Walter Albán: Golpe de estado del 9 de noviembre inició problemas con la Policía

Cambio de ministro del Interior resultaba indispensable. Ex ministro Aliaga no formaba parte de este gobierno, tenía otro discurso

Política
sobre ministro Aliaga

Walter Albán ex Defensor del Pueblo y también ex Ministro del Interior advirtió que la situación que está viviendo el país se inició con el golpe de Estado de 105 votos en el Congreso a favor de la vacancia presidencial. Lo sucedido con el renunciante ministro Aliaga, sería solo una consecuencia.

“Estamos en una situación que nos lleva a ver el escenario completo y no solo podemos ver una porción del mismo y creo que lo más claro que estamos viendo en el país, se inicia con el golpe del 9 de noviembre” dijo.

Hemos entrado a una situación de inestabilidad, de fragilidad, donde los actores han cambiado de posición, pero están todos presentes. Quienes llevaron adelante esta situación, dando este golpe de 105 votos, continúan en el poder, precisó en el programa Cara a Cara de Tv-Perú.

Y tenemos allí una situación que no hay cómo sostener ni explicar. El señor Alarcón sigue presidiendo la Comisión de Fiscalización, el señor Luna Morales sigue presidiendo la Comisión de Defensa del Consumidor, haciendo de todo.

“El Congreso sigue decidiendo lo que no debería hacer, para no dañar más al país”.

Aliaga fue un retroceso a lo que se había iniciado

Pero todo esto ocurre también en tanto el gobierno del presidente Sagasti trata de ir generando algún tipo de estabilidad. “Yo lamento que la decisión que se tomó para reemplazar al ministro Vargas y -me parece que varios hemos coincidido-, era un retroceso y no se podía retroceder”, dijo.

“Había que continuar. Claro, mejorando probablemente algunas decisiones, tratando de ir avanzando con un poco más de cautela, pero de ninguna manera un retroceso como el que significó el colocar al frente de ese ministerio otra vez a un policía en situación de retiro”, añadió.

Agregó que esto fue de por sí una cuestión negativa porque la policía no está para entrar a la política y no hay policía que no tenga sus propios grupos de referencia dentro de la institución. En consecuencia, esto ya era negativo pero lo que había declarado después el ministro saliente Aliaga era básicamente ya una cuestión que hacía evidente que no formaba parte de este gobierno, tenía otro discurso, otra mirada del asunto.

“Yo quiero entender entonces que esto es una rectificación y aunque pueda parecer muy delicado cambiar ministros en un sector tan importante, con tanta velocidad, era sin embargo, algo que resultaba indispensable”, finalizó.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE