PATAS PA´RRIBA

POLÍTICA - FICCIÓN

AMARU IZQUIERDO


Baby dog

El Congreso que se va, "que se vaya que se vaya", como dice la canción, y es que tuvimos desde gente tan innovadora como Sasieta que cambió el paradigma del "lavado de la bandera" por el de "lávame los pies", hasta simplones, como el falsificador de boletas de pollo. Al medio estuvieron los parranderos, los viajeros, los embajadores de Alas Peruanas, los roba luz, los contratadores de chuponeadores, los chuponeados con la oreja en la masa, los faltones, los faltosos, los que dan sueño y los que se duermen. Pero entre todos estos destaca Miró Ruiz, el asesino de perros, el valiente que no le tiembla la mano al momento de enfrentar filosos colmillos con una pistolita 48.

Por ciento, también habría que cambiar de local, porque sin duda el palacio legislativo quedará más pesado que la casa Matusita, con tanto empleado fantasma que supongo no tiene la intención de irse.

Mas, todos los males del Congreso saliente serán reparados por los nuevos papis y mamis de la patria. Ya hemos visto su desprendimiento con todo lo que pagan para hacerse de una curul, su espíritu indomable en sus maratónicas juergas; su apuesta por el amor en los prostíbulos que regentan; su capacidad de trabajo en eso de que roba pero hace obra; su humildad poniéndose últimos en la lista; su preocupación por la seguridad arriesgando sus vidas como guarda espaldas de Vlad. Y no se trata solo de individualidades, sino de una actitud institucional de los partidos, que en su apuesta por mejorar nuestra raza han incluido neonazis. Pero lo más importante es su compromiso contra la corrupción, evidenciado en la presencia de matadoras en sus listas.

Sin embargo, el gesto más loable es la pronta reivindicación de la jauría nacional, mancillada por el gatuno Miró Ruiz. Creemos que los perros calatos que tanto abundan en el país y que sin lugar a duda constituyen la mayoría del electorado, se sienten orgullosos con la candidatura de Kenyi Fujimori, quien a diferencia del injustamente famoso domador de perros, él no los domina, sino que los ama. Por eso no entendemos por qué hasta ahora Animal Planet no pasa los videos que el hijo del Papá Dog peruano grabó con tanto esmero. Y es que si Haití tiene su Baby Doc, nosotros tendremos nuestro Baby Dog. Kenyi, te amamos, guau, guau, guau.