Policial

Cuando la sangre llama a la sangre

La vida de Sharon P�liza Valdivia, de 29 a�os, propietaria de la cadena de restaurantes "Antojitos de Arequipa", se extingui� la tarde del 13 de julio de 2009. Seg�n la acusaci�n fiscal, la mataron sus t�os Javier Mar�n Bratwaithe, Vilvia Valdivia Vargas y la hija de ambos, Fernanda. La v�ctima los llamaba "pap� Javier "y "mam� Vilvia". Esta semana se inici� el juicio oral para esclarecer las circunstancias del crimen.

V�ctima. Sharon P�liza. As� apareci� su cuerpo sin vida el 15 de julio del a�o pasado.

Aqu�l 13 de julio, Sharon P�liza lleg� a la casa de sus t�os para almorzar � un departamento en el cuarto piso de un edificio ubicado en Selva Alegre. La raz�n: el cumplea�os de su "mam� Vilvia", que fue el 6 de julio. Sin embargo, Vilvia no estuvo a la hora del almuerzo, seg�n sostiene la defensa que pretende librarla de toda responsabilidad, as� como a su hija Fernanda.

"Al llegar la not� ansiosa y ojerosa, como cuando me dan mis ataques de ansiedad", dijo Javier Mar�n sobre Sharon. Al ir a la cocina, encontr� el medicamento que consume desde hace 6 a�os contra la ansiedad, y � sin que su sobrina lo notara- coloc� una pastilla de 2 miligramos en su vaso de refresco. "Para que se calme", refiere el t�o, que ha asumido toda la responsabilidad del asesinato.

En su declaraci�n ante los magistrados de la Tercera Sala Penal de la Corte de Justicia de Arequipa, Mar�n se contradice en el nombre de la pastilla y en lo que fue el almuerzo de aqu�l d�a, en el que s�lo participaron �l, su hija y la v�ctima.

Sharon, pese a las insistencias de su t�o para que descanse, sali� del edificio para devolver unos manteles. Poco tiempo despu�s regres� al inmueble. Vilvia descansaba en su cuarto y su hija tomaba una ducha, seg�n relata el asesino confeso. En ese momento Javier not� que el f�rmaco estaba haciendo efecto. Llev� a Sharon al cuarto de Fernanda, donde se qued� dormida.

Cuando Mar�n regres� al cuarto, afirma, Sharon estaba con medio cuerpo fuera de la cama y trat� de acomodarla. Al despertar Sharon y ver que su t�o estaba sobre ella, sinti�ndose atacada, comenz� a forcejear y gritar, por lo que Javier us� una almohada para callarla. En el forcejeo, el hombre recibi� un rodillazo y comenz� a presionar a�n m�s, hasta ahogarla.

Vilvia, por su parte, declara no haber notado nada extra�o en su casa y que pas� la mayor parte del d�a fuera porque ten�a una entrevista de trabajo. Asegura haber regresado al departamento entrada la noche. Al llegar su madre, Fernanda se percat� que ten�a mucha fiebre. Como ese cuadro se repet�a desde hac�a varios d�as, su hija le dijo: "me voy a ba�ar y nos vamos al hospital".

Asesino confeso. Javier Mar�n.

La hija. Fernanda Mar�n.

T�a carnal. Vilvia Valdivia.

Cuando Fernanda fue interrogada dijo que, al salir de la ducha, se dirigi� a su cuarto; pero su padre trat� de impedir que entrara. "Hijita, no te vas a asustar de lo que vas a ver, he peleado con Sharon", le dijo. En su cuarto descubri� el cuerpo de Sharon sobre su cama. Se arrodill� y llorando toc� su mano inerte. Pregunt� qu� hab�a pasado y su padre le respondi� que discutieron y que, sin darse cuenta, la mat�.

En ese momento decidieron envolver el cuerpo con una s�bana. Fernanda se cambi� y junto con su padre llevaron a su madre al hospital. A partir de ese momento, para encubrir el crimen, comenzaron a enviar numerosos mensajes de texto del celular de Sharon al de su hermano, Luis Alberto. En ellos ped�an un rescate de 60 mil nuevos soles por la joven. Luego la cifra se estableci� en 40 mil. En los mensajes amenazaban con matar a Sharon si avisaban a la Polic�a. Adem�s se�alaban que los estaban vigilando. Pero el martes 14 de julio en la ma�ana, la familia de Sharon hizo la denuncia.

Miembros de la Polic�a de Secuestros visitaron el departamento de los t�os y fueron recibidos en la sala, sin percibir que a unos metros yac�a la mujer que buscaban, asesinada desde hac�a 24 horas. Finalmente, a las 5 de la ma�ana del mi�rcoles 15 de julio, Javier Mar�n Bratwaithe fue intervenido por dos Polic�as de Turismo con el cad�ver envuelto de Sharon en la vereda de su casa, en un fallido intento por deshacerse de �l.

 

El f�rmaco

Seg�n una profesional qu�mica farmac�utica consultada por este semanario, la administraci�n de una pastilla de Clonazepam de 2 mg tarda en hacer efecto entre 15 y 30 minutos. A quien lo toma por primera vez le producir� somnolencia. En caso de despertar, el cuerpo no posee las fuerzas necesarias para realizar un forcejeo.

Contradicciones

Fernanda se enter� del crimen al entrar a su cuarto. Pero no se pone de acuerdo con su padre en la hora: ella se�ala que fue a las 4 de la tarde; el otro, que a las 6. De otro lado, el asesino afirma que el taxista, con el que fue intervenido, fue quien le ayud� a envolver el cad�ver en un sleeping y con sogas, negando que su hija lo haya ayudado en este intento por desaparecer el cuerpo. Sin embargo, el taxista aludido, V�ctor Pati�o Yahuira, manifiesta que al llegar a la casa de Mar�n encontr� el cuerpo en la vereda y que no ingres� al inmueble en ning�n momento.

Luis Alberto P�liza, hermano de Sharon, en su declaraci�n, y a pesar de las insistentes objeciones del abogado defensor para que no continuara, relat� que en mayo de 2009 sus t�os tambi�n intentaron doparlo. "Me dieron un vaso de leche, not� que ten�a un sabor extra�o. Poco despu�s me sent� muy cansado. Me hicieron acostar y me dorm�. Al despertar Javier, Vilvia y Fernanda me miraban", narr�.

La madre de Sharon, Venecia Valdivia, al notar que su hija no regresaba a casa, record� que ella en horas de la ma�ana le coment� que iba a almorzar con su "mam� Vilvia". Al llamarla, Vilvia le contest� que no sab�a y la comunic� con Fernanda. "Ella vino temprano y se fue", respondi� la joven en un tono de voz que Venecia encontr� nervioso.

La fiscal Mar�a del Rosario Lozada Sotomayor, de la Segunda Fiscal�a Corporativa, pidi� una pena de 30 a�os de prisi�n por el delito de homicidio calificado, secuestro y extorsi�n, para toda la familia Mar�n Valdivia. Los abogados de los familiares solicitaron una indemnizaci�n no menor a los 200 mil nuevos soles.

A las 6 de la tarde del pasado jueves 27, la madre de Sharon realiz� una vigilia junto con un grupo de personas, pidiendo cadena perpetua para los acusados. Cuatro extensas jornadas de audiencias, de hasta ocho horas de duraci�n, se realizaron esta semana e incluyeron la declaraci�n de los peritos. Despu�s de vistos los hechos, los jueces colegiados Nayko Coronado Salazar, Orlando Abril y Jos� Arce emitir�n la sentencia. (Christian Ticona)

 

Las peripecias del proceso

La primera audiencia programada para el 25 de mayo deb�a iniciar a las 9 de la ma�ana. Sin embargo, por problemas que tuvo la camioneta del INPE al trasladar a los detenidos desde el penal de Socabaya, los jueces tuvieron que esperar cerca de 40 minutos para iniciar el proceso.

La audiencia del d�a siguiente tuvo problemas t�cnicos. No hab�a fluido el�ctrico lo que imped�a que el audio fuese grabado. Las asistentes de la Sala tuvieron que trasladarse de un lugar a otro con reproductores port�tiles para grabar las declaraciones y respuestas de los acusados.

Las largas jornadas excedieron las 5 horas en la ma�ana suspendi�ndose para continuar en la tarde.

Preguntas

Mientras la parte acusadora insist�a en preguntas espec�ficas, la defensa incidi� en confundir a los testigos en su interrogatorio, pidiendo que se les muestre los folios y reconozcan all� sus declaraciones. Adem�s cortaba sus respuestas en muchos casos.

Muchas de sus preguntas fueron calificadas como fuera de contexto, esto ocasion� malestar en los magistrados que constantemente ten�an que interrumpir a los abogados y a la fiscal�a por sus preguntas no validas.