Feminicidios en Arequipa: dos estudiantes asesinadas en pleno aniversario de la ciudad

El primer caso ocurrió en Caravelí donde la víctima murió tras ser apuñalada. El segundo fue en Arequipa, causado por una hemorragia interna. Ambos ocasionados presuntamente por sus parejas.

Sociedad
feminicidio arequipa hunter caravelí

Según el reportaje ‘Las siguen matando’, publicado el año pasado por El Búho, 560 mujeres murieron a manos de sus parejas o exparejas entre 2016 y 2019. Por la misma forma de violencia, dos mujeres de 20 y 25 años han sido asesinadas durante las fiestas por el aniversario de Arequipa. Dos feminicidios en menos de 48 horas.

El primer caso ocurrió en el asentamiento humano Isidoro Berrocal, Caravelí, la noche del 14 de agosto. Se trata de Anita Ramos Prado, de 25 años, a quien se la encontró inconsciente con dos heridas en el pecho y otros cortes producto de varias puñaladas. En total fueron siete lesiones. Agentes policiales la trasladaron al centro de salud más cercano, pero llegó sin signos vitales

Roberth Zea Aybar, de 31 años, es el autor confeso del crimen. Según Marco Cuadros, Jefe de la Divincri en Arequipa, el asesino reconoció que cometió el crimen por haber descubierto (según él) una infidelidad de su conviviente. Zea Aybar tenía antecedentes por lesiones leves y violencia familiar en 2014. Actualmente está detenido, tras ser intervenido la policía.

En el lugar de los hechos también se encontró a Leonel Saavedra Quispe con heridas similares pero de menor gravedad. Se sabe que estuvo conversando con la joven estudiante en una mototaxi cuando apareció el agresor y atacó a ambos con un cuchillo de cocina. Su estado de salud es favorable por lo que se le dio de alta.

Este martes se realizó la necropsia correspondiente luego de trasladar el cadáver de la víctima de Caravelí hasta Arequipa, ya que la provincia no cuenta con médico forense.

Un segundo feminicidio en el aniversario de Arequipa

Horas después, otro caso se presentó en Hunter, en plena celebración por el aniversario de Arequipa, con el fallecimiento de Greysi Gonzales Andía, de 20 años, estudiante de la Universidad Católica Santa María. Su muerte se produjo por una hemorragia interna. El presunto agresor sería su pareja y conviviente desde hace 8 meses, David Espinoza Cuadra, de 32 años, con quien estuvo bebiendo licor.

La versión de Espinoza es que, luego de las celebraciones, su pareja se quedó dormida en su vivienda ubicada en la calle Berlín. Dice que, al verla inconsciente en la mañana siguiente, la trasladó al centro de salud Javier Llosa García. El personal médico certificó que llegó sin signos de vida.

Según el jefe de la Divincri, la necropsia arrojó que la causa de la muerte fue por “hemorragia interna a nivel anal producida por un objeto extraño”. Además, la víctima presentó mordeduras en varias partes de su cuerpo como cuello, brazos y pecho.

“En el lugar se han encontrado objetos extraños, como consolodares, anestésicos, lidocaína (…) Es un caso complejo que hay que analizar y realizar pericias psicológicas. Los psicólogos van a tener que decirnos el tipo de conducta de esta persona”.

Asimismo, explicó que el caso seguirá siendo investigado para determinar si se trata de un homicidio doloso o culposo, ya que se presume que el varón habría utilizado juguetes sexuales que terminaron causando una hemorragia en las partes íntimas de la joven.

La madre de Gonzales Andía señaló que el sujeto habría ahorcado y violado a su menor hija. Denunció también que la parte acusada tiene derecho a dos abogados, mientras que ella no. Explicó que su hija se fue de la casa para vivir con su pareja porque se enamoró perdidamente. Ella exige justicia y apoyo a la prensa para que su muerte no quede impune.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE