Canatur prevé la recuperación turística peruana para el año 2023

La constante incidencia del virus en 2021, sumada al déficit de vacunación puesto en marcha en los meses clave, retuvo de manera radical toda posibilidad de hacer turismo dentro del país

Viajes
Canatur prevé la recuperación turística peruana para el año 2023

Las cifras invitan al optimismo. La Cámara Nacional de Turismo de Perú (Canatur) cerró el año anunciando el panorama de futuro que previsiblemente experimentará el país en materia turística. Se estima que a lo largo del 2022 el turismo nacional registre más de veintidós millones de desplazamientos de tipo vacacional. Es decir, una subida de algo más del cincuenta por ciento con respecto al último curso.

El presidente de Canatur, Carlos Canales, ha remarcado el buen estado de forma que vive Perú en este sentido. Y es que las expectativas tras el azote de la pandemia se han venido arriba toda vez que el ochenta por ciento de la población tiene la pauta completa de la vacuna contra la Covid-19. Se trata de un escenario que suaviza las restricciones de movilidad y que permite mayores opciones de cara al viaje.

La constante incidencia del virus en 2021, sumada al déficit de vacunación puesto en marcha en los meses clave; retuvo de manera radical toda posibilidad de hacer turismo dentro del país. De hecho, tan sólo se contabilizaron catorce millones de viajes, unos números que evidenciaron el impacto que dejó la pandemia en el sector.

Desde Canatur aseguran que el objetivo de los operadores debe centrarse ahora, principalmente, en aprovechar la confianza que los viajeros vuelven a tener. Y no sólo con respecto a los destinos nacionales, sino también incluyendo la recepción del turismo internacional. Las expectativas marcadas para esta última modalidad señalan que este año podrían llegar a recibirse los dos millones de visitantes. Los registros de la temporada pasada indican que llegaron a Perú más de cuatrocientos mil viajeros procedentes de otros países. Así, teniendo en cuenta que las aduanas vuelven a estar abiertas, todo hace indicar que la afluencia podría verse cuadruplicada.

Semana Santa

El trabajo que se plantea en estos momentos es el de mantener la buena racha de ocupación que ha traído consigo la Semana Santa. Para estas fechas, los registros han marcado desplazamientos de más de un millón y medio de personas dentro del país; una cifra que se ha traducido a su vez en casi dos mil millones de soles de beneficio económico. Según los datos manejados por Canatur, los viajes turísticos más comunes han sido los itinerarios de corto alcance dentro de una misma región.

Los destinos elegidos por la mayoría de las familias en estas fechas han sido de carácter costero. Las playas del norte y del sur del país son las que mayor demanda han despertado; Punta Negra, Naplo, Punta Hermosa, Arequioa o Ica ocupan las primeras posiciones. Por su parte, el turismo de interior está siendo protagonizado por lugares como Ayacucho, Cajamarca o la Sierra Central. La ciudad de Tarma ha experimentado un significativo repunte de visitantes en estos días; y es que se trata de un enclave que encierra una de los eventos religiosos más importantes de todo el país.

Carlos Canales ha señalado asimismo la importancia que está teniendo sobre el sector el hecho de volver a poner en circulación los diferentes paquetes turísticos. Se trata de una decisión que viene propiciada en parte por el respaldo del decreto de urgencia puesto en marcha por el gobierno, cuya finalidad es la de garantizar un mayor nivel de seguridad dentro del espacio público. Está claro que una medida de este tipo contribuye siempre a que los ciudadanos acaben decantándose por viajar en días señalados. La estimación al respecto apunta a que el gasto medio de cada turista podría oscilar entre los seiscientos y los dos mil soles en Semana Santa.

Una lenta recuperación

Aunque el escenario turístico actual empiece a dar síntomas de recuperación, desde Canatur aseguran que esta todavía sigue siendo algo tímida y que este año no ha habido opción de llegar a los números registrados en la Semana Santa de 2019. El estado general del turismo peruano exige para este año una respuesta inmediata, por lo que el sector ya prepara algunas medidas encaminadas a la reactivación.

Uno de los puntos fundamentales a tratar es el relativo a la ciberseguridad que ofrecen al usuario los principales turoperadores del país. El creciente número de ataques informáticos está provocando la retención del consumo de paquetes turísticos a través de internet. Según datos del portal estadístico Comparitech, Perú ocupa a día de hoy el tercer puesto en el ranking de países de Sudamérica que más intentos de agresiones cibernéticas reciben al cabo del año. Tampoco resulta esperanzador el último informe elaborado por Fortinet, que concluye que el país andino sufrió más de once mil millones de intentos de hackeo durante el curso pasado.

Ante este panorama, las empresas turísticas están reforzando su dotación tecnológica en internet para convertirse en espacios seguros y despertar la confianza entre la clientela. El cifrado de datos personales es en la actualidad el recurso estrella que garantiza la protección online de los turistas. Para ello, las compañías están implementando en sus páginas web el denominado protocolo SSL (Secure Sockets Layer) de 128 bits, cuya función no es otra que la de salvaguardar la información sensible de los usuarios en las pasarelas de pago frente a la amenaza de los hackers.

El modelo a seguir es el establecido por los grandes entornos digitales que acostumbran a realizar miles de transacciones económicas diariamente, como son las entidades bancarias o las plataformas de juegos de azar. De hecho, tanto los bancos como los mejores casinos online en Peru incorporan el sistema SSL a la hora de proteger números de cuenta o contraseñas particulares, evitando así que terceras personas tengan acceso al contenido privado de los usuarios. Un algoritmo diseñado para la ocasión se encarga de generar claves aleatorias de 128 bits de tamaño que sirven para proteger la información que viaja desde la web hasta el servidor. Se trata de la tecnología más avanzada que existe, por lo que no resulta extraño que el sector turístico esté empezando a hacerla suya.

La Cámara Nacional de Turismo señala que 2023 podría ser el año que recuperase las cifras cosechadas en tiempos prepandémicos. Por el momento, la previsión marca que a lo largo de esta temporada se realizarán unos treinta millones de viajes nacionales; números que todavía quedan lejos de los cuarenta y ocho millones de hace tres años. Está claro que la Semana Santa supone un punto de inflexión, pera la necesidad de mejorar las herramientas y las campañas de promoción se vuelve indispensable.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE