20 C
Arequipa

Los tropiezos y las promesas incumplidas a los cien días de gestión del alcalde Víctor Hugo Rivera

En tres meses de gestión, el edil ha sido protagonista de sucesos polémicos, entre ellos el cambio de color del municipio por el de su movimiento. Además, tiene pendiente varias promesas de trabajo, una de ellas es aprobar el PDM.

- Publicidad -

La mañana del 1 de enero del 2023, apenas a unas horas del inicio de la gestión de Víctor Hugo Rivera, los bienes de la Municipalidad Provincial de Arequipa amanecieron con un color distinto. El tradicional color carmesí de la bandera de la ciudad fue cambiado al tono celeste de la agrupación política del nuevo alcalde. Aquella decisión generó cuestionamientos, el primero de tantos que se avecinaban en sus primeros cien días de gestión.

Ese mismo día, el alcalde Víctor Hugo Rivera protagonizó un desatinado encuentro con un reportero de una radio local. Cuando el periodista se dirigió a él —como “señor Rivera”—, para poner en duda su promesa de campaña de no cambiar los colores del municipio de Arequipa por el de su partido, con una expresión molesta, el alcalde contestó: “Tendría que ver, no sé. (…) Por si acaso soy el alcalde, no el señor Rivera”. El periodista insistió con la pregunta, pero esta vez el alcalde ya no quiso hablar.

Un día después del impase, luego de haber sido criticado por la población, Rivera pidió disculpas y aclaró que el cambio de color sería solo en las redes del municipio. Pero las polémicas decisiones continuarían. A los dos meses, el alcalde sería cuestionado por otro episodio, esta vez, propiciado por su personal de confianza.

Show artístico en municipio de Arequipa

Fue el miércoles 8 de marzo, en el Hemiciclo de la Municipalidad Provincial de Arequipa. Las funcionarias invitadas se reunieron en la sala para recibir un homenaje por el Día Internacional de la Mujer. Lo que debió ser una fecha para conmemorar la lucha por la igualdad de derechos, terminó siendo un show artístico con bailarines disfrazados que ejecutaban movimientos eróticos para las trabajadoras. Al instante, el espectáculo fue objeto de críticas.  

Minutos antes, desde un extremo de la sala, Víctor Hugo Rivera terminaba su discurso para el cierre del acto protocolar. Apenas ingresaron los bailarines y empezaron con el agasajo, Rivera se levantó de su asiento y canceló la actividad. A la mañana siguiente, el edil brindaba declaraciones, alegando desconocer el tipo de show que organizó la Sub Gerencia de Recursos Humanos.

“Cuando yo asistí —dijo Rivera— me dieron un programa que decía: show artístico; por eso que (al ver cómo era el espectáculo) me retiré inmediatamente”. A los cinco días del episodio, Virginia Bustos Valdivia, sub gerente de Recursos Humanos, fue removida del cargo.

Pero las dudas que se originaron aquel día no se despejaron. ¿Era posible que la oficina de Alcaldía desconociera la contratación de este servicio? Para el abogado especialista en Derecho Municipal, Jorge Sumari, cabe esa posibilidad. Sin embargo, aseguró que un área superior como la Gerencia Municipal no podía ignorarlo.

Día Internacional de la Mujer fue homenajeado con bailarines disfrazados que ejecutaban movimientos eróticos a las trabajadoras.

Las aclaraciones

Al parecer, fue así. El gerente Municipal de Arequipa, José Augusto Arce, señaló mediante un informe (nro. 0043-2023-MPA/GM) que no tuvo conocimiento del plan de actividades, ni de los artistas que se presentaron.

“La servidora Virginia Bustos Valdivia, ex sub gerente de Recursos Humanos, no me comunicó sobre la actividad que realizó, ni tampoco informó documentalmente a esta Gerencia Municipal; cabe recalcar que las acciones se dieron directamente entre la Sub Gerencia de Recursos Humanos y la Gerencia de Administración Financiera”, se puede leer en el informe de José Augusto Arce.

Sin embargo, lo expuesto por Virginia Bustos en su informe (nro. 603-2023-MPA/SGRH) daría un giro a la historia. El pasado 27 de enero, la ex funcionaria informó verbalmente sobre este agasajo a tres áreas del municipio: Gerencia Municipal (cuando aún ocupaba el cargo Carlos Andrade Pareja), Alcaldía y la Gerencia de Administración Financiera. En respuesta a este aviso, ella obtuvo el visto bueno para organizar la actividad. Cabe precisar que no se especifica el tipo de información que recibieron los funcionarios.

La ex funcionaria, Virginia Bustos, declara en su informe que comunicó verbalmente sobre este agasajo a tres áreas del municipio. (Véase el párrafo 4).

Más implicados en el caso

En la historia del caso estaría involucrada otra funcionaria. Para la elaboración del show artístico, la gerenta de Desarrollo Social, Hortensia Calderón, recomendó contratar los servicios de la asociación cultural “Voces entre Tablas”. Según Virginia Bustos, la gerenta le aseguró que eran conocidos de la Municipalidad Provincial de Arequipa.

“El día 6 de marzo del 2023 me contacté con la representante del grupo cultural (Cynthia Palomino Quispe), quien se apersonó a mi despacho, detallando que el show denominado ‘Villlage People’(iba ser) interpretado por actores que hacían una coreografía y cuyo espectáculo estaba pauteado. Mi persona le recalcó que, al tratarse de un evento organizado por la Municipalidad Provincial de Arequipa, debía ser bastante cuidadoso de no dañar la imagen e integridad de nuestra entidad”, se puede leer en el informe de Virginia Bustos.

Luego de conocer detalles del espectáculo que ofrecían, Bustos Valdivia los contrató. Fue así que acordaron realizar un show coreografiado por 6 artistas. El costo del espectáculo fue de 700 soles que incluía también el pago de los ensayos, maquillaje, vestuario y viáticos.

Al llegar el día del agasajo, a Bustos Valdivia le disgustó la vestimenta de apache y policía que llevaban puesto dos bailarines. Ella le advirtió a Cynthia Palomino que no quería un espectáculo donde se quiten la ropa o se acerquen a las trabajadoras. Pero esto último no pasó. Fue así que, a los pocos minutos de comenzar el baile, la actividad se suspendió.

La cotización del servicio del show fue por 700 soles que incluía a 6 bailarines, pero solo acudieron 4. Además este documento no tiene fecha de contratación (izq.). Por otra parte, según el informe de Bustos, no se realizó ningún pago (dcha.).

Este suceso causó controversia en el municipio de Arequipa. Lo ocurrido provocó una llamada de atención y el retiro de confianza a la funcionaria de la Sub Gerencia de Recursos Humanos. Pero la medida disciplinaria no queda allí. La regidora de la comuna, Mayra Sumari, mencionó que el caso amerita un proceso de investigación.

“Aquí no se trata solo de que se retire la confianza (a la funcionaria). Tiene que iniciarse un proceso administrativo sancionador donde Secretaría Técnica de Procesos Disciplinarios investigue, defina y señale al responsable”, manifestó

Mayra Sumari, regidora de la Municipalidad Provincial de Arequipa.

Por otro parte, días después del espectáculo, personal de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Arequipa acudió al municipio para recabar información sobre el hecho. De momento, al cierre de esta nota, hay una investigación preliminar de 60 días por el show artístico contratado por la entidad.

Una promesa pendiente: el Plan de Desarrollo Metropolitano

El templo mormón, de aproximadamente 30 metros de alto, se muestra enorme sobre la campiña verdosa de Arequipa. Lleva el nombre de la “Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días”. Afuera del recinto, la Andenería de Tocrahuasi, protegida por el Ministerio de Cultura, lo rodea. El Templo, campiña y andenes están ubicados en el tradicional pueblo de Carmen Alto, en el distrito de Cayma.

La monumental construcción fue posible debido a la aprobación en 2016 del Plan de Desarrollo Metropolitano (PDM) de Arequipa, que está vigente. Este plan permitió que diversas áreas agrícolas de la ciudad pasaran a considerarse como zonas de expansión urbana. En ese año, este plan fue aprobado por los regidores de la Municipalidad Provincial de Arequipa para ordenar el crecimiento urbano de la ciudad hasta el 2025. Pero luego de su aprobación, la Fiscalía de Ambiente observó que se omitió un paso del trámite regular: la consulta pública.

Para la aprobación del PDM no se debatió públicamente sobre el cambio de uso de las 400 hectáreas de terreno agrícola a suelo urbano. Como consecuencia de esta irregularidad, el exalcalde Alfredo Zegarra, regidores y funcionarios municipales fueron sentenciados por la Fiscalía en 2019, pues se comprobó que durante su gestión se permitió la depredación de áreas verdes que formaban parte de la zona de reserva de la campiña de Arequipa.

De no haberse observado el plan, la campiña del distrito de Cayma (y otras zonas semejantes) se habrían reducido aún más. Para no seguir depredando la campiña, como en la construcción del templo, la Fiscalía ordenó una medida cautelar al Plan. La medida permite que parte del plan no se aplique a fin de proteger la campiña de Arequipa hasta que se corrija el PDM.

La construcción del templo mormón fue posible debido al cuestionado PDM. Foto: Robert A.

Los avances para entregar el PDM

En efecto, el Instituto Municipal de Planeamiento (IMPLA) del municipio de Arequipa empezó a trabajar en la actualización del PDM (2016-2025) para solucionar las observaciones de la Fiscalía de Ambiente. Tiempo después, precisamente este año, la planificación del PDM para los próximos 20 años —es decir del 2023 al 2043—, tiene un avance del 80%.

“Se ha hecho la parte técnica: los planos de la zonificación, los planos de las áreas de diagnóstico y está pendiente la etapa de consulta pública que incorpora las mesas finales de trabajo como las presentaciones y exposiciones públicas; luego un periodo de levantamiento de observaciones y finalmente proyectar la ordenanza municipal mediante el Consejo Municipal”, explicó

Germán Cutimbo Ticona, gerente general del IMPLA.

Si todo va acorde a lo planeado, en agosto, el nuevo PDM se presentaría ante los regidores de la Municipalidad Provincial de Arequipa para ser aprobado. Pero, esto podría posponerse. El IMPLA necesita presupuesto para la contratación de personal especializado que permita completar el PDM. Por esta razón han solicitado al municipio 1 millón y medio de soles.

¿Y cuál es la respuesta del municipio de Arequipa? Según Cutimbo, le informaron que no cuentan con presupuesto. “Se está esperando que haya esa cartera de dinero. Apenas exista ese dinero se harán las transferencias respectivas”, señaló. Mientras tanto, los avances para entregar el PDM son realizados por el poco personal que tiene el IMPLA.

¿Si este año no se aprueba el plan?

Con el PDM aún sin aprobar, los proyectos de vivienda en Arequipa se han paralizado. Esto ocasionó que parte de la población no pueda acceder a una vivienda propia lo que, a su vez, produjo la construcción de viviendas informales en zonas agrícolas y zonas altas en la ciudad. Por eso, es importante que se apruebe el plan para que exista un orden en el crecimiento urbano. Además, si este año no se aprueba, las inversiones en la ciudad se reducirían.

“Nosotros tenemos que aprobar el PDM lo más rápido porque hay inversiones por encima de los 2 mil millones que se están perdiendo en Arequipa. No es invadir, ni quitar, ni es depredar la campiña, simplemente, hay zonas urbanas habilitadas que necesitan ser edificadas; eso implica la inversión, lo que Arequipa necesita. Si no se aprueba el PDM para agosto se minimizará la inversión”, señaló

Víctor Hugo Rivera, alcalde provincial de Arequipa.

La consecuencia de no tener inversión privada, agrega Cutimbo, será que no haya construcciones formales, ni edificaciones. De igual modo, el empleo generado por este sector podría perderse. “Entraríamos en un desgobierno con la informalidad”, advirtió.

Pero, aprobar el PDM no es tarea fácil. Para evitar que ocurra otra sentencia por parte de la Fiscalía de Ambiente, los regidores de la gestión de Víctor Hugo Rivera revisarán a detalle todo el plan, precisamente, para no cometer las mismas irregularidades de las anteriores autoridades municipales.  

¿Qué contiene el nuevo plan?

A diferencia de este 2023, la provincia de Arequipa será ocupada por 2 millones 300 mil personas en los próximos 20 años. Actualmente tiene 1 millón 200 mil. Para el 2043, dice Germán Cutimbo, la ciudad necesitará cerca de 20 mil hectáreas de suelo urbano. Y el único suelo que queda, es el suelo de las zonas agrícolas que forman la campiña.

De modo que, si no se tiene un plan que defina qué suelo usar, la gran masa poblacional que se avecina podría ocupar la campiña y desaparecerla. Pero Cutimbo sostiene que el nuevo PDM contempla la Ley de Desarrollo Urbano Sostenible (nro. 31313) que establece como obligatora la conservación y protección de las áreas verdes.

“Todas las zonas agrícolas que formen parte de la campiña de Arequipa se les asignará el suelo de protección y conservación. Esto es un nivel más de protección a las zonas agrícolas porque estas zonas de por sí pueden ser modificadas, pero (si pasan a) las zonas de protección y conservación, no. A su vez, esta ley (de Desarrollo Urbano Sostenible) permite algunas actividades económicas a los propietarios de las zonas agrícolas”, detalló

Germán Cutimbo Ticona, gerente general del IMPLA.

En ese sentido, el nuevo PDM —indica Cutimbo— no permite la reducción de la campiña de Arequipa, sino conservar las mismas áreas. También dijo que se está contemplando incrementar la altura de edificación. Además, de regularizar lo que se aprobó con anterioridad (en el PDM 2016-2025) y la creación de vías expresas para la ciudad.  

El nuevo PDM, según el gerente general del IMPLA, no contempla la reducción de la campiña de Arequipa. Foto: Conresa.

Aprobación del PDM en manos del gobierno local

“Queremos que Arequipa cambie; queremos que ya no exista ese continuismo (…) Lo que se viene es aprobar un Plan de Desarrollo Metropolitano (PDM) el cual sea beneficiario para todos los que necesitan un saneamiento físico legal y casa propia…”

Candidato Víctor Hugo Rivera antes de su elección como autoridad municipal

Días antes de ser elegido como alcalde de Arequipa, en su cierre de campaña, Víctor Hugo Rivera prometía un plan de gobierno que le devolvería la confianza a la ciudadanía. Una de sus prioridades en el inicio de su gestión era aprobar el PDM. Sin embargo, las circunstancias —antes mencionadas— podrían jugarle en contra.

De momento, los trabajos de actualización del PDM continúan. La decisión de aprobar este plan cae en manos de la gestión de Víctor Hugo Rivera y del Concejo Municipal; de este gobierno local dependerá el orden del crecimiento urbano de la ciudad durante los próximos 20 años.

La decisión de aprobar el PDM (2023-2043) cae en manos de la gestión de Víctor Hugo Rivera y el Consejo Municipal de Arequipa. Foto: Liz Campos Rimachi.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Autor

  • Liz Campos Rimachi

    Egresada de la carrera de Ciencias de la Comunicación en la Universidad Nacional de San Agustín, es periodista de investigación especializada en temas políticos y sociales, de educación, salud y controversias regionales.

    Ver todas las entradas
- Publicidad -

Suscríbete a La Portada

Recomendación: Antes de iniciar la suscripción te invitamos a añadir a tu lista de contactos el correo electrónico [email protected], para garantizar que el mensaje de confirmación de registro no se envíe a la carpeta de correo no deseado o spam.
- Publicidad -

Artículos relacionados

Últimas noticias