Repsol sigue buscando culpables del mayor desastre ecológico en costas peruanas

Derrame de petróleo afectó playas, 1,200 trabajadores del mar, más de 150 especies de fauna ahora sin hábitat y lo peor, sin fecha de retorno

Sociedad
Daños del mayor desastre ecológico en nuestras costas peruanas nos afectarán unos seis años más, según la ONU. Fotos: DW, Planeta Sostenible y OjoPúblico

A un mes del que ha sido considerado “el peor desastre ecológico ocurrido en Lima en los últimos tiempos”, la empresa española Repsol no solo ha emprendido una nueva estrategia con la que pretende culpar al buque italiano Mare Doricum como responsable de la fuga de petróleo, sino que ha señalado que ya limpiaron más del 70% del área afectada, pero solo del crudo que está en la superficie, mas no del fondo marino.

Oceana, organización internacional de defensa y conservación de los océanos, en relación a las últimas declaraciones del Secretario de Estado Español quien ha dicho que “la colaboración de la empresa ha sido encomiable”; precisa que la afirmación “está absolutamente alejada de la realidad”. “Solo busca minimizar la gravedad del derrame y eludir la responsabilidad que Repsol tiene en este crimen ambiental”, dice respecto a Repsol.

Más aún, señala que la empresa operadora de la Refinería La Pampilla, debe asumir su obligación al haber contaminado 7’139,571 m2 del mar peruano, con medio millón de galones de petróleo. Y además, destinar todos los recursos económicos y tecnología necesarios para ejecutar un plan de contingencia que evite que los derrames que han ocasionado continúen destruyendo nuestro mar.

Falta de mantenimiento de sistema de tuberías

En ese sentido, el medio OjoPúblico publicó fotografías que son parte de la investigación fiscal que se sigue a la empresa. Éstas revelan la aparente corrosión en los tubos de metal del ‘sistema submarino del terminal en la refinería’, más conocido como PLEM, por sus siglas en inglés. “Las imágenes muestran oxidación visible en dos tubos de acero que se desprendieron”, señala. Tres especialistas nacionales e internacionales analizaron las fotos y señalaron que presumiblemente hubo “falta de mantenimiento”.

Como se sabe, desde que se reportó el derrame de petróleo Repsol ha insistido en que no tiene responsabilidad en el hecho. Primero intentó culpar a la Marina del Perú por no comunicar del tsunami. Pero, en realidad, sí se alertó sobre un oleaje anómalo en la costa. Inmediatamente entonces, la empresa comunicó que fue por la “violencia del oleaje”, generada por la explosión volcánica en Tonga el 15 de enero. Luego, la empresa describió una ola tan poderosa que hizo chocar el buque contra la infraestructura del terminal en plena descarga. Testimonios de pescadores y otras embarcaciones en la zona, entonces, demostraron que no hubo tal.

Por otro lado, las imágenes tomadas a los dos tubos de acero corroídos y que se desprendieron del cuerpo del PLEM, son reveladoras. Y permiten afirmar que no tuvo que haber mucho movimiento para romperse y desgarrarse. Tal como lo sostiene Jorge Filinich, consultado por OjoPúblico, quien es perito naval que cuenta con una maestría en ciencias de seguridad marítima de la Universidad Marítima Mundial en Suecia. Además, tiende dos décadas de experiencia como consultor en casos de accidentes marítimos.

Ahora Repsol responsabiliza a barco italiano

Por otra parte, Repsol dio información inexacta a la OEFA, diciendo que se derramó solo un 0,16 de un barril, y luego se determinó que fueron 6 mil barriles. Para después, nuevamente, fijar la cantidad en 10.396 barriles de petróleo vertidos al mar. Fue poco antes que el ministerio del Ambiente informara que, en realidad, habrían sido unos 11,900 barriles.

Pero, de acuerdo a los peritos legales, la empresa que opera la Refinería La Pampilla no podría evadir su responsabilidad con el Estado peruano. Esto, por no contar con un plan de contingencia y tener una respuesta tardía al desastre.

En tanto, a la crisis ambiental se suma la crisis social que ha originado al dejar a más de 800 pescadores artesanales y otros 400 trabajadores de altamar sin trabajo. Como se sabe, la ONU estima que los daños por el derrame de crudo afectarán al menos seis años a la costa de Perú, según lo determinó la misión de expertos que llegó para investigar la magnitud del desastre que ha afectado no solo las playas de los distritos de Ventanilla, Santa Rosa, Ancón y Chancay; sino que también ha alcanzado a más de 150 especies de fauna silvestre marina, especialmente aves como piqueros o pingüinos. Por el momento, se han quedado privados de su hábitat natural y al igual que los trabajadores del mar, sin saber exactamente cuándo retornarán.

El Búho, para más noticias sobre Arequipa, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE