Beto sin veto

Picotazos El Búho

El periodista Beto Ortiz ha retomado su actividad profesional en el campo político, luego de pasar años conduciendo espacios dedicados a personajes de farándula. El espacio dominical «Abre los Ojos» está enfocado ahora a hacer oposición al gobierno de Martín Vizcarra y a la acción de la justicia relacionada con los casos de corrupción del caso Lava Jato.

Esta noche, sin embargo, recibió una lección por parte de su entrevistado Darío Castañeda, hijo del hoy preso exalcalde de Lima, Luis Castañeda. El joven le dio varias lecciones de dignidad, integridad y generosidad, pese al duro momento que atraviesa. No permitió la manipulación que Ortiz pretendió dirigiendo sus preguntas para hacerlo expresarse contra el gobierno o contra el sistema de justicia.

Además, el espacio tuvo como invitado al cuestionado excontralor, Edgar Alarcón, hoy congresista electo por Unión por el Perú. Lejos de preguntarle por los gravísimos cuestionamientos éticos que se le hacen (enriquecimiento ilícito, peculado, falsedad, entre otros), se centró en el tema de Chinchero y su vinculación con el presidente Vizcarra. A diferencia del joven Castañeda, ni corto ni perezoso, Alarcón se despachó a su gusto dándole en la yema del gusto a Beto Ortiz.

Alarcón se declaró enemigo de la corrupción y calificó a los involucrados en el caso Chincheros, como una organización criminal. Dijo haber sido amenazado de muerte y que las investigaciones contra él, son una persecución política. Quedó regio y no dijo nada nuevo.

Por último, invitó a los damnificados de Villa El Salvador para que se quejen de la inacción del gobierno en su caso. Tampoco le resultó.

Por último, invitó a tres políticos de clara oposición al gobierno, sin balance alguno.

El Búho, síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja un comentario

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE