Artes & Letras

Central

Ramiro Pareja, una retrospectiva

Ramiro Pareja Herrera es uno de los artistas pl�sticos, de los nacidos en Arequipa, con mayor repercusi�n internacional. Con m�s de cuarenta exposiciones en su haber, dentro y fuera del pa�s, presenta ahora en la Galer�a de Arte del Centro Cultural Peruano Norteamericano una reveladora retrospectiva, abarcando lo mejor de su trabajo desde 1978 al 2008, bajo el sugestivo t�tulo de "Diarios de a bordo".

Ramiro Pareja, licenciado en Arte por la Universidad Complutense de Madrid, es un artista absolutamente comprometido con la tradici�n pict�rica occidental. Nacido en Arequipa en 1952, no cabr�a catalogarlo como un representante m�s de la pintura arequipe�a, si es posible hoy en d�a hablar de tal cosa; Ramiro Pareja, definici�n introductoria, es un modernista a carta cabal. Enti�ndase un artista que ha aprendido a conciencia la lecci�n dejada por las principales corrientes vanguardistas europeas y norteamericanas del siglo XX: cubismo, fauvismo, surrealismo, expresionismo, pop. B�sicamente.

En la obra de Pareja no es com�n encontrar elementos del arte hispanoamericano o peruano; sus referentes culturales van desde la mitolog�a griega al jazz, desde las espa�ol�simas corridas de toros a la iconograf�a mon�rquica europea. Si decide deslumbrarnos con una pintura cubista de impecable factura, al mejor estilo Braque, escoge aquellos elementos t�picos utilizados ya por el franc�s �la botella, la copa, las barajas- en clara alusi�n a los tugurios parisinos de la �poca; y hasta pueden leerse en el cuadro palabras francesas como Bordeaux o Le Journal (como en El desayuno de Juan Gris, otro cubista ejemplar).

Lo mismo ocurre cuando aborda la est�tica pop y asume el idioma ingl�s como elemento indispensable para completar determinado estilo. Esto es lo m�s lejos a lo que ha llegado Pareja en su intento por confundirse, mimetizarse casi, con la tradici�n vanguardista occidental. La presente retrospectiva dedicada a Ramiro Pareja Herrera, titulada Diarios de a bordo, consiste en una rigurosa selecci�n de las obras m�s representativas de las diferentes etapas por las que ha atravesado el artista itinerante. Antolog�a pict�rica que arranca con Amiga (1978) de clara tendencia pop y cierra con El rapto de las hijas de Leucipo (2008), un remake fauvista de la pintura de Rubens, un verdadero cl�sico del barroco europeo. Entre las poco m�s de veinte obras que componen esta muestra destacan aquel par dedicado a la m�sica moderna: Jazz (1990) y A Piazzolla (1992), ambos trabajos de corte expresionista, en su vertiente norteamericana. La estupenda composici�n de esos siete m�sicos en el escenario sobre un fondo azul del cuadro titulado Jazz, y el caos de trazos entre los que se adivina dos bandoneones en el homenaje a Piazzolla, impactan por su humor estrafalario y esa mezcla psicod�lica de colores.

Mar�a te amo y A quien le falta ventura, ambos del a�o 2000, cuadros que por su similitud compositiva y la repetici�n de ciertos elementos podr�an ser contemplados como primos hermanos, no permiten sino una sola lectura: la soledad y la rebeld�a, respectivamente. El arte no tiene porqu� ser siempre elusivo, o ambiguo. Por otro lado, lo m�s flojo de la muestra, tal vez sea ese par de pinturas en las que se retrata la tauromaquia; un intento de hiperrealismo de lo m�s artificioso.

Ciertamente, esta retrospectiva de Ramiro Pareja es tan variada que puede complacer los gustos m�s contradictorios. La muestra seguir� abierta hasta el 18 de diciembre. (Daniel Mart�nez L.)

 

S�lo un recuerdo.

 

 

Bacanal

Rejoneo

 

A quien le falta ventura

El cielo estrellado encima de m�.

 

Jazz.

 

 

Chica con perro.

A Piazzolla.