Toque de queda en Lima: desconcierto y reacción ciudadana en contra de la medida

Miles de ciudadanos se enteraron esta mañana que había toque de queda en Lima, lo que causó desconcierto y molestia con el pasar de las horas.

Informe
Fuertes enfrentamientos se protagonizaron en la Av. Abancay entre los policías y manifestantes que protestaban por el toque de queda que declaró por un día el gobierno pero que luego retiró.

Tras el mensaje a la Nación del Presidente de la República, Pedro Castillo, al bordear la medianoche del lunes 4 de abril, se ponía en marcha, a partir de las 2 de la mañana, la inmovilización de los ciudadanos en Lima y Callao. Inmediatamente en las redes sociales se expresó la reacción a la medida, rechazándola, tanto por ciudadanos como instituciones.

Poco a poco comenzó a crecer la disconformidad de los ciudadanos quienes se manifestaron con diversas acciones que desafiaron el toque de queda dispuesto, pese a que sus derechos ciudadanos se encontraban suspendidos.

Desde muy temprano en la mañana de este martes 5 de abril, muchos limeños despertaron sin saber que se había decretado la inamovilidad social para Lima y Callao y salieron a trabajar y/o abrieron sus pequeños negocios, e incluso, algunos supermercados también lo hicieron. Así, cientos de personas comenzaron a juntarse en los paraderos, esperando una movilidad que los llevara a sus trabajos.

Miles de ciudadanos fueron sorprendidos con el toque de queda dispuesto por un día para Lima y Callao. Foto: RPP
Contingentes de soldados se apostaron desde muy temprano en las zonas de mayor confluencia de personas.

En las primeras horas de este martes, en la capital, las calles lucían vacías de vehículos. Algunos taxis trasladaban a los ciudadanos que debían atender los servicios médicos, farmacias, estaciones de gasolina y gas, entre otros esenciales. Se vio muy pocas unidades particulares.

Los ciudadanos optaron por caminar hacia su trabajo o tomar taxis para trasladarse.

Desde el lunes 4 ya se escuchaban los cacerolazos en la ciudad capital, y aunque no se difundió masivamente, la protesta ciudadana era en contra del gobierno. El primero fue a las 8 de la noche, cuando nada hacía presagiar que horas más tarde, el gobierno dictaría el toque de queda para Lima y Callao. Este martes al mediodía se dejaron escuchar nuevamente la ollas y pitos, pero ahora en contra de la medida dispuesta por el Ejecutivo.

Desde sus casas o algunos ciudadanos incluso en el frontis de sus edificios o en la calle hicieron sentir su protesta en contra del gobierno.

Pasan las horas y la gente comienza a salir de sus casas para marchar hacia la Av. Abancay donde se ubica el Congreso, en el Centro de Lima; o a la Plaza San Martín para hacer sentir su voz de protesta. Desde todos los puntos, La Molina, San Isidro, Centro de Lima, Chorrillos, todos se enrumban al centro caminando, portando carteles, la camiseta de la Selección, o la bandera y haciendo sonar sus pitos, o matracas.

Desde el distrito La Molina, los ciudadanos salen para tratar de llegar al Centro de Lima. Desafiando el toque de queda y el principio de autoridad.

Los manifestantes han ido caminando por las diferentes calles y avenidas que los lleven hasta la Plaza San Martín o la Av. Abancay. Mientras que en el Congreso se encontraban reunidos el presidente Pedro Castillo y algunos ministros con la presidenta del Congreso, María del Carmen Alva, la Junta de Portavoces y algunos congresistas de Perú Libre.

Vistas de la Vía Expresa y la Avenida Abancay con los ciudadanos movilizándose hacia el Congreso de la República.

El jefe de Estado, Pedro Castillo, participó junto a los ministros en la Junta de Portavoces, en el Congreso. La reunión la presidió María del Carmen Alva y contó con la presencia de los congresistas voceros de las diferentes bancadas. Luego de un par de horas, el presidente de la República anunció (alrededor de las 17:30 horas) que a partir del momento “vamos a dejar sin efecto esta inamovilidad que corresponde a la tranquilidad del pueblo peruano”.

Pese a que la Policía hizo denodados esfuerzos para que los manifestantes no ingresen a las calles más cercanas al Congreso, dada la ventaja numérica por encima de los efectivos policiales y la presión que ejercían, algunas personas lograron ingresar, produciéndose fuertes enfrentamientos. 

Serios enfrentamientos se producen en la Av. Abancay a donde siguen llegando más ciudadanos. Aquí la marcha se tornó en violenta con policías heridos.

Más de 20 efectivos de la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la Policía Nacional del Perú (PNP) resultaron heridos en los enfrentamientos protagonizados por algunos grupos de personas durante la protesta que se desarrolló este martes en los alrededores de la avenida Abancay, en el Cercado de Lima.

A los agentes del orden los trasladaron al Hospital Central de la PNP Luis N. Sáenz, en Jesús María, donde se les diagnosticó contusiones leves, producto de los objetos contundentes, como piedras, palos y botellas, que les arrojaron los vándalos que se habrían infiltrado en la marcha para azuzar a los ciudadanos que se desplazaban pacíficamente.

Una de las sedes del Poder Judicial fue vandalizada en horas de la noche. Delincuentes ingresaron saquearon y quemaron algunos ambientes. Foto: El Universo

Elvia Barrios, presidenta del Poder Judicial, dijo que “vándalos intentaron quemar los sótanos de la Corte Superior de Justicia donde hay expedientes de diferente naturaleza. Es un grupo que al parecer está direccionado” señaló.

El Búho, para más noticias de política nacional, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE