Informe

Para darle terrenos a invasores en Characato

Cofopri mutila comunidad

Comuneros denuncian que les aplicaron irregularmente una norma para quitarles seis hect�reas de terreno. Pero jefa de Cofopri, Fel�citas Rom�n, asegura que desmembramiento de su territorio fue legal.

Tijeretazo. Fel�citas Rom�n insiste en que recorte de tierra fue legal.

El a�o pasado, a mediados de abril, Cofopri (Organismo de Formalizaci�n de la Propiedad Informal) dispuso el desmembramiento de la Comunidad Campesina de Characato. En virtud a la resoluci�n jefatural 144, rubricada por la jefa de Cofopri, Fel�citas Rom�n, la Comunidad perd�a seis hect�reas de terreno comunal.

Los beneficiarios de esta decisi�n ser�an los integrantes de la Asociaci�n Urbanizadora de Inter�s Social "Las Rocas", un asentamiento humano que se introdujo en los terrenos de la comunidad.

Seg�n el presidente de la Comunidad Campesina de Characato, Mario L�pez Pinto, el proceder de Cofopri ser�a ilegal ya que las tierras de las comunidades campesinas son inembargables, imprescriptibles e inalienables de acuerdo a la ley 24656, que declaraba de inter�s nacional y social, el deslinde y la titulaci�n del territorio de las comunidades campesinas.

En virtud a esta ley, la comunidad campesina inscribi� en los Registros P�blicos los linderos de su territorio a finales de la d�cada de los a�os 80. Desde entonces no tuvieron problemas. Hasta ahora.

No aplicable

Para realizar el desmembramiento de la comunidad, Cofopri se ampar� en la cuarta disposici�n complementaria de la ley 26845, que estipula que no se consideran tierras de las comunidades campesinas las que al 31 de diciembre del 2003 se encontraban ocupadas por asentamientos humanos. Seg�n el representante de la comunidad, la ley que aplic� Cofopri no les deb�a afectar ya que esta s�lo era para la titulaci�n de las tierras de las comunidades campesinas de la costa. Las comunidades costeras son aquellas asentadas hasta los dos mil metros sobre el nivel del mar. La comunidad campesina de Characato est� ubicada sobre los 2 mil 500 msnm, por lo que no pod�a ser considerada una comunidad costera sino de la sierra.

En el argumento de Mario L�pez Pinto, la ley s�lo deb�a ser aplicada a las comunidades que est�n en proceso de deslinde y titulaci�n, pero no a las que ya fueron tituladas. En base a estos argumentos, la comunidad solicit� desde setiembre del a�o pasado que la gerencia de Agricultura realice las acciones para declarar la nulidad de la resoluci�n de Cofopri.

Por otro lado, la Asociaci�n Urbanizadora de Inter�s Social "Las Rocas" no se encuentra inscrita en los Registros P�blicos, por lo que se tratar�a de invasores que a�n no se han formalizado. En virtud a esto, la comunidad no se explica c�mo Cofopri se interes� en esta asociaci�n para anteponer sus intereses a los de la comunidad.

Recorte legal

Sin embargo, la jefa de COFOPRI tiene una lectura totalmente distinta. Aunque no pudo precisar el n�mero de la disposici�n, Fel�citas Rom�n asegura que existe una norma que modifica la ley 26845 y hace extensiva su aplicaci�n tambi�n a las comunidades de la sierra. Adem�s, afirma que la norma faculta expresamente a Cofopri a entregar los terrenos que hayan sido abandonados por las comunidades y que fueran ocupados por informales.

Rom�n agrega que el hecho que la comunidad haya registrado su terreno en Registros P�blicos no obstaculiza el desmembramiento. Todo lo contrario, justamente por el hecho de estar inscritos en la SUNARP es que puede efectuar esa operaci�n.

Para la jefa de Cofopri la separaci�n del terreno ha sido totalmente legal. Adem�s, asegura que el reclamo de la comunidad tiene algunos puntos flacos, ya que en algunos casos los terrenos fueron vendidos por los mismos comuneros y se trata de pugnas al interior de la comunidad. Seg�n Fel�citas Rom�n, no es necesario que la Asociaci�n figure en los Registros P�blicos ya que los t�tulos de propiedad se dan individualmente a las personas que acreditan la posesi�n de los terrenos.