Informe

Hospitales y centros de salud en alerta

Por una saludable navidad

Las reuniones familiares alrededor de una mesa navide�a bien surtida son una costumbre muy arraigada, pero la Noche Buena es tambi�n una noche de excesos en comida y bebidas; lo que le podr�a arruinar la Navidad con una simple indigesti�n o, peor a�n, una temible intoxicaci�n. Si no se controla la proporci�n de alimentos, el peligro de una infecci�n alimentaria se potencia. 

Panetones. En la preparaci�n comienza el riesgo de contaminaci�n.

Por ello, la gerencia regional de Salud a trav�s de su vocera, la ingeniera Emiliana Aro especialista en alimentos, recomienda una serie de consideraciones, desde la compra de alimentos hasta la manipulaci�n e ingesta.

"Sin duda, la inadecuada manipulaci�n y conservaci�n de los alimentos es la mayor fuente de problemas. Las bacterias son los g�rmenes que con m�s frecuencia producen las intoxicaciones, y act�an mediante la ingesti�n de los propios g�rmenes que se hallan en el alimento", explica Aro.

Es en Navidad donde se registran casos de problemas gastrointestinales que los consumidores asocian a intoxicaciones o infecciones, que en realidad son indigestiones por consumo de grandes cantidades de alimento. Por lo tanto, no se debe confundir un padecimiento con otro. "La mejor prevenci�n es la moderaci�n y la limpieza a la hora de elaborar y consumir los alimentos", recalca la especialista.

Muy cocidos

La cena navide�a exige por tradici�n ser variada, y no solo de pavo est� hecha la mesa; la temporada ofrece diferentes opciones de platos para la cena, por ejemplo mariscos. Los mariscos son muy susceptibles a la contaminaci�n por aguas en deficiente estado sanitario, y su consumo puede producir diversas alteraciones gastrointestinales, sobre todo si se comen crudos.

Adem�s, se recomienda someter a fuego intenso o durante largo tiempo, las aves y los productos elaborados a base de carne picada. Deben quedar bien cocidos en su parte central. Para evitar futuros padecimientos, las carnes crudas no deben entrar en contacto con alimentos cocinados. Para aquellas personas que sufran de gastritis o �lceras intestinales se les recomienda reemplazar las carnes rojas.

La reposter�a navide�a m�s relacionada con infecciones es la que se presenta rellena de nata y la que contiene crema pastelera. La nata es f�cil de contaminar si los manipuladores no observan una higiene correcta. Los turrones, mazapanes, mantecados y otros dulces navide�os no representan riesgos sanitarios, pero son muy cal�ricos y de dif�cil digesti�n, por lo que su consumo ha de ser modesto. Las personas que padecen de diabetes o de sobre peso han de demostrar especial moderaci�n en esta parte de la cena.

Cuidado con las sobras

En las copiosas comidas de Navidad es muy habitual que sobre alimento, que ser� gustosamente consumido posteriormente. En estos casos, hay que refrigerar la comida cuanto antes para evitar problemas. Una medida sensata es no servir a la mesa cantidades que se presume no van a ser consumidas.

Es preferible evitar condimentar lo que no se va a consumir para evitar que la comida se fermente y proliferen bacterias. Ante la menor duda, es preferible tirar a la basura los alimentos cuyo estado no inspira confianza. Es importante recalentar s�lo los alimentos que se van a consumir. Los enfriamientos y calentamientos sucesivos disminuyen la calidad nutritiva. Esto favorece a su contaminaci�n y descomposici�n.

 

Datos

  • Compre s�lo alimentos que ofrezcan garant�a sanitaria. Su frescura es fundamental.

  • Transp�rtelos y almac�nelos de forma correcta.

  • No llene la refrigeradora, el aire fr�o debe circular entre los alimentos.

  • Organice los recipientes por grupos: l�cteos, carnes, frutas-verduras.

  • Para evitar la contaminaci�n, separe los alimentos crudos de los cocinados. Guarde los primeros en la parte baja del refrigerador. Los alimentos preparados, en las baldas superiores.

  • Si prepara los alimentos con varios d�as de antelaci�n, sep�relos en porciones peque�as y cong�lelos r�pidamente. Los platos preparados para la v�spera navide�a basta con refrigerarlos. Si ha descongelado un alimento, cons�malo lo antes posible. Y no lo vuelva a congelar.

  • Para cocinar o recalentar un plato, el centro del alimento debe alcanzar los 65�C.

  • Limpiar las superficies y utensilios de cocina, durante y despu�s de la manipulaci�n.

  • Cambie y lave frecuentemente los pa�os de cocina. Estos son un veh�culo para los g�rmenes.

 

La resaca a raya

La navidad es el punto de partida para una serie de celebraciones de temporada. Si bien se recomienda no beber en exceso, tampoco es bueno combinar el alcohol con bebidas con cafe�na. "Los efectos excitantes de �sta anulan los relajantes del alcohol y potencian sus efectos, aunque al principio se note menos", asegura la especialista.

Si la resaca es inevitable lo apropiado es descansar, ducharse para estimular la circulaci�n, y tomar alimentos suaves que no irriten la mucosa g�strica, como un yogur o caf� no cargado. A lo largo del d�a se puede tomar legumbres, cereales, frutos secos y carne.