Gobierno de Pedro Castillo firmó contrato por 10 millones de dosis con Sinopharm

Suscripción tuvo que hacerse durante la transferencia pero no hay detalles de cuándo llegarán lotes. Sector procura que lleguen a la brevedad

Nacional

El presidente Pedro Castillo tomó la primera medida de su gobierno al suscribir el contrato que aún quedaba pendiente, por 10 millones de dosis del laboratorio de Sinopharm. Con estos lotes del laboratorio chino se busca continuar el proceso de inmunización.

El ahora exministro de Salud Óscar Ugarte, había señalado que debido a que estaban “a puertas de la transferencia de mando” no consideraron adecuado firmar el documento legal sin consultarle al presidente Pedro Castillo.

Según lo informado, ahora que se ha suscrito el contrato, el objetivo es acelerar el arribo de estas dosis para así “postergar el inicio de la tercera ola”, que, según el actual ministro de Salud, Hernando Cevallos, llegaría en setiembre.

Se tratará de inmunizar a la mayor cantidad de personas en setiembre

De otro lado, en declaraciones a La República el epidemiólogo Antonio Quispe, quien forma parte del equipo de Perú Libre, reveló que “lo primero que se hizo (durante la transferencia) fue suscribir el contrato, lo que falta es procurar que esos lotes lleguen a la brevedad posible”. Por el momento aún no se sabe cuándo llegarán y en cuántos lotes.

Sin embargo, se busca que Perú pueda recibir las vacunas en agosto para que en setiembre se inmunice a la mayor cantidad de gente posible, dijo el epidemiólogo. Pero también, añade, se requiere una certificación “de manera regular y en volúmenes importantes” por parte de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid). “Esos detalles retrasan o aceleran las vacunas”.

Falta cerrar brecha de la segunda vacuna

Quispe también precisó que “hay una deuda pendiente en términos de brecha de segunda dosis”, por lo que agrega que otra prioridad del Gobierno es cerrarla.

Según datos del Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis), la meta de personas de 60 a más por vacunar es de 4.478.393; no obstante, hasta las 6:00 p.m. de ayer, 1.120.208 no habían recibido ninguna dosis y 1.477.693 no habían regresado por su segunda dosis.

Expertos y estudios hechos en países que atraviesan su tercera o cuarta ola demuestran que los más afectados por la variante Delta son los que no están vacunados y, en caso de haber recibido solo una dosis, tampoco es suficiente, pues la protección disminuye hasta un 38%.

“El reto es grande. Hay una gran variabilidad (en cuanto) a acceso a vacunas en regiones, que nos obliga a corregir esos, cerrar brechas”, dice Quispe.

Síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE