Ximena López: conociendo a la escritora a través de sus cartas

La escritora arequipeña nos presenta una serie de poemas en su primera publicación "INTERIOR VI. Técnica Mixta.”, donde juega con distintas técnicas y estilos de escritura.

Poesía
(Ximena López. Foto: Alexandra Montoya – El Búho)

¿Tengo culpa de huir? ¿cuántas veces tendré que morir para ser siempre yo? ¿tropezaré con mis pétalos al alzar vuelo? ¿quién me sostendrá en la caída? ¿a qué le llaman paraíso?

“Fragmentos desde un país al viento” de INTERIOR VI. Técnica Mixta. de Ximena López Bustamante.

Ximena López Bustamante es Licenciada en Comunicaciones por la Universidad Científica del Sur (Lima). Y poeta de vocación. Ha hecho diversas entrevistas como periodista y ahora se encuentra del otro lado de la conversación. Aquí nos cuenta sobre su amor por el periodismo narrativo, su incursión en la poesía y su primer poemario titulado “INTERIOR VI. Técnica Mixta”. Lo presentó el pasado 10 de setiembre en su tierra natal, Arequipa.

Una periodista con vocación de poeta

La decisión de estudiar periodismo fue al azar. López comenta que en el colegio siempre se inclinó por las artes plásticas. Le gustaba dibujar y pintar, por lo que sus padres le aconsejaron estudiar arquitectura.

Por cosas de la vida no logró ingresar, así que optó por Comunicaciones para poder hacer un traslado interno en un año. Pero una vez dentro, se “enamoró” de la carrera. Y en el 2013 se mudó a Lima para continuar sus estudios.

De igual manera, siempre sintió atracción por la literatura y la escritura. En el 2017 se metió a un taller de poesía donde conoció a los amigos con quienes después formarían la Revista Verboser. Recuerda que la primera entrevista que hizo fue a Manuel Fernández por su libro “Procesos autónomos”, lo que le ayudó a definir un poco más su estilo.

La idea de Verboser era visibilizar las nuevas voces de la literatura contemporánea, mezcladas con las artes, porque cada portada era de artistas de diferentes escuelas. La primera fue de Juan Tirado, que era un pintor de la Católica de Lima. La segunda la hizo Augusto Carrasco, un diseñador de Arequipa; y la tercera Salomón Serrano, un escultor de bellas artes de Lima. Entonces la idea era mezclar todo tipo de artes y todo tipo de voces para visibilizarlas.

Ximena López.

A fines del 2020 el colectivo se desintegró, pero dejaron las redes sociales como un repositorio (y por el feeling). Ella lo recuerda como una linda experiencia, donde pudo conocer mucho del medio.

El salto a la poesía y la influencia del periodismo en esta

Ximena resalta entre sus influencias a la poesía de vanguardia y el surrealismo. Autores como Paul Éluard, César Moro, Leonora Carrington y Edith Södergran. 

Todo el mundo surrealista me enamoró, me cautivó. Dije: “¡Este es mi grupo de amigos!” Yo he muerto en esa época y nací en esta [ríe]…Me sentí siempre muy familiarizada con ese tipo de escritura, con ese mundo del inconsciente, del psicoanálisis.

Entonces, podría decir que no sintió miedo al incursionar en la poesía. “Porque siempre me he nutrido, no es que me mandé a hacer algo en lo que era totalmente nueva”. Aunque quizá sí sentía que no era su espacio. El punto de alza, donde empezó a confiar en su trabajo, fue cuando ganó los juegos florales en la universidad. “Ahí dije: Bueno, tan mal no lo hago”.

Por otro lado, concuerda en que su formación como periodista influyó y ayudó a formar su estilo de escritura. Sobre todo, el periodismo narrativo (o literatura de no ficción), donde encontró su pasión.

Dije esto es lo mío, porque lo que me encanta del periodismo es la realidad. Para mí la materia prima, con la que hago mi torta (mi masa), es la realidad. Siento que la realidad es algo que siempre nos va a sorprender, no hay nada mejor que te sorprenda que la vida.

Una muestra de la colisión de ambas pasiones la podemos ver en la última parte del poemario. La que define como no ficción. Un texto “periodístico, pero narrado de una forma poética”.

Su obsesión por la cartas como base del libro

Confiesa que nunca tuvo la intención de publicar poesía en realidad, porque no era su carrera. “No salió mucho de mí el querer publicar. Gracias a la vida tengo amigos que me impulsaron a eso”.

Ruhuan Huarca y Augusto Carrasco le propusieron publicar con Aletheya en el 2020, pero por la pandemia y el trabajo les pidió más tiempo. Durante los dos años siguientes logró tejer el concepto del libro. En un inicio era un compilado de poemas que escribió desde los 20 años, y terminó siendo un texto epistolar con una mezcla de diferentes estilos de escritura.

Confiesa que tiene una obsesión con las cartas, que empezó tras un conflicto con sus padres cuando dejó su ciudad natal. Buscó una nueva manera de comunicarse con ellos y contarles sobre su nueva vida: a través de cartas, a puño y letra, que les enviaba por Serpost.

Ese primer paso que di en ese año me demostró el poder de una carta. El poder de las palabras sinceras. Porque gracias a las cartas mi relación con ellos se retomó, afianzó y pudimos ser la familia que siempre fuimos. Fue como una señal de que las cartas funcionaban, conmovían.

Por otro lado, se declara fan de los diarios y bitácoras, a los que llama “repositorio de emociones”. Puede no escribir en tres días o escribir demasiado en un solo día. De igual manera, eso le sirve para leerlo después y darse cuenta de cómo se transformó con el tiempo.

Tengo muchos diarios de escritores que amo, mucha correspondencia, porque para mí esa es la verdadera forma de conocer al escritor.

Ximena López.

Detrás de INTERIOR VI. Técnica Mixta

a veces dudo que sea mujer : rosa de mimbre : otras composiciones del cosmos

cada hueso : un pétalo vencido

aún caído : sigue doliendo

Fragmento de “8 : 8” de Panteras violetas del espejo.

El poemario está compuesto por tres partes que juegan con diferentes estilos y técnicas de escritura. Comenzando con “Fragmentos desde un país al viento”, que comprende una serie de nueve poemas donde no utiliza ningún signo de puntuación. En esta parte confiesa se inspiró en el poemario “El país que no es” de Södergran.

Aquí continúa con el juego de “estar fuera”, desdoblándose para hablarse a sí misma. “Quise jugar con este estilo de escritura porque dije: si ya estoy jugando con ser periodista y ser poeta, juguémoslo bien”.

Me pareció interesante porque hay mucha virtuosidad en hacer un texto sin signos de puntuación y que no tropiece en la lectura. Y creo que se logró. Fue un trabajo muy quirúrgico. Lo que quise demostrar es que se puede lograr ese tipo de textos atípicos, pero que al final el lector cabalgue por el texto fluidamente.

Por otro lado, en “Panteras violetas del espejo” (su spirit animal y su color), nos presenta otros nueve poemas donde las palabras se reflejan unas a otras usando los dos puntos. Como un par de espejos.

Yo tengo una relación de amor-odio muy tóxica con los espejos. Para mí, el verme a través de un espejo, denota muchas cosas. No solo ver mi cara, mis ojos, mi nariz…Para mí verme a un espejo es ver realmente lo que pienso que soy, lo que temo ser y lo que realmente soy.

El jugar con la idea de los números y los reflejos, parte de la curiosa relación que tiene con los números repetidos. Cada vez que mira la hora siempre están reflejados. 12:12. 11:11. 10:10. Como si le hablaran.

poemario Ximena López
Portada del libro “INTERIOR VI. Técnica Mixta”

Cartas de Ximena, para Ximena

Sé buena como yo lo soy. He cuidado de nuestro cuerpo. Estoy terriblemente agradecida de que existas. Me pasaré noches y lunas enteras abrazándote, creando una nueva epidermis para volver a compartirla contigo, mi espíritu ancestral. Sé buena como yo lo soy. He cuidado de nuestro interior.

Fragmento de “Mi niña salvaje” de Cartadentros.

Para finalizar, en la parte quizá más personal del libro, le habla a su yo interior con tres cartas y una posdata en “Cartadentros”. Usando un estilo narrativo, desde primera persona, pero sin caer en el yoísmo o en el ego. Lo cuenta desde la subjetividad. O al menos ese fue su intento. “El lector dirá si lo logré o no”.

Sin embargo, no fue nada fácil publicar algo tan íntimo sabiendo que estaría a disposición de todo el mundo. Comenta que, ahora que ve que el libro es real, solo le queda asumir sus palabras y ser valiente. Si bien se trata de textos que fueron trabajados “quirúrgicamente”, también son muy sinceros al final de cuentas.

Es difícil, pero creo que es momento. Creo que ha llegado un momento en que me acepto como soy, y eso es lo único que me importa. Tengo un manto azul, misma capa Harry Potter, a prueba de balas y bombas nucleares. Porque va a venir de todo. Es así. Pero estoy lista y me siento contenta con el resultado final.

“Escribirá desde donde le plazca y nunca más tendrá que sentarse en una oficina”

Durante tres años trabajó en Marketing en una oficina. Si bien le encantaba, con el tiempo la rutina la asfixió. No se sentía llena. Porque para ella un nuevo día también implica crear algo nuevo.

Decidió renunciar y dedicarse a su tesis sobre la icónica revista Etiqueta Negra. En esa investigación se dio cuenta que eso era lo que realmente le apasionaba. El periodismo narrativo.

Definitivamente quisiera dedicarme a escribir por el resto de mis días. Creo que voy a vivir bajo el yugo de la escritura. Creo que cuando te elige, lo único que te queda es asumir esa responsabilidad en la espalda y cargarla con dignidad.

Cinco preguntas rápidas:

¿Un libro que te haya marcado? “Cartas a Gala” de Paul Eluard.

¿Un libro que pienses que todo el mundo debería leer? “Las tres mitades de Ino Moxo” de César Calvo.

¿Un libro o autor arequipeño que recomendarías? Augusto Carrasco.

¿Una frase o fragmento de un poema que se te venga a la mente ahora mismo? Es un poema de Edith Södergran, que se llama “Al atardecer refresca el día”, y es la cuarta parte que dice: “Buscabas una flor y hallaste un fruto. Buscabas una fuente y hallaste un mar. Buscabas una mujer y hallaste un alma: estás decepcionado”.

¿Podrías describir lo que significa la poesía para ti en menos de diez palabras? Si podría describir algo que yo pienso que es poesía diría que es el atardecer, el viento de la tarde, un beso con amor, hacer el amor, el abrazo de un niño…ese tipo de situaciones que te conmueven, que te rompen y te hacen llorar. Te desarman y te vuelven a construir. Eso para mí, es la poesía.

(Foto: Alexandra Montoya – El Búho)

El Búho, para más noticias síguenos también en nuestras redes sociales:  

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y además en YouTube.

Suscríbete a La Portada, el boletín diario de noticias de El Búho. ¡Es gratis!

* campos requeridos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE