Abayat Arequipa: llevando nuestros tesoros al siguiente nivel

Conversamos con el diseñador peruano José Miguel Valdivia sobre la colección Abayat Perú, que presentó en la ExpoDubai 2020, y ahora se exhibe en la Alianza Francesa.

Artes Gráficas
(Foto: Alexandra Montoya – “El Búho”)

El proyecto “Abayat Perú” dejó el nombre del Perú en alto en la ExpoDubai 2020. Esta es una colección de abayas, vestimenta tradicional de las mujeres del mundo musulmán, intervenidas con los hermosos bordados del Colca. Una colaboración entre el reconocido diseñador, José Miguel Valdivia, la artesana del bordado del Colca, Leandrina Ramos, y el fotógrafo, Adrián Sisa.

Tras su estreno en el extranjero, la colección regresó al lugar donde se creó: la Ciudad Blanca. El público podrá visitar las 16 abayas, realizadas en algodón pyma y baby alpaca, junto a dos piezas originales y exclusivas para esta exposición, creadas junto a Vidal Apaza. Hasta el 27 de agosto, de 9:00 a 20:00 horas, en la Alianza Francesa.

En la siguiente entrevista con el diseñador peruano, nos cuenta sobre sus inicios en el mundo de la moda y el camino que recorrió para crear este increíble proyecto que traspasó fronteras.

Un sueño hecho realidad

Como todo joven diseñador, Valdivia tenía el sueño de trabajar en una casa de modas de renombre, como en las películas. Lo logró cuando fue aceptado en el Instituto Francés de la Moda, y luego cuando hizo prácticas en la Casa Saint Laurent de París. Sin embargo, a veces se pregunta: “¿Todo esto me pasó?”.

Aún le sorprende mucho haber estado ahí. Recuerda con cariño la vez que le dijeron “No importa si tú te vas, porque sabemos que te vas a ir, pero tú perteneces a esta casa. Tú eres de la familia”.

Más allá de haber sido una gran oportunidad que le abrió muchísimas puertas, esta experiencia también lo ayudó a descubrir que “no sabía nada sobre Perú”. Por lo que se dio cuenta que tenía que regresar a su país.

Tras su regreso de Francia fue convocado por la empresa textil Prosur para hacer ropa joven y moderna, pero decidió acercar esa modernidad “básica” a sus raíces arequipeñas. Es ahí cuando su camino se cruzó con el de Leandrina Ramos.

Leandrina, la guardiana del Bordado del Colca

La bordadora Leandrina Ramos fue la primera persona que no le puso peros a su creatividad. Simplemente le dijo: “Trae el material y vamos a probar”.

Por cosas de la vida se distanciaron cuando el diseñador dejó de trabajar en esa empresa. Pero se volverían a encontrar diez años después, cuando se le presentó un trabajo con el CITE Arequipa. Valdivia fue a buscarla a su casa donde se conocieron años atrás, le hizo la propuesta y ella aceptó como la primera vez.

Descubrí que se podían hacer otras cosas con el bordado, sin que deje de ser el hermoso bordado del Colca. Me gusta mucho trabajar con Leandrina, porque ella es heredera de una tradición de hombres. Aprendió el oficio de su esposo, los hijos lo manejan con ella, pero la que se convirtió en maestra es ella.

José Miguel Valdivia, diseñador de moda.

El diseñador la reconoce como guardiana del bordado, ya que esta respeta su oficio y elabora sus vestidos y trajes tradicionales con amor. Pero también se atreve a ser creativa y a hacer otras cosas.

Por tal motivo, cuando apareció el proyecto Abayat Perú no dudó y se comunicó con ella (por teléfono esta vez), y le propuso trabajar con un nuevo material. Un nuevo reto. En dos días le hizo la muestra, y a los cuatro días Valdivia la presentó en Promperú. El resto es historia.

José Miguel Valdivia junto a Leandrina Ramos en la inauguración de “Abayat Arequipa” en la Alianza Francesa.

La fotografía inolvidable de Adrián Sisa

Ya tenían la propuesta. Ahora faltaba diseñar el lugar donde la exhibirían al mundo entero. Les asignaron un hermoso salón de piedra que daba la sensación de estar en un monumento inca, pero era oscuro. Así que Valdivia propuso poner fotos para darle vida.

Pasaron por diversos fotógrafos de diferentes estilos, hasta llegar a Adrián Sisa. ¿Quién mejor para mostrar el Valle de Colca, que un fotógrafo de ahí? Con solo cinco fotografías, el diseñador quedó encantado y se propuso contactarlo para que su trabajo acompañara la colección.

Creo que su foto es hermosa porque la mira con ojos de fotógrafo, y la mira con el amor que le tiene a su tierra.

José Miguel Valdivia, diseñador de moda.

Valdivia agrega que, tras la unión de la empresa Socosani como auspiciadora, “sentía que era todo Arequipa en uno solo en esta muestra, y yo solo era el conductor de carro”.

Pero, ¿cómo nació la idea de Abayat Perú?

El diseñador recuerda las primeras conversaciones que tuvo hace muchos años con una amiga que vivía en Dubai y “quería hacer una movida de productos peruanos hacia allá”. Sin embargo, el proyecto quedó en nada. Tiempo después se encontró con otros amigos de Turquía que le hablaron de lo mismo, y se preguntó “¿Por qué me vuelven a hablar de nuevo del mismo proyecto de antes? ¿Por qué me jala ese mundo de nuevo?”.

Así que comenzó a investigar sobre este mundo y descubrió la corriente del Modest Fashion (Moda Modesta).Una tendencia a usar ropa que cubra la mayor parte de la piel, con prendas anchas y holgadas, vinculada a expresiones religiosas como la musulmana.

Tiempo después se vuelve a cruzar por “casualidad” (aunque él no cree que las cosas pasen por casualidad realmente), con otra amiga que vivía en Dubai y vestía estas Abayas. Quedó encantada con las primeras ideas, e incluso le pidió que le hiciera uno de los modelos. Esto por fin lo motivó a hacer realidad el proyecto.

Así que, llegado el momento, se puso en contacto con todas estas personas que lo animaron durante tantos años. Y les preguntó por sus opiniones, consejos y referencias sobre la moda del medio oriente. Y armó la colección.

¿Cómo armas una colección sin conocer ese mundo? Con una voz que te dice “ponle color”, con otra voz que te dice “mantenlo conservador”, mete esta cosa o mete lo otro…y terminar con este producto fue una satisfacción grande.

José Miguel Valdivia, diseñador de moda.

Una experiencia cultural enriquecedora

Valdivia comenta que las Expo son ferias enormes que duran seis meses, y aunque Abayat solo estuvo los últimos quince días, la visitaron de 12 a 15 mil personas diariamente. Es decir, más de 150 mil personas.

Son muchas las anécdotas y recuerdos, como la inesperada visita de la Ministra de Cultura de los Emiratos Árabes a la muestra (con quien tuvo una conversación muy hermosa). Así como la relación con los visitantes, ya que al ser un país musulmán muchas veces no podía hablar con las mujeres. Esas diferencias culturales constituían un “intercambio interesante”.

Añade que estas exposiciones son como “pequeñas ciudades”, y sus vecinos más cercanos eran del pabellón de Angola. Un día se acercó una mujer de allí y le dijo que le parecía interesante la fusión que había hecho de ese mundo con el Perú. Valdivia le comentó sobre unos proyectos que tenía para la recuperación del traje afroperuano y ella le dijo que para la próxima ambos lo harían realidad. “Esa fue una sensación de felicidad, de intercambio cultural total”.

Muchas personas no estaban enteradas de esta colección, o quizá solo lo vieron por las noticias. Por eso siente que se lo debía a la ciudad. Y qué mejor momento para hacerlo que en el mes de las celebraciones de la Ciudad Blanca.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE