Coronavirus: Científicos creen que la alpaca puede neutralizar nuevas variantes

El trabajo no apunta hacia una vacuna, sino a un tratamiento. Lo que permitiría ser empleado directamente o para prevenir la infección al instante

Mural Avatar
propiedades alpaca

En el 2020, un grupo de investigadores chilenos descubrió un anticuerpo en la alpaca capaz de combatir el coronavirus. Hoy, los mismos investigadores comprobaron que estos anticuerpos también pueden neutralizar las nuevas variantes del virus como la brasileña, británica y sudafricana.

Así se pronunció la Universidad Austral de Chile (UACh), donde identificaron el poderoso anticuerpo W25, de la alpaca Buddha. Los científicos reconocen este anticuerpo como “uno de los mejores neutralizantes que existe, muy estable a la nebulización y a condiciones extremas de temperatura, lo que la convierte en una excelente opción terapéutica”.

La buena noticia es que este anticuerpo también combate eficazmente las variantes sudafricanas y la británica. Con la brasilera se une fuertemente a la proteína Spike lo cual produce un efecto neutralizante.

Sin apoyo para más estudios en la alpaca

El equipo que lidera el científico Alejandro Rojas, jefe de Laboratorio Biotecnología Médica de la UACh, ha lamentado que a pesar de la importancia de los descubrimientos la investigación no está recibiendo el apoyo económico que se necesita para llevar a la práctica los hallazgos.

“Si nos hubieran apoyado hace un año, ya podríamos estar en fases clínicas colaborando en la respuesta sanitaria. Los anticuerpos desarrollados en camélidos se posicionan mundialmente como una posible alternativa terapéutica”.

Alejandro Rojas, jefe de Laboratorio Biotecnología Médica de la UACh

Los 200 millones de pesos (unos 282 mil dólares) que ha recibido de gobierno regional de Valdivia (sur), no son suficiente. Es necesario entre 2 a 3 millones de dólares para desarrollar las miles de dosis y comenzar con los estudios clínicos en Chile.

El objetivo es llevar este anticuerpo sintético a los pacientes de forma segura y eficaz. Es importante señalar que el trabajo no apunta hacia una vacuna, sino a un tratamiento. La diferencia es que las vacunas se administran para “entrenar” el sistema inmunológico. Pero el tratamiento puede ser empleado directamente o para prevenir la infección al instante, por lo que podría ser usado en pacientes con síntomas.

Tú puedes ayudar. Si te gusta nuestro trabajo, apóyanos para poder seguir informando. Nosotros no recibimos publicidad electoral ni pagos de candidatos. Sin el apoyo de los lectores no hay periodismo independiente, en un contexto electoral. Más información AQUÍ.

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE