Informe

 

En una semana religiosa y tradicional

Santas Costumbres

La semana m�s intensa para la comunidad cristiana no solo se nutre de largos recorridos procesionales. Desde la comida, los chupes y mazamorras hasta las penitencias extras, como no comer carne y visitar catorce iglesias a pie son costumbres que han demostrado permanecer vigentes aunque pasen los a�os.

Viernes Santo. La procesi�n del Santo Sepulcro convoca a centenares de fieles.

Para esta temporada del a�o, el rostro m�s venerado es el de un Cristo dolido y acongojado. El mundo cat�lico recuerda la muerte de Jes�s en una recreaci�n, que va desde su entrada a Jerusal�n, cuyo "remake" m�s representativo en nuestra ciudad es el Domingo de Ramos; la crucifixi�n, su muerte y la resurrecci�n en el Domingo de Gloria.

Cronol�gicamente, un poco m�s de una semana, tiempo que sirve para invitar al p�blico cat�lico a realizar enmiendas colectivas. Asistir a misa y confesarse son solo parte del compromiso con la iglesia, pero la fe demanda otros actos, mejor llamados costumbres; aquellos que nos proh�ben algunas cosas pero disfrutar en abundancia de otras.

La Semana Santa va precedida por la Cuaresma, que culmina en la Semana de Pasi�n donde se celebra la eucarist�a en el Jueves Santo. Se conmemora la Crucifixi�n de Jes�s, el Viernes Santo; y la Resurrecci�n en la Vigilia Pascual, durante la noche del S�bado Santo al Domingo de Resurrecci�n. Durante la Semana Santa tienen lugar numerosas muestras de religiosidad popular, destacando las procesiones y las representaciones de la Pasi�n.

V�a crucis

Domingo de Ramos despierta desde muy temprano a los fieles y los congrega en una celebraci�n eucar�stica que finaliza con la bendici�n de cruces y ramos trenzados de hoja de palmera

Es cierto que las procesiones del "Se�or de la Sentencia" y la del "Se�or de la Amargura" comienzan sus salidas y recorridos por toda la ciudad. Pero el d�a mi�rcoles convoca procesiones de otro tipo en el centro hist�rico; precisamente en la calle San Francisco que, de un tiempo hasta hoy, rebalsa de p�blico que aprovecha el feriado largo y asiste a las discotecas y locales por adelantado, como cualquier fin de semana.

Diablos. Satan�s hace su ingreso en escenificaciones sacras.

Judas. Un monigote es quemado, con todo y testamento.

Jueves Santo, parte del v�a crucis, hay que revivirlo recorriendo las estaciones, pasajes que recuerdan la agon�a de Jes�s hasta el calvario, visitando las principales iglesias de nuestra ciudad. Recorridos que de un tiempo a esta parte, convocan a m�s de media Arequipa, fieles de todas las edades se desplazan masivamente por las calles, asisten y colman los templos que brindan misas en horario completo. Primera de las tradiciones para empezar a borrar los pecados.

El viernes Santo o viernes de los dolores, d�a de las reflexiones y qu� mejor que la televisi�n para ayudar con la maduraci�n de �stas. Pel�culas como Ben Hur y Los diez mandamientos son cl�sicos infaltables de toda la larga lista de tradiciones de la pascua. Es tambi�n costumbre degustar diferentes tipos de mazamorras y el chupe de camarones o chupe de viernes, o cualquier plato que no contenga carnes rojas como el hiro de zapallo o aj� de calabaza.

El Domingo de Resurrecci�n, tanto en la ciudad como en otros pueblos, es costumbre realizar la quema de Judas en la Plaza de Armas y degustar el caldo de Pascua, hecho a base de 7 carnes: gallina, res, cordero, lengua de cordero, chalona, lonja de cerdo y pollo.

Manzanas. Indispensables en las procesiones.

Pescado. El negocio de Semana Santa.

Pescado y Semana santa

Es el pescado el alimento b�sico para los d�as de la Pascua, en diversas presentaciones, los frutos del mar forman parte del men� de Semana Santa y son las amas de casa las que verdaderamente sufren la v�a crucis al momento de realizar las comprar para la preparaci�n de los potajes santos.

El terminal pesquero, principal lugar de abastecimiento, ha recibido aproximadamente sesenta toneladas de productos marinos, entre pescados de mayor demanda como el jurel, la caballa y el machete, adem�s de mariscos y productos congelados. As� lo hizo saber, Ysmael Tito Machaca, presidente de la Asociaci�n de Comerciantes del Terminal Pesquero.

Los camarones est�n ausentes todav�a por la veda, pero tal vez para las fiestas del pr�ximo a�o las machas est�n listas para su gran reaparici�n en el litoral. Todo depende de la autorizaci�n del Ministerio de la Producci�n; por el momento s�lo queda consumirlos procesados o secos.

Dato de pescador

El pescado sube de precio y la explicaci�n no es s�lo la demanda sino la escasez de algunas variedades de peces. La Pascua de Resurrecci�n es el domingo inmediatamente posterior a la primera luna llena, tras el equinoccio de primavera.

Para entender mejor esta idea, es Fredy Camacho, experto vendedor marino, quien explica de manera did�ctica la posible causa. Semana Santa casi siempre coincide con noches de luna llena, lo que resulta perjudicial para los pescadores quienes empiezan la faena en la madrugada. La luz provoca las sombras de las embarcaciones sobre el mar que ahuyentan los card�menes haciendo m�s tediosa y menos productiva la pesca.

La figura puede servir como una explicaci�n, lo cierto es que Semana Santa se hace cada a�o m�s contundente a nivel mundial y no es requisito fundamental ser cat�lico o cristiano. El domingo de Gloria lo agarra a uno confeso o ateo, como se encuentre. (Giuliana Guti�rrez)

 

(Izq. )Semana. El Domingo de Ramos comienzan cultos y comercios.  (Der.) Sahumerio. Creencias paganas se cuelan en la fiesta religiosa.

 

Chupe. El almuerzo esperado de Viernes Santo.