Historias de Arequipa | Don Andrea Ratti y el malecón Ratti: talento y sangre italiana donde el mar nos baña

"En Mollendo construyó un muelle para la mejor descarga y estiva de sus productos, en donde los vagones del ferrocarril se acercaban como ningún otro medio a las naves que él rentaba en su natal Génova"

Historia

El Sr. Andrea (Andrés) Ratti arribó al Perú en el último tercio del siglo XIX. La fecha es muy importante, ya que coincide con la inauguración del Ferrocarril del Sur, el cual consolidó el eje comercial que previamente ya se había establecido.

Después de la destrucción de la economía peruana, vino una etapa de aumento en las actividades comerciales que inteligentemente fue aprovechada por el señor Ratti hasta convertirse en el más exitoso comerciante en el sur peruano, especialmente en el altiplano en los primeros años del siglo XX.

En Mollendo construyó un muelle para la mejor descarga y estiva de sus productos, en donde los vagones del ferrocarril se acercaban como ningún otro medio a las naves que él rentaba en su natal Génova. Mandó a construir un malecón sobre el techo de sus oficinas; el cual lleva su nombre hasta la fecha.

En el año 1906, cuando inicia sus operaciones en Arequipa el Banco Italiano, la casa Ratti ya contaba con un capital cuatro veces mayor que dicho banco (el cual posteriormente se cambió a Banco de Crédito del Perú). Estableció sus oficinas comerciales en Mollendo, Arequipa y Juliaca, en donde partía un ramal del ferrocarril hacia Cuzco y el otro hacia Puno que era el destino de la mayoría de sus productos de importación directa.

Es importante resaltar que ayudó mucho a sus compatriotas que se iniciaban, apoyándolos y prestándoles para su “motor de arranque”; y cómo único recibo era un apretón de manos, entre ellos a mi abuelo Juan Passano que le prestó S/.1,000.00. Durante esa época dorada, las libras esterlinas y las libras peruanas de oro las manejó cuando ambas monedas estaban “a par con Londres”. Al comprender que su tiempo había llegado para retirarse, se hizo cargo del negocio su hijo Ricardo Ratti. Fotos y la siguiente descripción de esta anécdota por gentileza de mi amigo Juan Passano Zanca-Barbagelata. 

El Malecón Ratti de Mollendo, que mandó a hacer don Andrea Ratti, techando sus oficinas comerciales que tenían vista al mar. 

(En las citas textuales de esta obra se respeta la ortografía de los originales) 

Juan Guillermo Carpio Muñoz 

Texao. Arequipa y Mostajo. La Historia de un Pueblo y un Hombre 

Tomo V. Pág. 82 = 83 

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE