Historias de Arequipa: Una pregunta a propósito de un confesionario

Una anécdota histórica narrada por Juan Guillermo Carpio Muñoz, a propósito del inicio de la semana santa en el emblemático convento de Santa Catalina

Historia

Como quien no da crédito a lo que se dice, La Bolsa, de Arequipa, informó el 24 de enero de 1876, página 2, que un sacerdote extrajo un confesionario de la iglesia de Santa Catalina . Y colocó en su lugar uno de su propiedad “que reserva a su uso personal, conservándole cerrado con llave cuando cesa hacer uso de él”. El cronista condenó con acritud al no identificado sacerdote y concluyó su nota así; “Nos resistimos a dar crédito del hecho que motiva estas líneas, y ojalá que no haya llegado a verificarse”.

En la siguiente edición del periódico “Uno que lo sabe” (seguramente el sacerdote aludido que prefería quedar en el anonimato) contestó el reproche, refiriendo que el “digno sacerdote” propietario de un confesionario que tenía en la cárcel, debiendo inventariarse los bienes de esa capilla por la muerte de su sacristán, hizo trasladar su mueble a la iglesia de Santa Catalina, “previo permiso de la Madre Priora y del señor Capellán” y, agregaba: “El confesionario está cerrado, porque es justo que el dueño de una especie la guarde para su uso, y no suponemos que la persona que le ha transmitido tan curiosa queja, sea partidaria de la Comuna”.

Usted, estimado lector de Texao, que obviamente no es el autor de la “curiosa queja”. ¿Es partidario que los confesionarios sean de propiedad personal de los clérigos o, es usted un temible “partidario de la Comuna”? Para escuchar su confesión deambulan los manes del sacerdote de nuestra anécdota entre los maderos de algún confesionario de la iglesia catalina que usted podrá identificar si escucha una voz de ultratumba decir: “Es míooo, solo míooooo”.

(En las citas textuales que se hacen en esta obra se respeta la ortografía de sus originales)

Juan Guillermo Carpio Muñoz
Texao. Arequipa y Mostajo. La Historia de un Pueblo y un Hombre. Tomo I. Pág. 634

Para más artículos de Arequipa, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE