Informe

Inician proceso administrativo a jefe de Registros Públicos

Le cae la noche a Manuel Gamarra 

Contratación irregular de una asesora fue observada por Control Interno. Pagos fueron irregulares y no se comprobó si contratada cumplió con trabajo. Sunarp Lima resolvió abrir proceso administrativo. También está implicado el ex defensor del pueblo Ronald Paredes.

(Izq.) La asesora. Yrina Delgado trabajó en el GRA y fue también muy cercana a Vera Ballón. (Der.) Compañero en problemas. Gamarra habría realizado contrataciones ilegales

El 19 de mayo, la Superintendencia de los Registros Públicos emitió la resolución 117 -2010. En ella designa a una comisión encargada de iniciar proceso administrativo disciplinario al jefe de la zona registral Nº XII, José Manuel Gamarra Seminario, y a los ex gerentes registrales Giuliana Reymer Núñez y Ronald Paredes Paredes. El Órgano de Control de esa institución recomendó el procedimiento en virtud a un examen especial realizado en el periodo 2008.

El hallazgo era que Manuel Gamarra, en su calidad de jefe zonal, incumplió la ley de contrataciones y adquisiciones del Estado para contratar los servicios de consultoría de Yrina Marianella Delgado Huertas del Pino. Ella es socióloga y, al igual que Gamarra, laboró en el Gobierno Regional de Arequipa en el periodo del ex presidente aprista Daniel Vera Ballón.

Antigua compañera

Yrina Delgado Huertas pasó de ser técnico en la oficina de Ordenamiento Territorial del GRA a asesora de Gamarra. Para esto, el jefe de SUNARP primero la contrató para una consultoría que debía durar 39 días. Delgado debía elaborar un "Estudio del Impacto Social que generan los servicios del Registro de Predios y Personas Jurídicas de la Zona Registral NºXII Sede Arequipa –periodo 2006". Sin embargo, su contratación se extendió por 285 días. El incremento del servicio supuso también un desembolso mayor del que se estipuló en el contrato, que pasó de 5 mil soles a 25 mil.

Para mantenerla dentro de la institución, la jefatura de la SUNARP suscribió cinco adendas, es decir, cinco modificaciones al contrato inicial, para que siguiera trabajando. Según el informe 002-2009-20942 elaborado por el órgano de control de la SUNARP, las adendas incumplían con los artículos 42 y 43 de la ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado. Por lo mismo, los pagos a esta profesional eran irregulares. La responsabilidad de Guiliana Albenia Reymer Núñez y de Ronald Paredes es que ambos funcionarios emitieron conformidades del servicio de consultoría con los que se sustentaron los pagos de Yrina Delgado, pero no verificaron "el cumplimiento del objeto del servicio". Guiliana Reymer emitió una conformidad, en tanto que el ex Defensor del Pueblo, Ronald Paredes, emitió ocho conformidades.

Registro aprista

En el 2008 Gamarra, conspicuo militante aprista, fue objeto de denuncias por contratar a sus correligionarios en puestos que no eran afines a sus especialidades. En la edición 333 de "El Búho" dimos cuenta de algunos casos en los que hasta psicólogos trabajaban en distintos puestos que no tenían nada que ver con su profesión y recibían un sueldo diferenciado. Uno de ellos fue justamente el de Yrina Delgado Huertas quien, tras el supuesto estudio que realizó para Registros Públicos, pasó a trabajar en la gerencia registral como "asesora" de Gamarra a pesar de no haber sido contratada para ese fin. En ese entonces el jefe de la SUNARP declaró que ella ganaba una remuneración de 3 mil nuevos soles.

Resolución. Documento que abre proceso administrativo disciplinario contra Gamarra y compañía.

La también procesada Giuliana Reymer fue presidenta del comité especial que contrató por segunda vez a Yrina Delgado. Se trató además de una invitación de la propia institución. El comité especial la calificó con el mayor puntaje. La propuesta económica con que ella se presentó fue de 5 mil soles.

No sabe nada

Consultado sobre su proceso administrativo disciplinario, Manuel Gamarra manifestó que no estaba enterado del mismo ya que no había sido notificado formalmente. Agregó que esperaría la formalidad para hacer sus descargos. Respecto a la contratación de Yrina Delgado aseguró que no hubo nada irregular, pero no podía comentar más ya que, si la contratación de esta persona estaba formaba parte de un proceso, éste tenía carácter de reservado.

El último viernes Manuel Gamarra viajó a la capital. Según declaró, era para ver temas de la jefatura. No obstante, se rumorea que fue para minimizar las repercusiones de su proceso administrativo. (José Luis Márquez)