Crónicas Descarriadas

JESÚS MARTÍNEZ MOGROVEJO

¡Aún es tiempo! ¡Abajo la mezquindad! ¡Arriba el profesionalismo!

Junto con un intenso crecimiento económico suelen producirse, a veces, efectos colaterales positivos. Dicen algunos teóricos que al haberse suplido carencias básicas (alimentación, salud, agua, luz...) se puede dar cabida al "ocio" en una sociedad. Por ejemplo, uno de estos efectos colaterales puede ser el de la cultura; al haber un auge económico, esta recibe más apoyo de entes públicos. Se aprueban propuestas, se abren espacios, se incentivan proyectos que a su vez, extraordinariamente, producen un efecto de reguero de pólvora y llaman a más proyectos, a más ideas. Cultura, evidentemente, entendida desde el concepto "occidental" posmoderno, que se refiere a artes (pintura, escultura, artes visuales, etc) y espectáculo principalmente. Arequipa, después de Lima, ha sido y es sin duda la ciudad cuya vida cultural es más intensa, un ejemplo y casi una excepción en el Perú. Sin embargo, esta tradición no está necesariamente vinculada a alguna voluntad estatal o municipal. No. En Arequipa, la cultura se ha creado espacios desde siempre gracias a la iniciativa de entes privados como el ICPNA, la Alianza o el Peruano-Alemán. En los últimos años, ha sido particular el brillo del primero de los mencionados, desplegando una acertadísima labor en lo que se refiere a la difusión de la cultura en general y del arte en particular (el visual sobre todo). La mayor parte del mérito le corresponde a Angela Delgado, quien ha estado a cargo de este incomparable empuje que ha colocado a nuestra ciudad en los circuitos del arte internacional y, paralelamente, ha puesto en la vitrina a los artistas arequipeños. Me acabo de enterar por diversas personas muy bien vinculadas al medio del arte aquí en Lima que se pretende su destitución. Nada más errado. Angela debe ser con seguridad la mejor profesional en el medio de la dirección cultural, y casi me atrevería a decir la única. Dinámica, con criterio, conocedora y humana, características que indudablemente le deben haber acarreado enemigos. La mezquindad y la envidia campean cuando se sabe que el otro es el mejor en su campo. Sería una irreparable pérdida para Arequipa que Angela deje de ocuparse del mejor espacio cultural que ofrece la ciudad.