extramuros  extramuros  extramuros

Navidad

Se acerca la Navidad y crece el temor de incendios en los mercadillos, de juegos artificiales que explosionan en manos de los niños, de lucecitas del árbol que queman las casas, de ladrones que llegan de todas partes porque saben que la gente anda por ahí, con su aguinaldo, haciendo compras, en fin. Más parece una fecha para quedarse en casa a buen recaudo que una fiesta para celebrar. Quizás deberíamos pensar en cambiar el significado de la Navidad.

Mauricio Huertas

[email protected]

 

R: Incendios, asaltos y demás calamidades ocurren todos los días del año, con Navidad o sin ella. Al menos, en estas fechas hay a quienes se les renueva el espíritu festivo; aunque a otros –como a nuestro lector-, definitivamente, no.

 


Arzobispo denunciado

Supongo que a ese señor que se hace llamar sacerdote y que ha denunciado, nada menos que al Arzobispo, lo excomulgarán. Más allá de la anécdota –porque monseñor saldrá librado de todo esto-, es realmente una preocupación que se llegue a tal falta de respeto a la dignidad de un representante de los apóstoles. Un castigo ejemplar, es lo mínimo que se puede esperar.

Martha Espezúa

DNI 29060908

 

R: La iglesia católica actuaría dentro de sus fueros, si sancionan al sacerdote que ha indignado tanto a la lectora; como él actuó dentro de sus fueros ciudadanos al denunciar por difamación a la máxima autoridad eclesiástica de la ciudad.

 


Nueva estrofa

Nadie se da cuenta del mensaje subliminal de la nueva estrofa. Donde dice: "rendir culto al dios de Jacob", el dios de los judíos. El dios peruano es Wiracocha; luego, en la conquista española, se introdujo el cristianismo; y Simón Bolívar decretó que todos los peruanos somos cristianos. Y ahora cantamos al dios de Jacob.

Christian Manrique

[email protected]

 

R: La estrofa en cuestión se cantaba en la década de los 80 y fue retirada precisamente por el soterrado culto al que hace referencia el lector.

 


CONSUMIDOS

Los gobernantes gobiernan a favor de los grupos plutocráticos que sostienen el neoliberalismo de la corrupción con el cuento del libre mercado. Pretenden debatir un código del consumo promovido por el presidente de los banqueros y diseñado por el Colegio de Abogados de Lima con ayuda de los lobbys de Confiep. Ese es un código anti consumidor, pro banqueros, pro Telefónica y demás, que cuentan el "cuento de la inversión extranjera" cuando usan los recursos de los ahorristas y trabajadores peruanos a quienes les pagan miserables tasas de interés y cobran usurariamente a los tarjetahabientes. No a ese código. Promovamos la dación de un código del consumidor que garantice el pleno respeto de todos los derechos y libertades de las personas y la debida tutela de sus intereses dentro del necesario ordenamiento de la constitucional economía social de mercado que promueva el bienestar integral y común de todo el pueblo peruano.

Dante Aurelio Martínez Palacios

Pdte. Asociación de Consumidores de Arequipa

 

R: Parece que el consumo estuviera consumiéndose derechos fundamentales.