Loreto: comunidades nativas retoman bloqueo del río Marañón y piden ayuda humanitaria

A la medida de fuerza se ha sumado otra población. Afirman que el Gobierno central no cumple con remediación ambiental tras la contaminación

Sociedad
Los pobladores nativos de Cuninico y ahora también de San José de Saramuro reclaman al gobierno ayuda humanitaria tras derrame de petróleo en la zona. Foto: Barbara Fraser (Inforegión)

Pasado el proceso electoral, las comunidades nativas de Cuninico, del distrito de Urarinas de la región Loreto, retomaron este martes 4 el bloqueo del tránsito fluvial en el río Marañón. Su protesta es porque, tras 21 días del derrame de petróleo en el Oleoducto Norperuano, no han recibido ayuda del Estado en cuanto a alimentos y agua.

El bloqueo se produce en dos tramos del río Marañón. La medida se había levantado el último fin de semana debido a las Elecciones Regionales y Municipales 2022, tal como lo demandó el Estado. Sin embargo, según afirmaron sus dirigentes, “aún no se hace presente para atender sus necesidades”.

A esta medida de fuerza se han sumado las comunidades de San José de Saramuro. Los nativos afirman que el Gobierno nacional no cumple con la instalación de servicios básicos para los pobladores, ni con la remediación ambiental tras la contaminación con hidrocarburos, pese a compromisos asumidos desde el 2016.

Remediación ambiental y ayuda humanitaria frente a derrame de petróleo

El tránsito de las embarcaciones de carga y pasajeros se encuentra bloqueado en la localidad de Cuninico, desde el mediodía del martes. En este tramo, 15 comunidades kukamas afectadas por el derrame de petróleo del viernes 16 de setiembre exigen una reunión con representantes de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) para que puedan constatar los daños ocasionados.

Y así, “llegar a acuerdos de remediación ambiental y ayuda humanitaria”, según dijo el apu Galo Vásquez, representante de Cuninico.

“Hasta el momento, ni el presidente Pedro Castillo ni sus ministros de Estado han acudido al lugar para conocer sus necesidades y darles ayuda en alimentos y agua potable, como sí ocurrió en la costa peruana a inicios de año”.

Gobierno declara la emergencia ambiental en área afectada por derrame de petróleo

El pasado lunes 26 de setiembre, el Gobierno del Perú declaró en emergencia ambiental el área de las comunidades de Cuninico y Urarinas, afectadas por un reciente derrame de petróleo en el Oleoducto Norperuano, en Loreto. La medida tendrá una vigencia de 90 días hábiles.

Según señala la Resolución Ministerial del Minam, el objetivo de esta decisión es realizar trabajos de recuperación y remediación para proteger la salud de los habitantes de la zona, mitigar el daño ecológico y conservar los recursos naturales que alberga este territorio amazónico.

El documento resalta que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), entidad adscrita al Ministerio del Ambiente, ha evidenciado que, de un recorrido de 147,95 km, se han perjudicado 848.400 m² de cuerpo de agua, 660.000 m² de la margen izquierda del río Marañón, 154.200 m² de la quebrada Cuninico y 600 m² de otro desfiladero que no tiene denominación.

La declaratoria de emergencia se tomó nueve días después de la rotura en el Oleoducto Norperuano. Allí se derramó unos 2.500 barriles de crudo en el río Cuninico, en el noreste de Loreto, afectando a seis comunidades indígenas.

También piden acceso a servicios básicos

De otro lado, la organización indígena “Cuatro Cuencas” de las comunidades de la localidad de San José de Saramuro, en el distrito de Urarinas, se sumaron a la medida de fuerza de las comunidades de Cuninico.

Exigen acceso a servicios básicos de acuerdo a los compromisos asumidos por el Estado desde el año 2016, según refirió el presidente comunal Teobaldo Flores. Asimismo, el apu dijo que en agosto dieron una tregua de 45 días al Gobierno, que se cumplió ayer 5 de octubre. Su exigencia es que una comisión de alto nivel de la PCM llegue a la zona.

Lo que se espera es que el Estado pueda iniciar formalmente el cumplimiento de los compromisos estatales anteriores. Estos van, desde la remediación en las zonas afectadas por la contaminación petrolera, hasta el acceso a servicios de agua potable y construcción de centros educativos y de salud.

Defensoría del Pueblo hace un llamado al diálogo

La Defensoría del Pueblo hizo un llamado al diálogo a los apus de las asociaciones y las entidades competentes. Estas comunidades nativas del distrito de Uraninas restringieron el tránsito en el río Marañón en días pasados, a causa del derrame de petróleo.

La institución recordó que los medios violentos de protesta son “inadmisibles y punibles”, ya que deslegitimizan las demandas sociales.

Exhortaron también al Ministerio Público a efectuar una profunda investigación con el fin de identificar a los responsables del daño ocasionado al Oleoducto Norperuano.

Síguenos también en nuestras redes sociales:    

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE