“DESERTOR”: obra teatral sobre las secuelas del terrorismo se estrenará en Arequipa

La obra fue ganadora del premio especial del Jurado de Sala de Parto en 2016 y de los estímulos económicos del Ministerio de Cultura en el 2021.

Teatro

Desertor nos lleva a Huamanga en el año 1984, durante la época del terrorismo y el conflicto armado interno. Esta historia nos pone frente a frente con las secuelas irremediables que dejó esta violencia y visibiliza las consecuencias psicológicas que ocasionó, sobre todo en niños y jóvenes.

A mediados de los años ochenta, Aníbal, un joven militar del ejército peruano destacado a la zona de conflicto contra Sendero Luminoso, ha decidido desertar aun sabiendo que esta falta podría causarle la muerte. Después de caminar furtivamente durante varias noches llegará a la iglesia de su pueblo natal, Huamanga (Ayacucho), donde hallará al padre Felipe, un sacerdote español radicado en el lugar desde hace varios años.

Sinopsis de obra de teatro “Desertor”.

La obra de teatro está escrita por la dramaturga arequipeña Sofía Ochoa y dirigida por Francisco Echeandía. Con las actuaciones de Franco Bazán, Adrián Mercado y el actor argentino Pablo Tur. A este reconocido elenco se suman jóvenes actores arequipeños como Pamela Corahua, Tony Tapayuri y Miguel Cuadros.

La temporada será de seis funciones (4, 5, 11, 12, 18 y 19 de noviembre) a las 19:30 horas en el Teatro Mario Vargas Llosa (Av. Parra 101). La coordinación de la producción está a cargo de Jessica Vidal.

La obra también se estrenará en Ayacucho el 2 y 3 de diciembre, gracias al auspicio del Colegio Ecológico en Hunter “Santa Paula School”. La decisión de estrenarla en ambas ciudades fue para descentralizar el movimiento teatral peruano y apostar por el talento local.

Para información sobre las entradas contactarse por WhatsApp al 950312360 y al 958342315, o en la boletería del teatro los días de función.

El origen de Desertor

Sofía Ochoa Talavera, es licenciada en Publicidad y Medios de la Universidad Católica Santa María y egresada del Programa de Dramaturgia en la Escuela Aranwa – Lima y del Programa de Actuación en la ANEA – Arequipa. Asimismo, obtuvo una beca en la compañía Royal Court Theatre de Londres gracias a esta obra. Pero, ¿cómo nació la idea de Desertor?

La dramaturga explica que se trata de un proyecto de hace muchos años con el cual ha “crecido y envejecido”. Sus orígenes se remontan a cuando conoció a un desertor a los diez años en la iglesia. Este era amigo de su madre y había sido enviado a la zona del conflicto, pero había decidido desertar porque estaba cansado de matar gente inocente.

En el mismo lugar conoció a unos niños huérfanos del terrorismo y a un sacerdote español, a quien querían como si fuera su padre. Tal historia la impactó tanto que decidió investigar más sobre el terrorismo en Arequipa, y empezó a sentir ese dolor que se sintió en Ayacucho y los lugares donde afectó la violencia.

Después de muchos años, cuenta que se encontraba trabajando en un municipio donde pudo ver de cerca la injusticia y corrupción. En esos momentos se le venía una idea a la cabeza: “con razón en este país hay terrorismo”.

Porque es un poco diferente vivir toda la corrupción y las injusticias cuando estás dentro del municipio trabajando para eso, que cuando la ves de lejos. Te sientes parte de eso, pero al mismo tiempo sientes impotencia porque no puedes hacer nada al respecto.

Sofía Ochoa, autora de obra teatral Desertor.

Tras desertar de ese trabajo se encontraba muy deprimida, por lo que empezó a plantearse muchas preguntas. Justo en ese tiempo un amigo de la universidad le pidió escribir un guion y decide trabajar sobre la matanza de Putis.

Una vez que empieza a escribir la obra en el 2008, los recuerdos de su infancia también empiezan a surgir inconscientemente. Si bien en un inicio la escribió como un guion de cine, en el 2014 la reescribe con un lenguaje teatral.

Es así que en el 2016 Desertor gana el Premio Especial del Jurado en el concurso de dramaturgia Sala de Parto. Y cinco años después, el proyecto obtiene los Estímulos Económicos para las Artes Escénicas del Ministerio de Cultura.

Elenco de Desertor junto a la dramaturga Sofía Ochoa y el director Francisco Echeandía.

“Una obra donde uno hace más preguntas que respuestas”

Ochoa explica que uno de los grandes temas de la obra es la culpa. “Es una obra donde uno más se hace preguntas, que (obtiene) respuestas. Una de ellas es ¿a quién culpamos?, ¿quién tiene la culpa?”.

Más allá de contar una historia, se trata de buscar una forma de contribuir un poco a arreglar las cosas. Ayudar a sanar este dolor y heridas abiertas en muchos lugares donde no hay reparación.

También considera importante trabajar sobre esta matanza, puesto que aún no se han encontrado a los responsables. Asimismo, señala que la importancia de que se estrene en Arequipa es que aún hay muchos prejuicios, estigmas y violencia respecto a este tema.

El director Francisco Echeandía, agrega que, más allá de dar un mensaje, le interesa que el público sienta y se identifique con la obra, y a partir de ahí cada uno saque sus propias conclusiones. “El reto está en tocar temas sensibles y trabajarlo de la mejor manera para contar una historia, más que tomar posesiones de un lado o de otro”.

Por su parte, Pablo Tur, quien interpreta a un sacerdote que trata de contener y ayudar al joven desertor a tomar una decisión (en una especie de relación de padre e hijo), opina que es una obra que puede tocar cualquier ser humano, más allá de la parte histórica y política.

Es una historia llena de suspenso y carga emocional. No solamente por el tema político, que creo que todavía está en proceso de sanación aquí en Perú, sino por la carga misma que tienen los conflictos que viven los personajes sobre el escenario…la obra puede llegar a emocionar por ese lado, y por el hecho de que los personajes están viviendo un conflicto muy intenso consigo mismos. Se preguntan ¿Por qué tomaron la decisión que tomaron? ¿Quién tiene la culpa de lo que está sucediendo?

Pablo Tur, actor argentino parte del elenco de Desertor.

Talleres que acompañarán la obra en Ayacucho

Además de las funciones en Ayacucho, el 2 y 3 de diciembre, también se presentarán una serie de talleres en beneficio de las víctimas del terrorismo. Entre ellos talleres de sanación a través del teatro,a cargo del director Francisco Echeandía, y talleres de escritura creativa, a cargo de Sofía Ochoa. Así también un taller de psicoterapia, de la mano de un especialista en salud mental comunitaria.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE