Informe

Ejercitando cuerpo y mente

Gimnasio intelectual

Esta es una de las pr�cticas m�s innovadoras en la educaci�n superior. Una serie de m�dulos con diferentes retos mentales han hecho que los alumnos de la carrera profesional de Ingenier�a Qu�mica pongan a prueba su creatividad e imaginaci�n; y despierten ese lado inteligente que a veces se duerme y as� su cerebro "mantenerse en forma". Porque no solo se esculpe el cuerpo con ejercicio sino tambi�n la mente.

Iniciativa. Funciona en Escula de Ingenier�a Qu�mica de la UNSA.

El m�todo "Tomatis" estimula la inteligencia de los beb�s a trav�s de la aplicaci�n de melod�as cl�sicas de Mozart , pero a algunos esa edad se nos ha quedado muy atr�s. Estimular nuestra inteligencia ahora solo depende del grado de dificultad que tengan nuestros problemas; pero lo que es dif�cil de imaginar es crear una feria llena de ellos, en donde se pongan a prueba destrezas mentales que todos tenemos, pero que no siempre nos animamos a usar.

Buen ejemplo de esta pr�ctica es la iniciativa que se ha tenido en la escuela de Ingenier�a Qu�mica de la Unas (Universidad Nacional de San Agust�n), donde cada dos horas un nuevo grupo de alumnos ingresan al "Gimnasio Intelectual" con el fin de ejercitar el cerebro.

Ejercicios grises

El gimnasio intelectual cuenta con diferentes m�dulos. Estos corresponden a diferentes niveles que pretenden trabajar con ambos hemisferios cerebrales. Aqu� no existen m�quinas raras y mucho menos los participantes resultan ser conejillos de indias; este proceso resulta divertido para quien lo usa.

Uno de estos m�dulos es la din�mica del "ecualizador humano", que consiste en reconocer sonidos, graves, medios o agudos; y nada m�s que con la m�sica de Mozart.

Otro de los m�dulos que llama la atenci�n es la creaci�n de un programa especial computarizado que plantea procesos simples, como la elaboraci�n del at�n en conserva. El usuario debe ordenar las opciones seg�n crea fue el proceso de envasamiento hasta el momento en que se realiz� la pesca. El programa evaluar� el orden de las alternativas y, de acuerdo a los aciertos, el alumno recibir� un puntaje.

Medina. Promotora de la experiencia.

As� es, los estudiantes ganan puntos seg�n hayan resuelto los m�dulos a cabalidad, y podr�n acumular hasta 20 puntos, los mismos que les servir�n como beneficios al final del semestre. Los est�mulos pueden ser acad�micos y hasta econ�micos. Los fondos se obtienen del mismo gimnasio en el que, por ejemplo, se puede apostar cantidades simb�licas.

En el m�dulo "Billa Demente", los alumnos pueden jugar en una mesa de minibillar a encestar las bolas. Luego contestar una pregunta alusiva a su carrera profesional y as� obtener m�s puntaje.

La "Ruleta de la Qu�mica" busca poner en aprietos a los participantes. Al ser girada, la flecha podr� detenerse en alguna de las �rdenes que van desde responder preguntas especializadas sobre qu�mica hasta adivinanzas cotidianas o retos locos como imitar a Pedro Picapiedra.

Casi al final de todos estos retos, se encuentra el m�dulo solo para intr�pidos que consiste en cruzar sobre una piscina llena de agua sin usar m�s que la habilidad, aqu� los administradores del m�dulo le ofrecen al estudiante tres opciones; una viga de madera, una escalera y la de ser simplemente creativos.

Algunos alumnos prefieren usar su fuerza y agilidad f�sica para resolver el problema, otros saltan sobre la piscina, mientras que otros reciben ayuda de sus amigos. Las chicas fueron las que se atrevieron a usar las otras opciones.

Cerebro listo

El principal objetivo de este Gimnasio Intelectual no es solo lograr una innovaci�n en la educaci�n universitaria, sino que pretende desarrollar las capacidades inteligentes de los estudiantes de Ingenier�a Qu�mica, mediante el ejercicio intelectual intensivo.

(Izq.) Estudiantes. Ponen a prueba sus capacidades intelectuales. (Der.) Intr�pidos. Creatividad a prueba.

Realidad local, nacional e internacional, fundamentos cient�ficos y m�s le dan sustento a esta iniciativa que desde ya deber�an imitar otras escuelas profesionales en la carrera, seg�n la impulsora de este proyecto, Esperanza Medina de Miranda.

Para contar con un cerebro despierto no es necesario tener estos m�dulos en casa. Ud. ya tiene ese elemento que le permitir� mantener en forma su intelecto. Ese que es f�cil de portar, se pliega debajo de cualquier lugar, no ocupa mucho espacio, no le cobra gastos de env�o y, adem�s, tiene garant�a de por vida: su imaginaci�n.

DATO

Este gimnasio intelectual estuvo abierto a los estudiantes el pasado viernes 10 y volver� a estarlo en el mes de marzo, cuando las labores universitarias se reanuden.