Defensoría del Pueblo: “Es un riesgo llevar a DINOES a restablecer el orden público”

Rolando Luque, encargado de la prevención de conflictos sociales en la Defensoría del Pueblo, resaltó tres casos urgentes de resolver en Apurímac, Loreto y Puno.

Nacional Avatar
defensoría-del-pueblo-rolando-luque

Los recientes levantamientos sociales de agricultores en Ica y en La Libertad, han evidenciado numerosos conflictos en el país que requieren de una resolución urgente. Diversos momentos coyunturales confluyen para que este escenario de reclamos sea puesto en la agenda de las autoridades nacionales y de la Defensoría del Pueblo.

Factores como la pandemia por Covid-19, la proximidad de las Elecciones 2021 y los rezagos de las protestas por la vacancia presidencial, abrieron las puertas a la indignación colectiva. Actualmente son 147 conflictos activos en el Perú, y 92 de ellos con procesos de diálogo en marcha, según cifras de la Defensoría del Pueblo.

El adjunto para la prevención de conflictos sociales de la Defensoría del Pueblo, Rolando Luque, resaltó tres casos urgentes por el largo tiempo transcurrido y la gravedad de los mismos. En Apurímac, los reclamos contra la minera Las Bambas, en Loreto por los derrames de petróleo en cuencas de la Amazonía; y en Puno por la contaminación de minerales pesados del río Coata.

Actuación policial

Acerca de la renuncia de Cluber Aliaga al Ministerio del Interior, Rolando Luque manifestó su preocupación por las Elecciones 2021 el próximo mes de abril.

“Los problemas de la policía son mucho más de fondo; esta renuncia solo agrega más inestabilidad a la que veníamos señalando. Las cosas están seguramente muy movidas al interior del ministerio y de la policía nacional”.

Rolando Luque, Defensoría del Pueblo

También opinó sobre la labor que cumplen las fuerzas policiales en la gestión para resolver conflictos sociales. «Cuando las intervenciones policiales son inapropiadas generan un retroceso en el proceso de diálogo», dijo.

El especialista resalta otra problemática en la intervención policial, respecto a las unidades que deben hacerse cargo de control del conflicto. Las unidades de servicios especiales, entrenadas en control de multitudes, no se dan abasto para enfrentarse a una alta concentración de personas.

“Estas unidades son sobrepasadas, entonces se llama a DINOES, unidad especializada en combatir el narcotráfico y el terrorismo, tiene un entrenamiento de uso máximo de la fuerza. Por consiguiente es un riesgo llevar a DINOES a restablecer el orden público”.

Rolando Luque, Defensoría del Pueblo

Además, Luque reflexiona sobre el poder del diálogo como pilar fundamental de la vida en democracia y para los tiempos de conflictos que vivimos. Según estudios de la Defensoría del Pueblo, del 2016 a la fecha ha aumentado la capacidad de dialogar de los peruanos para resolver problemas, en al menos 18%.

“Hicimos una investigación sobre el valor del dialogo en el Perú y salieron tres resultados, primero que más o menos en un 70% valoraban el diálogo como un mecanismo para resolver conflictos, pero en segundo lugar que no sabían dialogar, y en tercer lugar que las autoridades no eran lo suficientemente dialogantes”

Rolando Luque, Defensoría del Pueblo

Luque rescató que, hoy en día, los dirigentes son más pragmáticos en la búsqueda de resultados a las situaciones de conflicto. Es así que, en el caso concreto de los agricultores en Ica y La Libertad, será posible entablar el diálogo para buscar un consenso con las agroexportadoras.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE