Cuento finalista del X Concurso Literario El Búho: “La muñeca rota”

Tras un extendido proceso de calificación, se presentaron los resultados del cConcurso Literario El Búho el pasado 15 de febrero. Aquí uno de los finalistas de la categoría Cuento

Cuento Letras

Luego de una ardua deliberación en la categoría Cuento, el jurado calificador otorgó una Mención Honrosa al trabajo “La muñeca rota”. Además, otros dos trabajos fueron laureados con la misma distinción.

Sobre el autora del trabajo finalista de la categoría

Emily Solange Duran Carrasco (Arequipa, 2001). Apasionada por las letras desde los trece años, no se acercó a la escritura hasta mucho después, cuando la llegada de las ficciones borgianas la llevaron a querer desenterrar historias que carecían de voz para narrar sus tragedias. Amante de las letras clásicas y medievales, es actualmente estudiante de Literatura y Lingüística en la Universidad Nacional de San Agustín.  

Los jurados de la categoría Cuento, en la X Edición del Concurso Literario fueron los reconocidos escritores Houdini Guerrero, Hugo Velazco, Yuri Vásquez.

Cuento: La muñeca rota

Hay días en los cuales la usura tiempo se disuelve, fluye, no se detiene. Hay otros, en los que se estanca; la eternidad impone sus formas infinitas entre la aurora y el crepúsculo, mientras un segundo se erige como eterno, y ulteriormente, todo deja de importar. Hace tanto yazco aquí, que he olvidado el momento de mi llegada; en un punto los recuerdos se convirtieron en sueños y los sueños en recuerdos, y en uno posterior, se dieron a la fuga, alejándose como el galope distante de un caballo blanco a media noche.

Como tal, los días aquí carecen de diferencia perceptible, o quizás en el camino pereció su encanto. Mañana tras mañana observo por la ventana, desde una esquina helada, las calles grisáceas, mis ojos se ciernen sobre el mundo aletargado de vacío; ya nada tiene vida. No lo voy a negar, en la génesis de mis días este pedazo de tierra carecía del óbito que hoy lo envuelve. Mis recuerdos, precarios e ilusorios, intentan retornarme al comienzo,  pero las memorias huyeron hace mucho, dejándome sin abrigo al cual acudir cuando los días se marchitan. Con el tiempo, hasta la añoranza ha desaparecido.

Mañanas, tardes, noches, vago sin hallar la salida. Año tras año, mes tras mes, día tras día, cómo perduran sin permitir al cuerpo desfallecer.

Frente a esta ventana, en la soledad más perversa, la sombra de una brújula aqueja mis días, hace tanto dejó de servirme como guía a través de este laberinto; deambulo entre días irreales, que levantan el nombre de un viejo sueño, mientras las líneas se bifurcan y los bordes se deforman. Sueña, sueña, sueña, repite mi memoria inerte. A veces los resquicios de una monotonía nefasta envuelven mis miembros; mi cuerpo ansía el movimiento. Otras veces un grito asoma entre las sombras, en su esencia semejante a un lamento en busca de auxilio. Pero su fuerza es suprimida; atascado queda en el fondo de mi ser.

El peso del encierro se manifiesta, la inmovilidad se aviva; me asfixio, enloquezco, regreso a la realidad y nuevamente al ensueño. Solo un deseo permanece: la muerte, su llegada, y el final de mi tormento.

Observo la caída del crepúsculo, lento, sin vida… De pronto el sonar de un estrépito alcanza mis oídos;  un viento tormentoso que proclama su entrada por entre los cristales rotos de la ventana. Se acerca mi final, lo percibo; empuja mi cuerpo yerto, con violencia y desprecio. Me empuja a través del borde. El vértigo invade sin permiso mi cuerpo, mientras la oscuridad acentúa sus fauces…

Una muñeca, de yeso y porcelana, yace destruida en el suelo, ya no queda vida en ella, si alguna vez la hubo.

–Mira, mamá, la muñeca que tenía rostro triste se ha caído de la ventana y se ha hecho añicos.

Minerva

El Búho, para más trabajos de Cuento del Concurso Literario, síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE