Los endriagos en las urnas

Columnista invitado Hugo Yuen Cárdenas

La expresión electoral en las urnas de los segmentos D y E de la población que se manifiesta en el aluviónico voto étnico de este domingo, tiene dos rostros, dos actores políticos; uno liderado por un fundamentalismo religioso, el Frepap (correlato de la derecha conservadora que se expresa en grupos pro vida que promueven evangélicos y católicos); y otro liderado por el etnocacarismo liderado por Antauro (correlato de la izquierda caviar y tradicional).

Tanto los grupos pro vida como la izquierda aburguesada y occidental, han demostrado que son incapaces de sentir empatía por ese sector étnica y culturalmente ignorado durante toda la historia de la República. Son como el rostro oculto del Perú que, de pronto, se ha hecho presente y que nos mira a nosotros mismos desde el otro lado del espejo (y que nosotros observamos incrédulos, alarmados, sorprendidos, maravillados, negándonos, una vez más, a entender y aceptar como algo que también nos refleja, como a nuestros iguales).

PUEDES VER:  Evitar que la crisis sanitaria se convierta en crisis alimentaria

Somos la expresión de dos realidades, una occidental y otra andina, que cohabitan en un mismo espacio, superpuestas, pero sin mezclarse, sin entenderse. Dos mundos, dos realidades, expresión de un solo país fracturado.

publicidad

«Los endriagos en las urnas», opinión.

El Búho, síguenos en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE