Policial

Padre que degoll� a su hijo pidi� a juez tenga piedad

"Lentamente como a un corderito"

Si la pregunta de por qu� la gente mata a un inocente de por s� no tiene respuesta, la muerte de un ni�o en manos de sus propios padres es un enigma sin explicaci�n posible. El asesinato del peque�o Alex Monasterio Mamani ha provocado el planteamiento de un sinf�n de teor�as por parte, no s�lo del Ministerio P�blico y la Polic�a, sino tambi�n de una sociedad conmocionada.

Ahora llora. Epifania Mamani trata de mostrarse arrepentida ante el Juez.

En la primera audiencia los imputados apenas pudieron levantar la cabeza para ver al juez. Marta Mu�oz, fiscal de la Segunda Fiscal�a Penal Corporativa a cargo del caso, calific� el hecho como imperdonable. Esas palabras le arrancaron unas cuantas l�grimas a Epifania Mamani, madre del ni�o degollado.

Luego rompi� en llanto y se tap� los o�dos para no o�r m�s. En cambio V�ctor Monasterio, su esposo, llor� s�lo cuando el juez le concedi� la oportunidad de hablar. Luego que su abogado le dice unas palabras al o�do, el imputado al parecer accede pidiendo perd�n a su hijo y a Dios, piedad al juez y redundando en que su situaci�n econ�mica es frugal. Finalmente dice estar "recontra arrepentido" por haber cometido aquel crimen sin precedentes.

"Le cort� el cuello"

Eran aproximadamente las once de la ma�ana, en el lote 18 de la manzana "S" en "El Triunfo", La Joya, cuando el peque�o Alex perdi� la vida de manera horrenda.

Su propia madre intent� asfixiarlo con un pa�al. Mientras presionaba el rostro del ni�o, esperaba que sus bracitos dejaran de batirse desesperadamente, pero estos, aferr�ndose a la vida, cada vez cobraron m�s fuerza. Entonces Epifania, cansada, desisti� ante la atenta mirada de V�ctor, que al ver que su esposa no pod�a, decidi� hacerlo por �l mismo.

El llanto del beb� los puso m�s nerviosos. Deb�an apurarse y ten�an miedo que alguien los oyera. Entonces el padre coloc� el peque�o cuerpo de su criatura sobre el suelo terroso. Luego agarr� un cuchillo, oculto entre unas bloquetas, sujet� la barbilla del peque�o y comenz� a cortarle el cuello "lentamente, como un corderito� hasta que llegu� al tonccori", dijo. Luego acordaron deshacerse del cuerpo pero no en un pueblo con las evidencia a la luz, sino en la ciudad. Tras envolver el cad�ver del peque�o Alex con pa�ales y algunas prendas de vestir, lo amarraron con un cordel.

Epifania llam� a su hermano Pastor y le anticip� que esa misma tarde estar�an llegando a Arequipa. Una vez en la casa de su hermano, en el pueblo joven Independencia de Alto Selva Alegre, los esposos le comunicaron sobre la muerte del peque�o Alex, por lo que Pastor Mamani quiso velar el cuerpo para luego sepultarlo, pero los padres se opusieron. As� fue como Pastor descubre el cad�ver del peque�o, tra�do desde La Joya en la bodega del bus.

(Izq.) Embolsado. El cuerpo del peque�o fue tra�do a nuestra ciudad en la bodega de un bus. (Der.) Piedad. V�ctor Monasterio asegura estar arrepentido y pide perd�n a su hijo.

Prisi�n preventiva

En la audiencia del pasado mi�rcoles 16, cada imputado se present� con su respectivo abogado. Los argumentos planteados en defensa de Epifania Mamani trataron de asirse a la idea de que el nivel de ignorancia y sumisi�n al que su esposo la hab�a sometido siempre, la empujaron a cometer el delito, ya que si no lo hac�a, V�ctor Monasterio la abandonar�a.

El abogado defensor tambi�n refiere que en un momento Epifania le sigui� la corriente a V�ctor para as� llegar donde su hermano con el objeto de acusarlo. La defensa de V�ctor Monasterio puntualiz� que el detonante de esta tragedia fue la falta de apoyo que este recib�a por parte de su esposa. Adem�s, argument� que la falta de trabajo los hab�a llevado a una situaci�n extrema. Eso no ser�a del todo cierto ya que el hermano de Epifania, Pastor Mamani, les hab�a ofrecido ayuda en Arequipa.

"Estaba borracho"

El abogado de Monasterio tambi�n asegur� que en el momento del asesinato Monasterio estaba ebrio. Sin embargo, la fiscal Marta Mu�oz ha desmentido dicha versi�n ya que el resultado de los ex�menes indica lo contrario. Finalmente se resolvi� dar prisi�n preventiva a la pareja por temor a que fugaran en el transcurso de las investigaciones, debido a que la pareja no tiene "arraigo". Siempre fueron errantes. Pod�an vivir en cualquier lugar, como hicieron desde que se conocieron, en Desaguadero, donde naci� el peque�o Alex.

Un segundo aspecto obedec�a a que durante el tiempo de la investigaci�n los esposos podr�an eliminar a su otro hijo de 2 a�os e incluso intentar matarse uno a otro, considerando la magnitud del crimen ya cometido. En palabras de la fiscal Mu�oz se tiene previsto que las investigaciones duren 9 meses aproximadamente. Culminado este plazo la acusaci�n ser�a inminente. (Jhonatan Segura)