Kimmerlee Gutiérrez: ¿demuestra liderazgo la nueva gobernadora regional de Arequipa?

Rescatar de la crisis a un gobierno regional que se ha ido desmoronando en los últimos tres años, resulta un desafío para cualquiera. A dos meses y medio de que Gutiérrez asumiera el cargo, aparecen los primeros cuestionamientos

Informe
Gobernador de Arequipa, Kimmerlee Gutiérrez, cumplió dos meses al frente de la región. Foto: Composición

Levantar una casa cuando ha pasado por allí un terremoto es seguramente complicado. El simil se podría aplicar a lo ocurrido en el Gobierno Regional de Arequipa, sacudido por el megacaso de corrupción que hoy tiene al exgobernador Cáceres Llica y parte de sus allegados en prisión. Y a quien le toca levantar al GRA de sus escombros es a Kimmerlee Gutiérrez, quien asumió el cargo luego del fallecimiento de su propio padre.

Con escasa experiencia en la gestión pública, ya que ella solo ha sido consejera regional con un desempeño poco sobresaliente, se presentó como candidata para suceder al vicegobernador Walter Gutiérrez, su padre, tras su fallecimiento. El líder político no llevaba más de tres semanas reemplazando a Elmer Cáceres Llica, cuando la enfermedad de la covid-19 complicó su salud y le cobró la vida.

Entonces, la consejera Kimmerlee Gutiérrez se convirtió en la segunda mujer en gobernar Arequipa, después de Yamila Osorio. A sus 40 años, tomó la posta dejada por su padre y asumió el cargo un 3 de diciembre de 2021, en medio de críticas y dudas sobre su vinculación con el caso “Los hijos del cóndor”. “Yo he sido mencionada en los audios, pero no debo nada”, respondió a los periodistas cuando se le preguntó si ella también pidió terrenos en Majes, tal como hicieron un grupo de consejeros alineados con Cáceres Llica.

En su primer mensaje, Gutiérrez ofreció dos cosas: la primera, luchar contra la corrupción y la segunda, reactivar los proyectos paralizados, entre ellos Majes Siguas II. Para esto, anunció que pondría en práctica su experiencia y conocimientos como economista formada en una universidad europea (Universidad Milano – Biccoca de Italia).

Gobernador de Arequipa no despega

En un escenario complejo como éste, donde la tercera ola del coronavirus vuelve a afectar el sistema de salud y, por otro lado, se requiere reactivar la economía, el desempeñó de la gobernadora aún no cubre las expectativas.

Kimmerlee Gutiérrez genera críticas por su carencia de liderazgo para hacer frente a problemas como la falta de empleo y la inseguridad, señaló el consejero Harberth Zúñiga. En este corto tiempo, la gobernadora no ha logrado el consenso necesario para la firma de la adenda 13 del proyecto Majes Siguas II. El Consejo Regional se niega a darle la autorización para que suscriba este acuerdo con la concesionaria Cobra. Aunque también reconoce que la relación con el Legislativo ha mejorado.

Si bien 13 meses es un periodo corto que tiene por delante, el consejero Zúñiga sostiene que a la gestión le falta planificación, una “hoja de ruta” que la encamine, indicó. “No digamos que no se ha hecho nada, se han hecho algunas cosas. Pero se necesita más, el tiempo nos gana. Se necesita más liderazgo”, afirmó.

La preocupación recae en especial en aquellas obras que llevan paralizadas incluso desde antes de la gestión de Elmer Cáceres Llica. Por ejemplo, culminar la construcción de los hospitales de Chala, Camaná y Cotahuasi. Para esto, se requiere aumentar otros 96 millones de soles de presupuesto para que los proyectos se retomen, un dinero que bien hubiera podido destinarse para otras obras. Lo mismo sucede con otras obras como la carretera Vizcachani y Caylloma, la autopista Arequipa – La Joya, la vía 4 carriles, el hospital Maritza Campos, entre otros. El reclamo también viene de la clase trabajadora. El secretario del gremio de Construcción Civil, Luge Espinoza, le ha pedido a la autoridad destrabar las obras y generar más empleo en la región. “Solo pedimos que cumpla su compromiso”, ha demandado.

Otro aspecto que se le cuestiona es el incumplimiento de los compromisos asumidos. Una crítica que vino del Consejo Regional de Decanos de Colegios Profesionales (Conrede) es que la gobernadora faltó al acuerdo que inicialmente firmaron con los colegios profesionales. Este consistía en apoyar con técnicos y profesionales calificados a la gestión de Gutiérrez; sin embargo, fueron dejados de lado. Sin más comunicación, la autoridad solo convocó a su círculo más cercano. El presidente Graciano del Carpio dijo que esto generó incomodidad y fue tomado como una falta de respeto ya que tenían toda la intención de apoyarla. “Quisimos colaborar, ese fue el compromiso…Nosotros no queríamos nombramientos, queríamos apoyarla con profesionales probos, pero no tuvimos la oportunidad de hacerlo”, dijo.

No obstante, el presidente del Conrede espera que la gobernadora pueda sacar adelante los proyectos emblemáticos, aunque reconoce el corto tiempo que le queda. “Han dejado a la región con problemas que no son tan fáciles de solucionar. Esta situación es compleja, la misma región no está bien organizada, yo le deseo lo mejor y que todos empujemos el carro a la misma dirección”.

Asimismo, su performance como autoridad tampoco convence. Algunos ciudadanos la criticaron por redes sociales después de que brindara una entrevista en un canal nacional. Ella no supo contestar adecuadamente cuando se le consultó sobre la coyuntura nacional y los cambios en la gestión del presidente Pedro Castillo. Prefirió abordar solo su agenda en la capital.

Las debilidades que hay en su entorno

A los pocos días de tomar las riendas de la región, Kimmerlee Gutiérrez revocó todas las designaciones de su predecesor. Retiró a todos los altos funcionarios colocados por Elmer Cáceres Llica, con excepción del médico Christian Nova Palomino. Aunque lo sacó de la gerencia regional de Salud, después lo nombró asesor de su despacho.

Pero gran parte de su equipo lo conforman personajes que en el pasado estuvieron vinculados al APRA. Encabezando la lista se encuentra el gerente general Jorge Luis Suclla Medina, que militó por 12 años (2008-2021) en el partido de la estrella. Él es actualmente su mano derecha en la administración del GRA. Y antes de eso fue su asesor en el Consejo Regional. Parte de los cuestionamientos que se le hace es su falta de experiencia en la gestión pública ya que la mayor parte de su carrera la ha desempeñado como catedrático de Historia en la UNSA.

Lo mismo pasa con su asesor Julio Ardiles Balcázar, quien durante 9 años (2008-2017) integró las filas del APRA. Él es considerado como uno de los funcionarios con mayor influencia dentro de la gestión Gutiérrez. Sin embargo, tras su nombramiento salieron a la luz algunas denuncias que no lo dejan bien parado. Por ejemplo, registra una sentencia por demanda de alimentos de 2014. Según declaró auna emisora, la demanda llegó hasta el Juzgado de Paz debido a que no se ponían de acuerdo sobre el monto de la pensión que debía pasar a su hija. A su vez, su nombre apareció en sendos informes de Contraloría por incumplimiento de funciones.

Otro funcionario con pasado aprista es el actual gerente regional de Salud de Arequipa, Edilberto Salazar Zender, recientemente nombrado en reemplazo de Christian Nova Palomino. A pesar que se descartó cambios en este sector, Gutiérrez lo eligió después que el gerente cayó enfermo. Inmediatamente saltaron las críticas contra el exgerente de la Red Asistencial de Essalud Arequipa. Los señalamientos tenían que ver con las irregularidades que detectó la Contraloría en la construcción de ambientes del hospital Edmundo Escomel. Además, las denuncias de acoso y hostigamiento a trabajadoras cuando fue gerente en Tacna. Él ha negado todos los cuestionamientos.

Y el último aprista que hace poco dejó de asesorarla fue Edward Velarde Cáceres, quien en alguna ocasión postuló con la estrella a la alcaldía de JB y Rivero.

Otros funcionarios de su círculo también han sido cuestionados. Entre ellos, el gerente de Transportes, José Luis Aspilcueta, y el de Comercio Exterior, Roberto Calderón. El consejero Harberth Zúñiga sostuvo que sus nombramientos se debieron a la cercanía que tenían con el exasesor Edward Velarde. Asimismo, los trabajadores de Autodema criticaron el nombramiento de Carlos Guevara como asesor jurídico de la institución. La razón es el conflicto de interés que se generaría ya que fue abogado de la gobernadora en un proceso de reposición en contra de Autodema. Sin embargo, el gerente general de Autodema, Arturo Arroyo, ofreció que no se involucraría en casos que conciernan con trabajadores y el tema quedó allí.

Según el consejero Harbeth Zúñiga, el nivel de asesores con los que cuenta la gobernadora menoscaban la buena voluntad que dice tener para rescatar el GRA. A su vez, los cambios continuos de funcionarios le restan confianza a su gestión. “En menos de 45 días hemos tenido dos gerentes de transportes, dos gerentes de producción, eso no nos da estabilidad”, dijo.

Como resultado de estas decisiones, se ha verificado que el proceso de vacunación en los niños menores de 12 años ha decaído enormemente. El mismo Nova Palomino admitió que la región se ubicaba muy por debajo de otras regiones con apenas un 23% de cobertura; cuando antes era una de las regiones que lideraba la vacunación a nivel nacional. “Eso lo debe explicar la Gerencia de Salud, porque las vacunas han estado disponibles”, dijo. A eso hay que sumar las protestas de los trabajadores de salud del hospital Honorio Delgado que piden la remoción de su director Carlos Noguera.

En general, limpiar y reactivar la casa, le está tomando mucho tiempo a la gobernadora de Arequipa, a 10 meses de culminar se accidentada gestión.

Síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE