13 C
Arequipa

Aftersun (¿con spoilers?)

"Películas en las que un padre debe ocultar su miseria para que su hijo pase una feliz temporada hay muchas. Lo peculiar de “Aftersun” es que nunca cae en la sensiblería común a este tipo de tramas. Al contrario, parece que Wells ni siquiera intenta que te des cuenta de lo que está pasando".

- Publicidad -
Aftersun

“Aftersun”, la ópera prima de la joven realizadora inglesa Charlotte Wells, fue estrenada en noviembre del año pasado en el Festival de Cannes y ha causado gran impresión entre la crítica europea, a diferencia de sus pares norteamericanos, que apenas la han nominado para una estatuilla que seguro no ganará: la de mejor actor.

He dicho “con spoilers”, pero no faltaría a la verdad si dijera que la película va de una niña y su padre de vacaciones por la costa turca. Ese es todo el guion. Por supuesto, detrás (o debajo) de esa trama sencilla subyacen una serie de hechos, recuerdos, temores, intuiciones… que le dan sentido a la historia.

Como se trata de los recuerdos de una niña, la historia es contada de forma fragmentada e inconexa, con una cámara que desenfoca a cada momento, como son los recuerdos de nuestra infancia: a veces borrosos, a veces absurdos. Pero ciertos detalles son pistas que nos van guiando hacia una triste realidad: Calum, el padre de Sophie, está viviendo el periodo más negro de su existencia depresiva, mientras muestra su mejor cara a su inocente hija y le oculta su infierno.

La niña, perspicaz como es, tiene un vislumbre de lo que ocurre a su alrededor, pero no ve las cosas con suficiente claridad. Por ejemplo, deja caer la máscara de buceo al fondo del mar y de alguna manera se da cuenta de que la máscara es costosa y de que ha provocado un lío, pero no ve ese problema en su exacta dimensión. Otro ejemplo: le hace a su padre la sencilla pregunta “¿cómo pensabas que te encontrarías ahora, cuando tenías once años?” Y al padre se le demuda el semblante.

Películas en las que un padre debe ocultar su miseria para que su hijo pase una feliz temporada hay muchas. Lo peculiar de “Aftersun” es que nunca cae en la sensiblería común a este tipo de tramas. Al contrario, parece que Wells ni siquiera intenta que te des cuenta de lo que está pasando, no establece con imágenes claras el sufrimiento del padre, sino que va dejando pistas que al final (sólo al final) serán lo suficientemente esclarecedoras para conmoverte profundamente hasta las lágrimas.

Precisamente, hacia el final de la película ya queda claro que el padre sufre infinitamente (la escena del suicidio no deja ninguna duda). En esa recta final, de manera vertiginosa, acuden a nuestra mente imágenes pasadas que empezamos a comprender y que son como puñaladas al corazón: Calum subido a un balcón y oteando el cielo, la habitación del hotel llena de libros de autoayuda, Calum con el brazo enyesado y sangrante, Sophie jugueteando con un pequeño llavero que tiene marcadas formas femeninas, Calum en una tienda de alfombras, ensimismado y abatido… Todos son planos austeros y sencillos, pero de gran poder significativo.

En toda la película no hallaremos la más mínima nota de preciosismo o de ostentación intelectual. No. Charlotte Wells ha construido una historia muy profunda y evocadora recurriendo a imágenes sencillas con las que no sólo nos identificamos, sino que de alguna manera terminamos diciendo “yo he vivido eso”.

El final de la película aclara muchas cosas, pero deja en la bruma del recuerdo y de la intimidad algunas otras. Lo que sabemos es que Sophie ha crecido. ¿Es feliz? ¿Y su padre dónde está? ¿Ha muerto? A muchas conclusiones se pueden llegar, pero entre golpes de luces y de sombras, vemos a Sophie espetándole a su padre el abandono que sufrió, le grita y lo mira con enojo, pero también lo abraza, sí, finalmente lo abraza, como perdonándole, como comprendiéndole, como si después de veinte años, ella por fin se diese cuenta de que ese corto verano pasado con su padre fue la etapa más feliz de su vida.

Una gran película en la que la belleza y la tristeza se comunican y permutan sus papeles para dejarnos una gran lección de empatía y de amor humanos.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube

Autor

- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias