ocurrido como país en 2021.

La responsabilidad es colectiva y la salida tiene que serlo también. O no habrá ninguna.

Que el juicio se reinstale en el Perú, es mi deseo para todos ustedes.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE