La devoción de Arequipa por Jesús Vásquez, reina y señora de la canción criolla

"No solo cantó y grabó valses, marineras, tristes, polcas, tonderos, sino también: boleros, pasillos. Se considera que son insuperables sus versiones de “El Plebeyo” de Felipe Pinglo Alva y “Corazón” de Lorenzo Humberto Sotomayor"

Historia
Jesús Vásquez en Arequipa

Como en todo el Perú, la admiración y devoción que en Arequipa tenemos por Jesús Vásquez tiene ya más de setenta años. Por supuesto que ello ocurre más en las personas mayores de cincuenta años. Los nacidos en el siglo XXI, que por lo general no gustan del vals peruano, no la conocen ni por el nombre y, como no la han escuchado, no saben lo que se pierden. 

Es sabido que la edad de oro del vals peruano se dio a mediados del siglo veinte, en que, por el desarrollo de la radio, de las grabaciones de discos y otras razones, el vals como toda la música criolla peruana eran muy cultivados, difundidos y conocidos. En las ciudades de Lima y Arequipa los aficionados a la música criolla llenaban los auditorios de las emisoras radiales y los teatros para escuchar y aplaudir en vivo a sus cantantes favoritos. Las giras de sus mejores intérpretes se producían con mucha frecuencia. Los nuevos discos de 45 y 33 rpm se multiplicaban y se vendían como pan caliente. En las programaciones radiales, por lo menos el 50% de las canciones que se difundían eran las de este tipo de música nuestra. 

En esa edad de oro del vals peruano brilló como intérprete popular: Jesús Vásquez, la Reina y Señora de la Canción Criolla, quien tenía una voz privilegiada, extraordinaria, única. Su timbre de soprano era muy dulce y, lo que es más importante, su dueña la sabía administrar con unos requiebros, unos matices y unos trinos que la hacían inconfundible.

Para mí la voz de Jesús Vásquez fue y es, por lejos, la mejor que han tenido todas las cantantes populares y conocidas de nuestra historia latinoamericana. Mejor, incluso, que la de Libertad Lamarque u Olga Guillot (y estoy hablando de palabras mayores). La Lamarque y la Guillot internacionalmente fueron más conocidas, famosas y más premiadas que nuestra “Chola” Jesús (que era otro de sus cariñosos apodos populares), porque la argentina y la cubana irradiaron su talento desde México y Estados Unidos donde la industria del disco y del cine y sus circuitos comerciales concomitantes estaban infinitamente más desarrollados que en el Perú. Pero esa es otra historia.

Jesús Vásquez, el portento del cancionero criollo peruano, nació el 20 de diciembre de 1920 en Lima. Fue concretamente en la céntrica calle de Pachacamilla (hoy llamado Jirón Chancay), a pocos pasos del templo donde se venera al Señor de los Milagros. Cantó desde niña cuando estudiaba en el Colegio de Las Nazarenas de Lima. 

A los 18 años de edad debutó profesionalmente en Radio Grellaud. Su éxito fue instantáneo y a las pocas semanas la contrató con una mejor remuneración Radio Goycochea. De allí empezó una interminable lista de contratos que duró muchas décadas a lo largo de su vida, dado a que todos los empresarios se disputaban contar con ella: Radio Nacional, Radio Victoria, Radio Lima, etc., etc. Su consagración limeña se produjo por su interpretación del vals peruano “El Plebeyo”, de Felipe Pinglo Alva, en un homenaje a ese compositor en el Teatro Segura. El 19 de julio de 1939 ganó por votación popular de los radioescuchas el concurso convocado por la revista La Lira Limeña y realizado en el cine Teatro Apolo, y fue proclamada y coronada como la Reina y Señora de la Canción Criolla. 

En la película El gallo de mi galpón interpretó “El Plebeyo” (ésta y otras versiones de Jesús Vásquez usted puede verlas y escucharlas en internet). Hizo innumerables giras a lo largo y ancho del Perú, Ecuador, Chile, Bolivia, Colombia, Venezuela, Centroamérica, Estados Unidos, México, Francia, Australia, etc., etc. En 1945 realizó un memorable viaje a Buenos Aires, donde grabó: Todos vuelven, Cholita, Secreto, No quiero volver a querer, Morropón de San Miguel, Plebeyo. Fue para los sellos discográficos Odeón y Dion, contando con el acompañamiento y la dirección musical de los maestros Jorge Huirse y Carlos Martínez. 

Otro hito memorable de su brillante periplo artístico fue cuando grabó en 1946 el vals “Corazón”, de Lorenzo Humberto Sotomayor, acompañada por el mismo compositor. Todos los temas que cantó y grabó en su inmenso repertorio son inmortales por su voz. No solo cantó y grabó valses, marineras, tristes, polcas, tonderos, sino también: boleros, pasillos. Se considera que son insuperables sus versiones de “El Plebeyo” de Felipe Pinglo Alva y “Corazón” de Lorenzo Humberto Sotomayor. 

En la ciudad de Arequipa se presentó en muchísimas oportunidades y en todas ellas su éxito fue clamoroso. Todos los escenarios mistianos conocieron de su talento: el Teatro Municipal, el Fénix, el Cine Arequipa, Cine Azul, Cine Real, Cine Melgar, Cine Benique, etc. Los auditorios de las emisoras radiales quedaban chicos para la multitud que 

pugnaban por escuchar en vivo su prodigiosa voz o se contentaban con esperarla a la salida para vitorearla: Radio Continental, Radio Arequipa, Radio Landa. Ya a finales del siglo XX se presentó también en el Coliseo Arequipa, en el Teatro del Centro Cultural Peruano Norteamericano. Para todos los entendidos y aficionados a la música criolla del Perú y, especialmente para los arequipeños, fue digno de celebrar que Jesús Vásquez uniera su voz a la de nuestro querido artista Víctor Dávalos. No fue solo en diversas presentaciones en vivo en el Perú y en Estados Unidos, sino en un disco LP que es una verdadera joya. Tiene el título de “Cantan juntos Jesús Vásquez y Víctor Dávalos” (escúchelo). 

Esta primera diva del cancionero popular peruano murió en Lima el 3 de abril del 2010. Contaba con 89 años de edad, pero en sus grabaciones queda para siempre un testimonio de su portentosa voz. 

(En las citas textuales de esta obra se respeta la ortografía de los originales) 

Juan Guillermo Carpio Muñoz 

Texao Arequipa y Mostajo. La Historia de un Pueblo y un Hombre 

Tomo IX. Págs. 196 – 198 

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE