El origen de los juegos de azar en el mundo

Para encontrar los primeros indicios del juego, tenemos que remontarnos al 2600 antes de Cristo, en los asentamientos de Asiria y Sumeria. Estas civilizaciones hacían apuestas jugando con huesos de pequeños animales

Entretenimiento
El origen de los juegos de azar en el mundo

Los juegos, la diversión y el entretenimiento son cosas que siempre han estado entre los humanos. Es parte de nuestra evolución como civilización y parte de la cultura que nos rodea. Pero hoy queremos centrarnos específicamente en los juegos de azar, aquellos en los que la suerte tiene alguna (o mucha) relación con el resultado final.

Y es que ahora no es difícil jugar al póker online o a cualquier otra disciplina desde nuestro teléfono, tablet u ordenador. Pero no siempre ha sido así, incluso existen juegos de la antigüedad que no se parecen a los que tenemos hoy en día. Aun así, es común encontrar ciertas similitudes, como las apuestas “deportivas” (más bien de lucha) de la que formaban parte muchos jugadores.

Por eso, hoy queremos alejarnos un poco en el calendario y volver a los orígenes del juego en la humanidad.

Así eran los primeros juegos de azar de la historia

Para encontrar los primeros indicios del juego, tenemos que remontarnos al 2600 antes de Cristo, en los asentamientos de Asiria y Sumeria. Estas civilizaciones hacían apuestas jugando con huesos de pequeños animales. El más común es el que se extrae del talón, llamado astrágalo, que puede caer en cuatro lugares diferentes cuando su forma está completa.

Como puedes imaginar, este es el antecesor del dado tal y como lo conocemos hoy, aunque si profundizamos un poco más en los libros de historia encontraremos otro dado más parecido. Estamos en el Antiguo Egipto en el año 2000 antes de Cristo, y son numerosos los hallazgos arqueológicos que indican que se utilizaban pequeñas piedras talladas con seis caras para diferentes tareas y diversiones.

Pero cuando realmente se convirtieron en elementos de juego y azar fue con la expansión de las culturas griega y romana. Muchos escritores y filósofos de la época detallaron algunos de los juegos en los que intervenían los dados, y anotaron cómo los resultados de tales juegos tenían un fuerte impacto por el azar.

La civilización hindú también tuvo una gran influencia en el primer juego registrado con uno o varios dados. Se conocen algunos juegos primitivos que, a priori, tratan de conseguir hacer coincidir las mismas caras para resultar ganador de una partida.

Pero incluso las apuestas tienen un comienzo similar en el tiempo. Alrededor del año 2500 antes de Cristo, vemos registros de las primeras apuestas que se realizaron en China, especialmente en relación con los juegos de mesa que nacieron en esa misma civilización. Antes de alcanzar el año 500 antes de Cristo, ya se habían extendido por todo el mundo conocido.

Había apuestas dentro de las competiciones deportivas egipcias, en el famoso circo romano o, más tarde, en competiciones ecuestres y de tiro con arco de la Edad Media. En general, lo único que se necesita para realizar una apuesta es que un resultado pueda resultar ganador o perdedor, y no fue difícil que se conociese esa idea por cada rincón.

Importante pararnos un momento en América del Norte, especialmente en la Costa Este de los Estados Unidos. Allí habitaban algunas tribus que conocían bien los juegos y apuestas, que incluso elegían días específicos en los que se podía apostar, tanto en juegos de mesa como en carreras con caballos o entre ellos.

No podemos dejar pasar la oportunidad de remarcar la importancia de las tribus americanas en la expansión del juego por Estados Unidos, ya que fueron los primeros impulsores de los casinos. De hecho, hoy en día un gran porcentaje de los casinos operativos en Norteamérica están dirigidos por tribus y sus descendientes.

Para continuar con nuestro repaso por la historia de los juegos de azar nos volvemos a Europa, donde destacamos la aparición de los juegos de naipes en la Edad Media Desde su invención en Francia, la diversidad de juegos se ha extendido y aumentado, convirtiéndose en uno de los entretenimientos más populares tanto en los locales físicos como en los casinos online.

También en Francia se gestó la ruleta, de la mano del matemático Blaise Pascal. A través de diferentes combinaciones que surgieron como un reto matemático, logró fabricar en el Siglo XVII uno de los juegos más reconocibles y que más se utiliza hoy en día en todos los casinos del mundo.

Otro hito importante que surgió principalmente en Estados Unidos fueron las máquinas tragaperras o slots, a finales del Siglo XIX. Con un sistema parecido al de la ruleta (pero en vertical) y con la simbología y numeración de los naipes, comenzó a arrancar esta nueva afición que poco a poco fue tomando una identidad propia.

Como ves, las apuestas y los juegos de azar son comunes a todas las civilizaciones, incluso si hablamos de momentos muy lejanos en la historia. La posibilidad de predecir y acertar un resultado es algo que mueve instintivamente al ser humano, y por eso siguen funcionando en nuestros días.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE