Hace 20 años: Sabores y sinsabores de los tres primeros años de El Búho

La bitácora del vuelo tenaz del semanario de Arequipa durante sus tres primeros años de circulación, blandiendo la pluma.

- Publicidad -

Eran días oscuros. La sombra de una dictadura letal eclipsaba toda la región que, ante la inoperancia de sus instituciones, empezaba a desfallecer. Era 1999. En Arequipa, la mafia fujmontesinista dominaba las principales instancias civiles y militares creando el ambiente propicio para una ilegal re-reelección tal y como sucedía en la capital. Pero aquí, en la Ciudad Blanca, en forma de búho, apareció la resistencia.

En noviembre de aquel año, Mabel Cáceres, junto a los intelectuales más destacados de la localidad, deciden dar vida a una publicación que diera la batalla a tanta podredumbre social que estaba colmándolo todo. En agotadoras jornadas de planeamiento fueron confeccionando una a una las plumas de la que sería el ave guardiana de la dignidad de la prensa. “El Búho”, comenzaba a cobrar vida.

EL FISCAL

Cuando en medio de la fraudulenta campaña electoral del 2000, nuestra Plaza de Armas se preparaba para recibir a Fujimori, varios directores regionales armaban en persona el andamio para su sórdido líder al tiempo que ordenaban a los empleados públicos dejar sus labores diarias para asistir al mitin. Los reporteros de “El Búho”, cámara en mano, registraban los escandalosos hechos dirigidos por el “Vladimirito”, Daniel Postigo, quien era entonces director regional de Circulación Vial. Advertido de nuestra presencia, Postigo promete 100 soles al que logre arrebatarnos la cámara fotográfica y el comprometedor contenido de la cinta en su interior. Estando presente Manuel Vizcardo, como fiscal de Prevención del Delito, le fue expuesta la versión de esta amenaza incluido el testimonio de un ciudadano. La respuesta no pudo ser más descriptiva de cómo se manejaba la justicia en ese entonces: “… yo no veo que les hayan hecho nada… cuando les pase algo recién veremos”.

EL PERSONERO

Siendo Ernesto Alarcón alcalde de Yanahuara y personero político de Perú 2000, fue objeto de varias denuncias recibidas, investigadas y publicadas por este semanario. La edición que revelaba los hechos delictuosos que involucraban a este personaje desapareció de los puestos de venta en Yanahuara, en menos de una mañana. Pronto supimos que los ejemplares no habían sido adquiridos por los vecinos de ese distrito, sino por su cuestionado burgomaestre, con el propósito de impedir que sus futuros electores conocieran sus problemas judiciales.

EL CANDIDATO

Durante las últimas elecciones municipales regionales, el nombre del candidato por Perú Posible al municipio de Sachaca, Francisco Ponce, apareció en un informe de “El Búho” como parte del nepotismo practicado por el congresista Gilberto Diaz. La ocasión no fue desaprovecha por ciertos intereses políticos: la edición fue multicopiada y dejada en patios y jardines de aquel distrito.

LOS “PAQUETES”

Los informes periodísticos que involucraron a las autoridades de la UNSA produjeron una secuela de represalias tan extensa que podría ocupar una página completa que no merece. Pero no podemos dejar de mencionar el envío de paquetes y cartas anónimas cuyo contenido pretendía fallidamente detener nuestra labor de investigación.

LAS LESIONES

A finales del gobierno del Fujimori “El Buho” pertenecía a un pequeño grupo de la prensa que no servía a los intereses de la dictadura. La osadía le costó a uno de nuestros reporteros soberano golpe de cachiporra en el rostro propinado por un efectivo policial durante un mitin de la campaña oficialista, además de amenazas telefónicas y el “misterioso” ataque a un redactor por un grupo de facinerosos que le exigían “cerrar la boca” durante una presentación pública del fujimorista, Ernesto Alarcón.

LA OTRA HIJA

Ciudadanos y periodistas se encontraban en el lobby de un hotel arequipeño esperando a Alejandro Toledo en plena campaña electoral. Luego de varios minutos, el candidato presidencial y su esposa se acercaron a la multitud. Una reportera de “El Búho” logró posición privilegiada al lado de la solicitada pareja cuando una desinformada señora confundió a nuestra avecilla con Chantall Toledo y no dudó en comunicárselo a la futura primera dama, provocándole uno de sus primeros desconciertos.

LA CASACA VERDE

También en un tumulto que rodeaba al entonces candidato, Alejandro Toledo, uno de los miembros de su seguridad pretendió apartar violentamente a un representante de “El Búho”. El abuso inspiró atrevida respuesta, pues asida fuertemente de la consabida casaca verde presidencial, nuestra “pacpaca” no permitió el atropello.

LA FOTOGRAFÍA

Se requería el registro fotográfico de una de las visitas presidenciales de cierto japonés cuando nuestro fotógrafo oficial se encontraba en otra comisión y nuestro equipo de prensa cerraba la edición de esa semana. Recurrimos a quien hacia prácticas como secretaria de nuestra oficina. Con menos experiencia que voluntad, la flamante fotógrafa consiguió el material periodístico requerido, aunque para ello tuvo que solicitar asistencia de varios reporteros gráficos de otros medios.

LOS 4 SUYOS

Durante la marcha de los 4 suyos, acompañamos a la delegación del sur hasta la capital. En el trayecto, un cordón policial intentó interrumpir el paso de la caravana en el pueblo iqueño de Guadalupe. A la cabeza del grupo, los periodistas tuvieron que soportar la violenta represión, entre ellos una de nuestras reporteras.

LOS JUICIOS

Tres personajes comprometidos en denuncias periodísticas no encontraron mejor forma de ocultar sus culpas que demandando judicialmente a la imparcial avecilla que se atrevió a desnudar sus verdades. De los cinco juicios entablados, cuatro han sido resueltos a favor de la libertad de prensa. La quinta demanda reclamaba una indemnización por la suma de 500 cien mil dólares (sic), pareciera que el Poder Judicial aún no ha podido descifrar el monto.

LOS TEMORES

Pocos eran quienes se atrevían a vincularse con este semanario temiendo represalias por parte del represor gobierno fujimorista. Muchas casas editoras se negaron a imprimir “El Búho” y sus comprometedores informes, otras tantas empresas prefirieron no auspiciar la publicación y evitarse problemas con el régimen. Afortunadamente, existen valientes que nos permiten hoy celebrar nuestro tercer aniversario.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Autor

  • Semanario El Búho

    Las notas publicadas por “Semanario El Búho” fueron elaboradas por miembros de nuestra redacción bajo la supervisión del equipo editorial. Conozca más en https://elbuho.pe/quienes-somos/.

    Ver todas las entradas
- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias