Los numerosos casos de plagio que se han denunciado y quiénes están involucrados

Presidentes, ministros congresistas, las denuncias de plagio se han vuelto frecuentes en el país, lo que refleja fallas en el sistema universitario peruano

Actualidad
Pedro Castillo, Rosendo Serna, Betssy Chávez, César Acuña, Patricia Juárez, Esdras Medina, Roselli Amuruz y Tania Ramírez.

Desde que se informó del supuesto plagio de la tesis de maestría del presidente de la República, Pedro Castillo y su esposa Lilia Paredes, se han ido sumando más denuncias de trabajos académicos de otras autoridades y personalidades, con similares características; y ha quedado en evidencia el negocio que opera alrededor de la elaboración de estas monografías.

De acuerdo a la denuncia, Castillo y la primera dama Lilia Paredes empezaron sus estudios en 2010 por cuatro semestres, de forma presencial. Esto, en la maestría en Psicología Educativa dictada por la Universidad César Vallejo en Tacabamba, cuya sede la cerró en 2017 la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu) por no tener autorización para operar.

Según lo revelado, la tesis para obtener el grado de Magister en Educación, de 121 páginas, denominada “La equidad de género y los aprendizajes significativos del área de personal social en los estudiantes del IV ciclo de la institución educativa N10465 Puña-Tacabamba-Chota”, luego de aplicarle el software Turnitin arrojó que 54 % de lo escrito es copia y pega.

Sin embargo, la propia universidad luego de un estudio académico concluyó que el trabajo mantiene su “aporte de originalidad”. Y que el porcentaje de similitud que mantiene con otros trabajos –de 43 %- está dentro de los parámetros admitidos por la casa de estudios. La investigación determinó que tiene 14 referencias no citadas y 16 citas que no están en la bibliografía de la obra académica.

Los plagios de los congresistas

De todos los casos conocidos hasta hoy, entre los más recientes están el del presunto plagio en las tesis de licenciatura y maestría de la congresista Tania Ramírez (Fuerza Popular), que se reveló el pasado domingo 15 de mayo. Ambas tesis fueron para la Universidad César Vallejo de Chiclayo. Pero una de ellas, según se ha informado, tiene muchas similitudes con la de otro estudiante, Joel Valle Gil, de la misma universidad. Los trabajos se realizaron paralelamente con el mismo asesor, Mario Ignacio Farfán Ayala.

Igualmente, se ha descubierto que el presidente de la Comisión de Educación del Congreso, Esdras Medina, en el año 2020 presentó un trabajo grupal –de 18 páginas- para su maestría, sobre una auditoría simulada a un colegio de Cerro Colorado en Arequipa. Pero es copia exacta de un informe de la Contraloría. Medina y sus compañeros solo quitaron encabezados y pies de página, dieron un formato distinto al documento y lo presentaron a la Universidad Andina Néstor Cáceres Velásquez (UANCV), como si fuera propio. Hay copy paste hasta de las fotografías del informe oficial y no se cita a la fuente. Medina dice que era para debatir y no exigían citar fuente.

Ministros que también “copiaron”

Antes, en marzo, se reveló que la ministra de Trabajo y Promoción del Empleo, Betssy Chávez, habría plagiado en su tesis de pregrado de 396 páginas y elaborada en el 2015. La misma que, tendría páginas copiadas de otros trabajos previos del 2009 y 2010 en un 49 %. Luego de ser sometida al software Turnitin por la Pontifica Universidad Católica del Perú, así como la Universidad Científica del Sur. Pero, aclararon que, en el 2015, aún no había una normativa que requiriera a las universidades sistemas para verificar la originalidad de las tesis. Chávez dijo que la acusación es una “consecuencia” del trabajo que realiza en el ministerio sobre las limitaciones a la tercerización laboral y porque está trabajando en el código laboral.

Otro ministro que habría plagiado en su tesis doctoral, es el ministro de Educación, Rosendo Serna. Según se reveló sería al menos el 70 %. Es decir que no es original, sino que usó textos que no le pertenecen y cuyas fuentes no citó. El doctorado es de diciembre del 2019. La tesis se titula “El marco del buen desempeño docente y la inteligencia emocional en los docentes de las Instituciones Educativas del nivel secundaria de la UGEL Huánuco, 2017”.

La investigación está en el repositorio de la Universidad La Cantuta, y es de 91 páginas. El Capítulo del Marco Teórico, es igual a otra tesis del 2018 de Klin Papas Tucto para un grado de maestría también en La Cantuta. Dicha casa de estudios precisó que recién desde el 2020 se utiliza el software Turnitin para la revisión de autenticidad de los trabajos de todos sus estudiantes, y Serna sustentó el suyo en diciembre del 2019.

César Acuña y sus dos plagios

En febrero del presente año, se denunció que la tesis de maestría de César Acuña titulada “Formulación de un sistema de pensiones educativas universitarias, basado en la situación socioeconómica y su incidencia en el rendimiento académico: el caso de la Universidad César Vallejo de Trujillo”, tiene plagios en su contenido. Frente a esto, la Universidad de Lima conformó una Comisión Especial que confirmó que la tesis de maestría del ex candidato presidencial César Acuña tenía “evidencias de plagio en cuatro modalidades”.

Todas versadas sobre “copia literal sin mención de fuente”, “aparente parafraseo”, “toma de ideas de otro autor”.  Sin embargo, sobre si se le retiraría el grado académico, la universidad precisó que es un procedimiento no normado por la Ley Universitaria. Y que se tendría que recurrir “a fuentes supletorias del derecho. En este caso específico, esperar el resultado de las investigaciones que realiza el Ministerio Público”.

Ya en junio del 2017, César Acuña también tuvo otra denuncia por plagiar su tesis doctoral para la Universidad Complutense de Madrid. Al final, dicha casa de estudios también determinó que no anularía la tesis doctoral porque no apreciaba “causas suficientes”. Por tanto, la Complutense explica en un comunicado que “no será posible el retiro” de su título de doctor. Esto en contra de la propuesta que formuló en su día su Comisión de Doctorado.

Otros casos al descubierto

Pero no solo hay plagios de tesis o trabajos de investigación. También se han descubierto copias exactas en dictámenes de las comisiones de trabajo del Congreso. En enero de este año, La República reveló que Patricia Juárez, presidenta de la Comisión de Constitución, presentó dos dictámenes con páginas íntegras copiadas de la web del JNE y de un artículo previo publicado en el 2019, sin citar la fuente. El documento de 51 páginas debería desarrollar toda la argumentación técnica y jurídica para el sustento y debería ser “redactada con mucha rigurosidad por los asesores contratados por Juárez en la comisión”.

Igualmente, la presidenta de la Comisión de Ética Parlamentaria, Karol Paredes Fonseca (Acción Popular), aunque negó haber cometido plagio en un proyecto de ley presentado por su despacho, según lo investigado por el mismo medio, copió dos párrafos del exparlamentario, Rolando Ruiz Pinedo, en una iniciativa legislativa para regular una intendencia nacional de bomberos y no citó la procedencia de los mismos de forma adecuada.

Asimismo, ya se había reportado el caso de la parlamentaria Rosselli Amuruz (Avanza País), quien habría copiado toda la exposición de motivos de un proyecto cuya autoría pertenece al también exlegislador, Daniel Oseda.

A nivel mundial también hay casos de plagio

El expresidente de México, Enrique Peña Nieto, según una investigación de Carmen Aristegui, plagió un tercio de su tesis de licenciatura de Derecho en 1991. De los 682 párrafos que contiene la tesis, de 200 páginas, titulada “Presidencialismo mexicano y Álvaro Obregón”; el 28,9 %, es decir, 197 párrafos, fueron plagiados, según la información.

En mayo de 2021, la ministra alemana de Familia, Franziska Giffey, solicitó retirarse de su cargo por la controversia en torno a su tesis doctoral de 2010. Su investigación doctoral estaba siendo verificada por la Universidad Libre de Berlín (FU) debido a una sospecha de plagio. Las sospechas continuaron y, en noviembre de 2020, Giffey anunció que dejaría de usar su título de doctorado.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE