17 C
Arequipa

Poesía finalista del XI Concurso Literario El Búho: “La música anónima de las groupies de Guamán Poma”

El jurado de la categoría Poesía, que estuvo integrado por los poetas Odi Gonzales, Valeria Sandi Peña y Bethoven Medina, otorgó 4 menciones honrosas en esta categoría

Ver todas las entradas
- Publicidad -

Tras un extendido proceso de calificación, se presentaron los resultados del Concurso Literario “El Búho”. Luego de una ardua deliberación en la categoría Poesía, el jurado calificador otorgó una Mención Honrosa al trabajo “La música anónima de las groupies de Guamán Poma. Además, otros trabajos fueron laureados con la misma distinción. Así, hoy presentamos a uno de los finalistas de la categoría Poesía.

El Concurso Literario El Búho llegó así a su fase final en su XI Edición. El certamen se realiza desde 2008, inicialmente convocando a los escritores de Arequipa y luego del sur del país. Así, desde 2021 ha extendido su convocatoria a escritores de todas las regiones del Perú, con el fin de promover los nuevos valores de la literatura de manera descentralizada.

Sobre el autor del trabajo finalista en poesía

Wilbert Mario Ccoto Tunqui nació en Arequipa en 1978. Se considera un escritor serio (nunca ríe). Ha cursado estudios primarios, secundarios, de periodismo, literatura, artes plásticas y también de diseño gráfico. Esta es la tercera vez que obtiene una mención honrosa en el concurso de El Búho, en la categoría poesía; la cuarta, si contamos una mención en cuento. También fue finalista de la Bienal de Lampa (poesía) del 2009. O sea nunca ha ganado un premio por la literatura, cosa que ya sería el colmo de la angurria, -dice- porque “básicamente es la literatura su sonda, suero y mecanismo para no echarse a andar”. Está trabajando un libro de relatos que no piensa publicar, a menos que uno salga mención honrosa el año que viene.

Poesía: La música anónima de las groupies de Guamán Poma

I

(Lado A)

Corónica

El inicio del fuego (o ¿Por qué desaparecen las personas?)

Imagina a la persona que has perdido.

Súmale las veces en que la has abrazado

Exponiendo teoremas de lejanía

Con la música en ruinas extendiéndose

En el vacío natural de una mano que suelta

Ser el inicio de la eternidad

De carne y luz, por y para

 descomponerse

Resta la escena

De la última vez que te sonrió.

Suma su lenta prisa por irse,

Su cuerpo cansado, 

Las nubes monótonas de UCI

Acumulando mariposas negras sobre sus párpados

Suma el recuerdo de su corazón vaciado

Acariciando tus cabellos

Mientras con un hilo te dresprendía el diente cariado

Ese diente que años más tarde

Soñabas que se te caía antes de la operación de rutina

Réstale y súmale

Los silencios que pesan

El sólo hecho de querer decirle tantas cosas

Así como cuando te despediste

Y le viste una lágrima

A pesar de los narcóticos y de que Dios no existe

La memoria expuesta al sol

La culpa de vivir

después de la extinción de las mariposas

Sólo describías

todo lo que nunca podrías decir

Imagina a esa persona ahora,

Llega con fruta, con discos, con la naturalidad

Del cansancio tras un día largo de trabajo.

Te dice hola y no entiende por qué estás llorando.

Azul en braille (intro)

                El hada de los ceniceros

Relata encuentros turbios

De corazones intactos

De caños que oímos gotear entre sueños

El silencio agridulce

      Desboca y desova tristeza

Leche de sombra, la invención del tiempo

Acidez y dulzura en el descubrimiento del fuego.

Saltar al vacío es un acto de fe, una inmovilidad de nube

            Cortar las muñecas al resplandor

Los proverbios del ave que muere en el aire

Del cuerpo absuelto

Y las miradas resignadas a la lluvia

Amar los restos de las colisiones

         Digerir el espacio

                     Dormir en la acuática acústica

De una madre, de un organismo en grises, que da luz

          Persistir en los recuerdos que mellan las abducciones

Pájaros parásitos de melancolía

           Estamos volviendo a usar el fuego

Para devorar óxido y ternura

           Como la vida / el tiempo que mata sólo fluye:

Nosotras inventamos el fuego que ilumina

Nosotras inventamos el fuego que destruye.

 Las Groupies de Guamán Poma

Somos las sirenas turbias

Del fuego sin descubrirse

El placebo

La crónica

                  Del andar sin sendero

El fluir del acero

                 El ruido de los ángeles al caer

 templos sin infierno

Ven aquí, toma

La música anónima

De las Groupies

de Guamán Poma

Somos el emblema de las cosas

Bajo tierra

Enterradas, rotas

Muerte en museos

Vida en nitrato de plata

Arco irises tatuados en morenas calatas

La sangre entre la leche

El estercolero y la palabra eternidad

Somos la sonrisa antes de la invisibilidad

El juego de los días

Tejiendo un poco de coma

Y el ritual de comenzar todo de nuevo

Limpiándonos las legañas

Lamiéndonos el corazón y las venas

Con un poco miedo y un poco de sorna

Somos las Groupies sacrobscenas

De Guamán Poma

A veces sentimos al viento

Despeinarnos

Incapaz de llevarnos consigo

Nos llena la cabeza de hojas muertas

Pero no sacamos las manos

De los bolsillos

Aún escondemos la hora de convertir

Las bancas de parque en combustión

En un sentimiento sin formas

En poemas cursis de ilusión

Bajo caca de palomas

Ya no hay necesidad de extraviarnos

         La soledad perfecta no puede verse

       (La materia oscura

           En la manía de ver las nubes, están a full)

Las aves también necesitan esconderse

Por eso ya nadie jura

Por eso el cielo es azul

II

(LADO B)

Buen Gobierno

Somos las palabras que predicen el olvido

El silencio que predica miradas

La tristeza que procura intensidad

La inmensidad del equilibrio

Entre ir a velocidad y chocar

La felicidad

Como inevitable caída de los frutos maduros

La descomposición de los cuerpos

Y la descomposición de la luz

Putrefacción

En blanco, en el rugir de los pedazos

En los que el corazón aprendió a ser pirómano

La breve línea

Entre hacer el amor

Y llenar un ataúd

El universo como un invento

Para justificarnos

Somos

El último cartucho

En la última sien

      Las flores como emancipación del sonido

El ruido de frases entre besos desesperados

El silencio que devora

Toda voluntad y toda naranja bajo las moscas

Somos el amor a primera vista

Y el adiós del secreto bajo la forma

La niña que despierta del coma

Por salir a jugar bajo la lluvia.

Somos  

Las Groupies psicodélicas

de Guamán Poma.

Fuimos la temporada fría

Mientras la nieve cubría

A comarcas enteras de fumadores compulsivos

Fuimos el espectro de las promesas imposibles

La gangrena en frigoríficos sin cráneos

La melancolía sobre máquinas para desplumar pescado

La ausencia de la madre

El lejano atardecer sobre vísceras sitiadas por abejas

La soledad como ungüento

Como momento de placer hasta reproducir terror

El corte parcial entre las vértebras y el nervio tánico

Orgasmo

Sacramento del resplandor

El caos de pequeños roedores entre la boca que sangra

Y los niños que suplican

Por fuego

Porque hace frío

           Y la mención del paraíso a oscuras es el colmo

               Del vacío.

Porque la muerte carga consigo

Promesas de levitación

                   tras el último fósforo.

Somos las blancas manos

Entre coágulos de amnesia

El descendimiento de los rayos

Las ondas que crean los cuerpos

Al caer definitivamente

Al agua

La euforia de los insomnes

Que buscan en la profundidad de los lagos

Los restos de la gente que ya no recordamos

Lobos que aúllan

 entre rosas y pus:

La descomposición de los cuerpos

Y la descomposición de la luz.

Tal vez tengamos que irnos

Al cabo de los tiempos

Como todo cuerpo fatigado

O universo que se expande sobre

Imaginarios límites

Y tengamos que cortarnos

Como cuerdas que sostienen la madera y la nota alta

Y gritar lo innominable

Para traducir al viento

Tal vez tengamos que arder

Para conducir a los descalzos al final del túnel

Somos el fuego

Que aún

No se ha descubierto

La crónica del azar en el entendimiento

De los objetos que usamos

para darnos muerte

tras darnos amor.

El Búho, para más trabajos de poesía, síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube

Autor

  • Semanario El Búho

    Las notas publicadas por “Semanario El Búho” fueron elaboradas por miembros de nuestra redacción bajo la supervisión del equipo editorial. Conozca más en https://elbuho.pe/quienes-somos/.

    Ver todas las entradas

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias