Enrique Galdos: “La figura: un pretexto para el color”

El pintor peruano conocido como “El mago del color”, expone en Arequipa medio centenar de obras que resumen su trayectoria artística

Plástica

El Centro Cultural Peruano Norteamericano presenta la muestra “La figura: un pretexto para el color” del maestro Enrique Galdos Rivas. En las cuarenta obras que la componen podemos ver su trabajo a través de los años.

“El mago del color”

Enrique Galdos Rivas nació el 2 de julio de 1933 en Lima. Como cualquier niño, se interesó por el arte a temprana edad, pero a diferencia de otros, él nunca lo dejó. Pensó en estudiar arquitectura, porque quizá la pintura parecía un poco “indecisa”. Por cosas de la vida, su tío le habló de la Escuela de Bellas Artes en Lima y ahí comenzó su camino.

En 1959 terminó sus estudios y fue galardonado con la medalla de oro. Tiempo después se aventuró y puso su propio taller de arte. Compró material para trabajar un año con todo lo que había ahorrado. “Le puse, como dice el vals criollo, alma, corazón y vida”.

Representó al Perú en la Bienal de la Juventud de París, en la VI, VII y VIII Bienal de Sao Paulo, así como en las Bienales de España, Puerto Rico, Italia, Holanda, Estados Unidos, China y Argentina. También ha ganado varios premios como la Mención Honrosa en la VII Bienal de Sao Paulo (1963), el II Premio Municipalidad de Lima (1960), el V Premio II Bienal Americana de Arte, Córdova, Argentina (1964) o el I Premio Sesquicentenario de Lima (1971).

Con la mención honrosa en Brasil dijo “bueno, ahora soy pintor, qué voy a hacer. Ahora me dedico a la pintura”. Esos reconocimientos por fin le hicieron pensar que podía ser pintor. Pero aun quería ahondar más en la pintura, descubrir su estilo y no hacerlo solo por moda. “Yo quería ser un poco libre”.

Un estilo único y reconocible 

En su trayectoria, Galdos ha explorado diversas técnicas y ha logrado una riqueza pictórica. Se puede decir que su obra se caracteriza por el uso del color luminoso e intenso, en complejas composiciones abstractas y figurativas. Desde temáticas precolombinas Chimú y Nazca, hasta temas clásicos como el bodegón, el desnudo y el retrato.

Si bien en el pasado señaló que no consideraba su estilo como parte de ningún “ismo”, señala que su pintura es bastante colorista. No por nada en Bogotá el crítico de arte y también galerista, Karl Buccholz, lo bautizó como “El mago del color”.

“Sin querer tiene un poco de especialidad mi pintura, un poco colorística. Justamente eso es parte de la vida de uno. A mí me gusta hacer chistes, mi vida es alegre, me gusta el baile, el canto, la jarana y reírme. Eso sale en los cuadros”. Galdos comenta que los jóvenes pintores en su época estaban indecisos en su estilo. “Sin embargo, me di cuenta que lo que yo hacía era distinto a los demás. No le ponía nombre, era algo nuevo para mí”.

El legado de un grande

“A mí me gusta también cantar. Siempre ha sido mi compañero de arte, pintando y cantando, de vez en cuando bailando. La pintura hace dar sueño, entonces yo canto y bailo y sigo otra vez”. Y es que, si bien no era una “voz profesional”, lo hacía para alegrar a sus amigos y familia. Esas cosas, más allá de su arte, son por las que espera ser recordado en nuestro país. Como un pintor que disfruta hacer arte.

“Yo he tenido una vida muy activa. he sido un pintor que me gustaba mucho el arte. Me convertí en una especie de profesional que pintaba todos los días, no necesitaba que me manden ni un horario. Mi pintura era de pensar, no de pintar nomás”.

A veces le parece que todos sus cuadros son distintos, como si fueran de diferentes artistas. Pero así es él. “Para suerte mía todos dicen este es el pintor Galdos, eso me da un poquito de confianza”.

El arte en el Perú

“Hay un miedo a ser artista, porque desgraciadamente en el Perú, sobretodo en Lima, es una ciudad de artistas. Pero no hay mercado para un artista moderno”.

Durante sus días como maestro, aconsejaba a sus alumnos a que hagan lo que quieran, lo que les inspiraba. “Tengan fe, piensen que son buenos pintores, porque el peruano es un poquito acomplejado. Somos inferiores en el rock, en los deportes, así como en el arte. Hay que tener fe que uno es bueno”.

Hoy mantiene su consejo para los nuevos artistas y los empuja a ser optimistas y a pensar que pueden ser mejores que los antiguos. Sin olvidar que gran parte también es el trabajo duro. Que es lo que lo llevó a donde está hoy. Con más de 100 exposiciones y más de 2000 obras para la eternidad.

La exposición podrá visitarse hasta el 16 de agosto, de lunes a viernes de 8:30 a 17:30 horas. También se realizarán visitas guiadas el 13 y 20 de julio y el 4 de agosto.

Aquí la entrevista completa:

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE