El abismo que amenaza con desaparecer el valle de Siguas y Majes I en Arequipa (VIDEO)

Un deslizamiento incesante en los linderos de Arequipa y Caylloma amenaza con desaparecer el valle de Siguas y las parcelas agrícolas del proyecto Majes I, ante la pasividad de autoridades y por la irresponsable utilización del agua para el regadío de terrenos

Reportaje
Los deslizamientos que amenaza con desaparecer el valle de Siguas y Majes I en Arequipa
Una de las últimas tomas realizadas del avance de los deslizamientos, el 5 de abril del 2021 (foto: Ingemmet).

El avance de los deslizamientos en el valle de Siguas ha convertido esta zona en una de las áreas más inestables de la región Arequipa. Lo que significa, no solo que se vuelve inhabitable, sino que los terrenos agrícolas de Majes I y del valle e infraestructura pública y privada, terminen siendo ‘tragados’ por este abismo. Este continúa avanzando de manera incesante, desde su primera detección en 2005, aunque los deslizamientos primigenios ocurrirían incluso desde 1993.

Los deslizamientos que afectan directamente a los distritos de San Juan de Siguas (provincia de Arequipa) y Majes (provincia de Caylloma), tienen un comportamiento que apuntan a dos frentes de avance. Uno se dirige hacia el valle de Siguas, con una velocidad promedio de 62 cm por mes. Esta es reconocible por ser la gigantesca masa de tierra que se desliza por la pendiente hacia la parte baja del valle. Estas mediciones corresponden a los monitoreos realizados entre abril y noviembre de 2021 por el Ingemmet.

El segundo frente de avance es el más fácil de identificar e impactante por su altura, y que se encuentra en la parte alta del valle de Siguas. Nos explica Joseph Huanca, especialista en Monitoreo de Deslizamientos del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet), que este frente tiene un avance retrogresivo. También amenaza un tramo de la Panamericana Sur y la planta de procesamiento de leche del Grupo Gloria.

Primer frente de avance es la masa deslizada que desciende hacia la parte baja del valle de Siguas, y el segundo frente de avance corresponde a los derrumbes que conforman la escarpa principal en la parte alta del valle.

Este segundo frente de avance de deslizamientos, por su naturaleza, no permite una medición precisa al tener un comportamiento heterogéneo. A partir de las grietas identificadas y cartografiadas, solo se puede predecir por dónde continuarán los derrumbes los siguientes meses o años.

Actualmente, entre el punto más cercano del abismo y la Panamericana Sur, hay 38 metros de distancia. Además, está comprometido el centro poblado Alto Siguas, cuyas primeras viviendas están a tan solo 160 metros de distancia del abismo. Incluso la vía alterna proyectada para rodear el tramo comprometido de la Panamericana Sur, está a 103 metros de distancia de la pendiente que avanza.

Las vibraciones que provoca el paso de vehículos pesados por la Panamericana Sur incrementa el avance de deslizamientos. Por eso se ha recomendado la clausura definitiva de este sector de la carretera.

Origen del abismo

Si bien hay factores naturales que han contribuido con la formación de este gigantesco abismo y su consecuente deslizamiento de enormes masas de tierra, también hay un factor humano determinante y detonante de todo. Entre los factores naturales cuenta la composición del subsuelo que favorece la filtración de agua. Además, suman la saturación del terreno y las pronunciadas pendientes de las laderas del valle.

Pero el causante directo de estos deslizamientos es el sobrerriego de las tierras en Majes I. Entre las conclusiones de los estudios que realizó el exgerente de Autodema y especialista en el proyecto Majes I, Isaac Martínez, figura que el agua de las 23 mil hectáreas de la primera etapa, ha sido utilizada para regar solamente 15 mil hectáreas, lo que significa décadas de un riego excesivo.

Martínez explica que “hay un exceso de riego en 100 hm3 (1 hectómetro cúbico = 1 millón de metros cúbicos) por cada año. Así, debajo de la irrigación habría un acuífero de 3 mil hm3, que por bombeo no se podría controlar”. Es decir, hay un equivalente a 3 mil millones de metros cúbicos de agua que se ha asentado en el subsuelo como producto del sobreriego.

Según las estimaciones de Isaac Martínez, quien ya había advertido sobre los fracasos en el proyecto Majes I, el nivel freático, es decir, la acumulación de agua subterránea, tiene un crecimiento constante de dos metros y medio de altura cada año. Este bolsón de agua, a escasa distancia de la superficie, sumado a los factores propios del terreno, ha causado uno de los deslizamientos más activos y alarmantes en el país.

“Si esto continúa así, va a llegar el momento en que el agua la vamos a tener a flor de tierra. Va a ser una pampa empantanada. Entonces comenzaría a producirse la degradación de suelos por salinización. Ya no se podrá sembrar porque el nivel del agua será muy alto y las plantas se van a ahogar. Se va a salinizar el suelo”

Exgerente de Autodema y especialista en el proyecto Majes I, Isaac Martínez.

El proyecto minero en etapa de exploración Zafranal realizó un exhaustivo estudio de aguas subterráneas en 2015. Mediante 36 perforaciones de pozos con una profundidad de 290 metros, realizaron un estudio que permite al especialista Martínez estimar que, según el avance, en aproximadamente 32 años aflorará el agua superficialmente por la quebrada Hospicio. Este es el punto geográfico crucial, ya que sería la primera exposición de la futura desaparición de los terrenos agrícolas de Majes I.

Deslizamiento en Majes y Siguas (Arequipa)
El área enmarcada en rojo expone toda la zona del deslizamiento, notándose claramente como la parte baja del valle en verde, fue sepultada por el deslizamiento de la masa de tierra (Fotos satelitales: Ingemmet).

El responsable de regular el agua de la represa Condoroma para las 18 mil hectáreas de Majes I (15 mil formales y 3 mil producto de invasiones) es el Gobierno Regional de Arequipa. Pero también tiene responsabilidad Autodema y la Autoridad Nacional del Agua, y ninguno quiere ganarse pleitos con las juntas de usuarios de Majes, que se resisten a esta regulación. Existen intereses privados, como el regadío de terrenos adyacentes invadidos que suman mayor capacidad de riego, o por la errónea idea que mientras más se riegue, más fructífera será la tierra.

Pérdidas en Siguas (Arequipa)

El segundo frente que apunta hacia la parte alta del valle de Siguas ya afectó una subestación eléctrica de Seal, que debió ser abandonada. Además, colapsaron 50 metros del canal madre del proyecto Majes I. Por esta razón se debió habilitar una red de tuberías subterráneas que se encuentran entre Gloría y la carretera.

Igualmente, se vieron inutilizados terrenos de cultivo, e incluso una vivienda que ha terminado en el lindero del abismo. Esto se aprecia en las últimas fotos del deslizamiento y es la imagen simbólica de la magnitud de este abismo andante.

En lo que se refiere a la parte baja del valle de Siguas, el cual está soportando el descenso de la impresionante masa de tierra y rocas, también ha sufrido destrozos. Entre ellos, ha sepultado pueblos ancestrales, y fundos que incluían extensos terrenos de cultivo.

Hectáreas sepultadas

En suma, en la parte alta del valle ya se han perdido 4.5 hectáreas de terrenos agrícolas del proyecto Majes I, además de 8.5 hectáreas de terreno eriazo. Desde el otro lado, la masa del deslizamiento que descendió hasta la parte baja, ya ha sepultado 30 hectáreas. De estas, 17 eran de cultivo propias del valle de Siguas y 13 de terreno eriazos incluido el área del río Siguas (Arequipa).

“Además, ha empujado el caudal del río Siguas hasta la parte más baja del valle, modificando su curso natural. Lo que podría originar ahí, ante una eventual aceleración de la velocidad de 62 cm por mes, la interrupción de su cauce. Pero ¿qué podría acelerar esto? Un evento externo como un sismo de una magnitud considerable, podría provocar que todo esto que observamos de una manera lenta, entre comillas, al acelerarse el movimiento de la masa deslizada y se pegue totalmente al otro margen del valle, originaría un represamiento de las aguas del río Siguas”

Ing. Joseph Huanca, especialista en Monitoreo de Deslizamientos del Ingemmet.

No hace falta decir que un desborde del río Siguas provocaría, entre otros, inundaciones y pérdida de terrenos dedicados al cultivo.

Los deslizamientos que amenaza con desaparecer el valle de Siguas y Majes I en Arequipa
En esta toma de un drone, puede apreciarse la altura de la escarpa principal; el equivalente a un edificio de 43 pisos aproximadamente (foto: Ingemmet)

43 pisos al vacío

Para entender mejor la dimensión del deslizamiento hasta el momento, cabe señalar que, desde la escarpa principal que es el punto más alto donde está la vivienda derruida, hasta el río Siguas que es la parte más baja por donde desciende el deslizamiento, hay 1.15 kilómetros; es decir 1.15 kilómetros de terrenos inutilizables. Recalcamos “hasta el momento”, porque ambos flancos de deslizamiento se mantienen muy activos. En sí, el área que ha dañado por completo el deslizamiento es de aproximadamente un kilómetro cuadrado.

“Es una zona donde no se recomienda construir ningún tipo de infraestructura, ni agrícola, es muy inestable”

Ing. Joseph Huanca, especialista en Monitoreo de Deslizamientos del Ingemmet.

Para entender la altura de este precipicio, desde la casa abandonada en el lindero del abismo hasta el primer desnivel, la caída es de 100 metros aproximadamente. Es decir, el equivalente a un edificio de 43 pisos (2.3 metros por cada piso).

Ingemmet

Futuros derrumbes en la región Arequipa

Mediante los últimos estudios se detectó que en la corona del deslizamiento, ubicada entre la Panamericana Sur y la escarpa principal, hay grietas de varios metros de extensión. Dado el carácter heterogéneo de este segundo frente en la parte alta del valle, ya es posible prever los próximos derrumbes.

El GPS diferencial, que tiene una precisión en centímetros, permite este monitoreo exhaustivo del Ingemmet, sumado a los sofisticados drones Matrice 300RTK, eBee Plus. Son 26 puntos de control, es decir hitos geodésicos colocados en la masa de tierra deslizante. Cada 3 meses aproximadamente se realiza el levantamiento de los puntos para calcular la velocidad del movimiento de la gigantesca masa de tierra.

13 millones de soles al agua

El mayor intento que una gestión del Gobierno Regional de Arequipa realizó para mitigar el avance de los deslizamientos, fue la de Yamila Osorio. Pero este intento terminó en un millonario despilfarro. En 2017 se construyeron 6 pozos tubulares para evacuar las aguas subterráneas, como salvataje para el valle de Siguas. La inversión fue estimada en 13 millones 510 mil soles, a cargo de la empresa Operadores Mineros del Perú S.A.C.

Supervisión de Yamila Osorio durante la construcción de los pozos, en abril de 2017 cuando ejercía el cargo de gobernadora regional.

Estos pozos buscaban detener el agua que, desde las tierras de Majes I, se venía vertiendo de manera desproporcionada; pero era un despropósito per se. La razón fue que no se atacaba el origen del problema, que es el riego en exceso. Más bien, se pretendía extraer el agua, lo que tampoco era conveniente desde el criterio de costo / beneficio. Isaac Martínez recuerda que advirtió de la inutilidad de los pozos a Yamila Osorio, pero no sirvió para disuadirla de llevar adelante este millonario proyecto.

Extraerá 120 m3/s de agua, explicó de manera cándida Luzgardo Vega Valencia, exgerente de operaciones y mantenimiento de la Autoridad Autónoma de Majes (Autodema) en abril de 2017.

Un fracaso advertido

El tiempo le enrostró la realidad a Vega Valencia, y aún se espera su funcionamiento. Joseph Huanca, especialista en Monitoreo de Deslizamientos del Ingemmet en Arequipa, confirmó que en estos años no hubo ningún impacto notorio en desacelerar los deslizamientos. Quedó claro que los pozos terminaron siendo obsoletos antes de su uso.

“Yo sabía que nunca habían implementado el equipo de bombeo, solamente la perforación es lo que hizo Yamila, le faltaba el equipamiento. Ahora, es probable que nunca hayan comprado el equipamiento porque precisamente se dieron cuenta o alguien les diría que eso no era ninguna solución. Si es que se logra bombear esa agua, solamente se logra la solución para ese punto, una solución parcial. Porque van a interceptar el agua subterránea que se aproxima a ese lugar, pero no vale la pena, no es ninguna solución. Eso yo le dije a Yamila cien mil veces en varias reuniones”

Exgerente de Autodema y especialista en el proyecto Majes I, Isaac Martínez.

Hasta el momento, ninguna autoridad en la región ha considerado con seriedad esta amenaza al valle de Siguas y al multimillonario proyecto Majes. Entretanto, el abismo continúa avanzando, imparable.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Una respuesta a “El abismo que amenaza con desaparecer el valle de Siguas y Majes I en Arequipa (VIDEO)”

  1. willy rios dice:

    El reporte del Ingeniero Isaac Martinez del INGEMMET, sobre los gigantescos deslizamientos de tierra en el Valle de Siguas, es muy preciso, exacto y completo. Conozco el Valle de Siguas desde mi niñez, y aun lo visito varias veces al año en mis viajes al Distrito de Huancarqui,Valle de Majes, donde vivieron mis padres.
    Desde aqui hago un llamado, suplico, a las autoridades competentes que ejecuten inmediatamente las medidas indicadas por los expertos en Geología/Ingenieria. No hay tiempo ahora para acusaciones y juicios politicos. La ciencia indica que el uso excesivo de agua por los agricultores mal informados, es la causa principal de este desastre inminente: se ha formado un lago subterráneo con mas de 3,000 millones de metros cúbicos de agua, en medio de las Pampas de Majes I, y sigue creciendo cada dia mas y mas y en opinión del Ingeniero I. Martinez, este se convertirá en un gigantesco lago pantanoso , o causará un deslizamiento catastrófico, o ambos.
    Dr. Willy Rios Araico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE