Marcobamba y el ímpetu de una docente que revolucionó la enseñanza en zonas rurales, en pandemia

“Yo recuerdo que cuando estaba en la secundaria, visitaba la escuela donde trabajaba mi papá, también en zona rural con niños quechua-hablantes. El creaba sus propias canciones en quechua y sus propias adivinanzas. Eso ha sido mi mayor inspiración”

Mural
Marcobamba y el ímpetu de una docente que revolucionó la enseñanza en zonas rurales, en pandemia

A causa de la covid-19, las aulas alrededor del Perú se trasladaron a los hogares, desafiando la creatividad del docente para cumplir con su rol. El reto fue más grande en las escuelas rurales, donde no hay conectividad; como ocurrió en la I.E. N° 54168 de la comunidad de Marcobamba, en el distrito de Tumay Huraca – Andahuaylas, Apurímac.

La escuela está ubicada a 3 mil 400 msnm, categorizada con ruralidad R1. Es una institución multigrado con 2 aulas y lo más resaltante, 2 escenarios lingüísticos (1 y 2). La altura y lejanía de la institución en Marcobamba impide que llegue la señal de Internet y televisión al lugar. La única manera de escuchar las clases virtuales era por radio, en ciertos puntos del territorio y aun así las clases eran cortas y solamente en español. Las clases no eran completamente entendidas por los niños que tienen el quechua como lengua materna.

Ante el escaso apoyo del Estado, la educación quedó totalmente en manos de los docentes y la comunidad de Marcobamba, quienes asumieron el reto con creatividad e inteligencia.

Sandibel Hurtado tradujo sus clases al quechua

Sandibel Esmeralda Hurtado Vargas es profesora egresada del instituto pedagógico público José María Arguedas, de Andahuaylas. Actualmente labora como profesora de primaria en la institución educativa 54168 en la comunidad de Marcobamba, en Apurímac.

La profesora Sandibel cree que sus niños deben conseguir una educación completa y de calidad, sin embargo, también cree que la educación debe contener aspectos culturales de la comunidad (Marcobamba). Un ejemplo de ello era su padre, el cual también era profesor y componía canciones y cuentos en quechua para sus alumnos.

“Yo recuerdo que cuando estaba en la secundaria, visitaba la escuela donde trabajaba mi papá, también en zona rural con niños quechua-hablantes. El creaba sus propias canciones en quechua y sus propias adivinanzas. Eso ha sido mi mayor inspiración”

Sandibel Hurtado Vargas, profesora en la comunidad de Marcobamba.

Por ello, y con ayuda de la ONG Paz y Esperanza, Sandibel decidió innovar en la entrega de clases a sus estudiantes, grabando sus propias clases en quechua y enviándolas a cada casa en DVD. Mas adelante, lograron enviar material también por WhatsApp, completando el sistema de entrega de material.

Gracias a su gran creatividad y ganas de salir adelante, la profesora Sandibel desarrolló este proyecto y otros, como el de gestores familiares. Además, exhorta a los docentes a que sean creativos. Así, poco a poco, ir resolviendo los problemas que tiene la educación actualmente en el Perú, sobre todo en áreas rurales.

“Pienso que el mayor reto es llegar a los estudiantes. En la institución los docentes hemos tenido que ingeniarnos de cómo hacer llegar las clases a los estudiantes, entonces empecé a grabar mis sesiones de 20 a 30 minutos en quechua”

Sandibel Hurtado Vargas.

Gestores familiares en Marcobamba: Desarrollo del pensamiento mediante preguntas y retos

Con la barrera del idioma ya resuelta, por medio de la entrega DVD y anillados con separatas de las áreas de Comunicación y Matemática, se pudo empezar a enseñar.

No obstante, para valorar los avances de los estudiantes, ellos rindieron un test que medía el desarrollo de su pensamiento de orden superior. Gracias a sus resultados, la comunidad de Marcobamba se enfrentó a otra problemática, la falta de acompañamiento de un docente.

La capacidad de acompañamiento de los padres de familia no era la óptima para lograr aprendizajes. Afortunadamente los motivos fueron identificados:

  • Se evidenció que evocaban la educación magistrocéntrica que recibieron durante su escolaridad, en consecuencia, los padres de familia felicitaban los aciertos y castigaban el error, le mostraban al niño lo que debía hacer, indicándole lo que es correcto e incorrecto. Pero no resolvían sus dudas ni los ayudaban a razonar o pensar soluciones creativas.
  • Según la ficha única de matrícula del SIAGIE, el 38.5% de padres de familia tiene primaria incompleta, el 46,2% posee primaria completa, un 7,6% secundaria incompleta, otro 7,6% secundaria completa y ninguno tiene educación superior; por lo que, no tienen la capacidad de orientar a sus hijos correctamente.  

Por ello, los docentes de la institución N° 54168 de la comunidad de Marcobamba (entre ellos Sandibel) con la ayuda de la ONG Paz y Esperanza, desarrollaron una serie de capacitaciones y una guía de preguntas que ayudaron a los padres a mejorar el razonamiento y entendimiento de las asignaturas desde casa.

En conclusión, los resultados del post test que valora el nivel de desarrollo del pensamiento de los alumnos, son mejores a los resultados del pre test que se tomó antes de la ejecución del proyecto; por tanto, la práctica realmente mejoró la calidad de educación de la comunidad de Marcobamba. La I.E. N° 54168 de la comunidad de Marcobamba y el trabajo de sus docentes, como la profesora Sandibel, son un ejemplo de cómo encontrar las oportunidades de crecimiento en una crisis y de actuar de manera creativa.

Síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE