Loreto: se presenta un caso de síndrome raro a causa de una oruga

Larva de insecto inyecta un veneno que hace que la sangre no coagule. Suero antilonómico se encuentra en Brasil y urge en Loreto

Sociedad
La sangre no se coagula cuando la oruga lonómica deja su veneno en la persona que tuvo contacto con este insecto.

El médico infectólogo tropicalista, Juan Celis Salinas, lanzó la voz de auxilio para conseguir el suero que pueda combatir este raro síndrome, o accidente lonómico, que se presenta en una persona en la región Loreto.

“Necesitamos suero antilonómico, por lo menos 5 viales. El Ministerio de Salud de Perú tiene 5 pero están en La Convención, Cusco. Necesitamos que llegue lo más rápido…”. Y explica que, tanto una línea aérea comercial como la Fuerza Aérea Peruana, pueden ayudar con el traslado a Loreto.

De acuerdo a lo precisado por el especialista, el accidente lonómico se produce por un tipo de oruga que inyecta un veneno que hace que la sangre no coagule.

¿Qué es la Lonomiasis?

La lonomiasis es un síndrome clínico ocasionado por envenenamiento, debido al contacto con larvas de lepidópteros del género Lonomia, caracterizado por la aparición de hemorragias (erucismo).

De acuerdo a lo que se conoce, en América del Sur se tienen identificadas dos especies de este género, como causantes de numerosos casos, e incluso muertes, en Brasil, Argentina, Venezuela y Colombia: Lonomia obliqua y Lonomia achelous.​

El suero antilonómico lo producen en el Instituto Butantan, que es un centro de investigación en las áreas de biología y biomedicina localizado en el distrito de Butantã, en la ciudad de São Paulo en Brasil.

Este suero lo suelen donar al Ministerio de Salud del Perú tanto la Organización Panamericana de la Salud (OPS) como la Organización Mundial de la Salud (OMS), y suelen enviarlos a Loreto h otras regiones.

Erucismo lonómico es raro, pero puede ser mortal

Según refieren los peritos, el Erucismo lonómico es raro pero grave y puede ser mortal. El país donde se reportan más casos es Brasil, donde se describió el síndrome en 1912, con una tasa de mortalidad del 2,5 %.​

En los estados del sur de Brasil, entre los años 1989 y 2003, se presentaron 2.067 pacientes que sufrieron accidentes con orugas de género Lonomia obliqua, varios de los cuales terminaron con la muerte de los pacientes.​

Dependiendo de la edad de la persona afectada y el número de larvas comprometidas, las manifestaciones clínicas son variables. Al contacto con las larvas se produce una reacción urticante y dolor en el sitio de contacto, seguido de cefalea y síntomas generales.

En los casos de contacto grave, en el plazo de entre una hora y diez días, se hacen presentes las manifestaciones hemorrágicas del síndrome, el cual puede producir sangrado externo de la piel y las mucosas y de los órganos internos. Se manifiesta, entre otros signos, por hemorragias de vías digestivas y hematuria.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE