Guía de póker – modalidades No Limit, Fixed Limit y Pot Limit en comparación

Los enormes avances tecnológicos y el crecimiento exponencial del número de plataformas y sitios de juegos en línea han ayudado a que una actividad antes considerada elitista fuera accesible para todos

Entretenimiento
Guía de póker – modalidades No Limit, Fixed Limit y Pot Limit en comparación

En las últimas décadas, el póker se ha consolidado como el juego de cartas más popular a nivel internacional. A una primera fase de expansión que tuvo lugar en los años 70 – gracias a la inauguración y la retransmisión televisiva de torneos importantes y la conquista del mundo del cine – siguió una más reciente iniciada en el nuevo milenio.

Los enormes avances tecnológicos y el crecimiento exponencial del número de plataformas y sitios de juegos en línea han ayudado a que una actividad antes considerada elitista fuera accesible para todos. Además, esta obra de democratización se debe también a factores como la victoria de las World Series of Poker de 2003 por parte de Chris Moneymaker y la posibilidad ofrecida por Internet de probar un número infinito de juegos de poker.

Entre las muchas variantes, tipos y modalidades de póker actualmente disponibles, se podría correr el riesgo de confundirse. Para que este no sea el caso, se presentan y comparan a continuación tres modalidades de juego que se diferencian principalmente por el importe máximo que permiten apostar o subir.

Poker: tres modalidades de juego en comparación:

No Limit

En esta modalidad, se da al jugador una libertad de gestión de sus fichas casi absoluta. En cualquier etapa de la partida se puede apostar o subir la cantidad de dinero que más se prefiera, siempre y cuando nunca se supere el límite máximo impuesto por el stack y la apuesta mínima no sea inferior a la ciega grande.

Si el Texas Hold’em es el tipo de póker más popular, el No Limit es la modalidad de Texas Hold’em más jugada en los torneos de primer nivel. El más importante de ellos son las WSOP que, nacidas por voluntad del magnate de los casinos Benny Binion en 1970, tuvieron su Main Eventprotagonizado por esta variante a partir de 1971.

Especialmente para los jugadores expertos, el farol es un arte, y aquellos que aprenden bien a engañar a sus oponentes ven aumentar considerablemente sus probabilidades de tener éxito. Como la mayoría no logra aprovechar al máximo su ingenio en los torneos con límites, se tiende a preferir opciones No Limit, mucho más flexibles y capaces de garantizar partidas impredecibles llenas de diversión y creatividad.

Fixed Limit

A diferencia de lo que sucede en la modalidad No Limit, en este caso el límite de fichas que pueden ser apostadas o subidas está establecido. Sin embargo, esta cantidad no se mantiene fija sino que aumenta gradualmente a lo largo de la partida – mientras que en las primeras etapas se hacen small bet iguales a la ciega grande, en las últimas se realizan big bet de valor generalmente doble.

El límite fijo se utiliza en algunas variantes Draw y en la mayoría de las variantes Stud. Entre ellas, destacan por popularidad las de siete cartas, cinco cartas, High-Low, Mexican y Caribbean, por nombrar algunas.

Esta modalidad regala menos emociones y es más lenta que la anterior, razón por la cual muchas de las personas que se dedican a ella tienen en común un carácter paciente y una gran capacidad de cálculo. Además, es especialmente adecuada para aquellos que todavía están dando sus primeros pasos en el mundo del póker y aún no tienen las capacidades técnicas suficientes para tomar riesgos económicos demasiado altos.

Pot Limit

Esta modalidad se usa generalmente en el Omaha y se considera una opción intermedia entre las estructuras de juego sin límite y límite fijo. Por ejemplo, comparte con la primera la prohibición de realizar apuestas inferiores a la ciega grande y con la segunda la presencia de un límite preestablecido de apuesta – aunque en este caso es equivalente a la cantidad de dinero en el bote.

A diferencia del Fixed Limit en el que se pueden realizar un máximo de tres aumentos de apuesta por ronda, en el Pot Limit no existe ningún cap. Además, el hecho de que casi siempre se tiene la posibilidad de ir all-in en las fases finales lo hace casi arriesgado como el No Limit, incluso teniendo en cuenta la velocidad con la que aumenta el bote.

Póker: una modalidad para todos

Como se ha visto, No Limit, Fixed Limit y Pot Limit son tres modalidades de juego que se distinguen por el límite de apuesta y subida que las caracterizan. Si la primera se usa principalmente en el Texas Hold’em, la segunda y la tercera son más comunes en las variantes Stud y Omaha, respectivamente.

Cada una con reglas diferentes, ofrecen a los jugadores la oportunidad de elegir un tipo de póker adecuado no sólo a su nivel de experiencia y predisposición personal, sino también al bankroll que tienen a disposición. Por lo tanto, al final de este recorrido sólo queda elegir el que mejor se adapte a sus características.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE