Fernando Tuesta: Las elecciones han acentuado la lejanía de Lima con el resto del país

Los principales protagonistas y partidos fuera de Lima no existen. Esto muestra una seria destructuración de la representación nacional

Política

El politólogo de la PUCP y exjefe de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Fernando Tuesta Soldevilla, analizó los resultados de las últimas elecciones regionales y municipales. Además de no estar sorprendido, dijo que han mostrado cómo se ha acentuado la lejanía de Lima respecto a las otras regiones del país y la no existencia de los protagonistas y partidos políticos de la capital en estas jurisdicciones.

“No me sorprenden (los resultados). Porque como he repetido varias veces, con la misma oferta y las mismas reglas no tendría por qué salir algo distinto”, dijo a Pedro Salinas en Rajes del oficio.

“Esto no quiere decir que esta situación no inquiete, por no decir otra cosa. Pero la verdad es que discutimos mucho. Se habla de reformas. Se habla de lo que los candidatos ofrecen, pero es más de lo mismo y en el Perú, ser más de lo mismo, es hundirnos más”, añadió.

Estas elecciones demuestran que Lima (está) cada vez más lejana en relación al resto del país

El resultado acentúa dos cosas. La primera, la cada vez más lejana Lima en relación al resto del país. Hasta los ‘80, Lima era más o menos una muestra estadística completa que se podía proyectar como si fuera un ecran. Era el promedio del país. Pero desde los ‘90 y sobre todo en este siglo, en que hay elecciones regionales y municipales, son como dos mundos paralelos.

“Discutimos en Lima, por ejemplo, sobre Rafael López Aliaga, sobre el ambiente en general, las elecciones, pero hay otro mundo más allá de los muros de Lima”.

Este es un primer tema que se ha acentuado porque los principales protagonistas de la contienda del domingo en la región capital, fuera de Lima, no existen. Los principales partidos que vemos y observamos en el Congreso no existen fuera de Lima. Ese es un primer tema.

“Renovación Popular, por ejemplo, que ha ganado en Lima 12 distritos, no ha ganado ningún gobierno regional, ninguna provincia importante, ningún distrito importante. Pero no solamente ellos, sino por ejemplo los dos partidos más importantes que pasaron a la segunda vuelta el año pasado como Perú Libre y Fuerza Popular, peor, no han ganado ni un distrito en Lima ni en ninguna región o provincia capital”, explicó.

A eso hay que sumarle el caso de Acción Popular que pasa por lo mismo, habiendo tenido antes, cierta presencia a nivel de regiones.

Hay una seria desestructuración de la representación en el país

Y entonces, por eso un mundo es el de Lima, y otro, fuera de Lima. Y un mundo es el de los partidos que acá (Lima) parecen realmente como los principales, mientras que fuera, son principalmente los llamados movimientos regionales, añadió.

Tuesta Soldevilla advirtió: “esto no es así en la mayoría de países. Al contrario, esto es una muestra de una seria desestructuración de la representación. Una división que hace convivir como dos mundos. Y esto, no nace ahora, ya tiene raíces hacia atrás y explica en parte lo que sucedió con Pedro Castillo y su votación”, opinó.

En Lima era altamente rechazado, pero saliendo de Lima, tenía apoyo. Pero nunca se entendió el fenómeno de Pedro Castillo y en Lima se seguía en una suerte de burbuja y eso es un serio problema para gobernar y para pensar el país en general.

Los movimientos regionales son realmente “vehículos” para las elecciones

Hay otras cosas que ofrecen estos resultados. Están estos movimientos regionales que siempre los “decimos” en plural, pero es diferente, cuando uno los mira en singular. Es decir, tomamos uno y más o menos de lo que estamos hablando y lo que estamos hablando en realidad son de “vehículos electorales”.

Ni siquiera son organizaciones potentes, alternativas a los partidos nacionales, sino que reproducen a escala regional los males de los partidos nacionales e incluso más. Muchos de ellos son vehículos electorales con propietarios o dueños. Cuando termina las elecciones desaparecen no existen o solo existen en su pequeña comarca llamada región.

No es que luego tiene el mismo movimiento en otras regiones, creando un espacio mayor. “No tenemos por ejemplo, un movimiento regional del sur andino, ni del oriente peruano”. Hay movimientos distintos en cada región. No tienen vínculos. “Es lo que he denominado como el archipiélago representativo del país”, analiza.

La falta de representación trae serias consecuencias

Tuesta Soldevilla explicó que, si es que tenemos un triángulo de representación, los partidos no integran en general, no representan ni canalizan intereses y son como islotes representativos. Entonces este boceto trae serias consecuencias para la gobernanza, para, en general, construir instituciones y cuando lo hace el gobierno central, no es porque todo se puede juntar hacia abajo, tiene intermediaciones, y estos son los gobiernos regionales, los gobiernos locales que son autónomos.

Y muchos de ellos definidos territorialmente, no como espacios económicos sociales administrativos que se comunican. Es el tema pendiente de la descentralización en el Perú y que esto muestra un caos muy fuerte, finaliza.

Síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE