¿Puede un juez ordenar que se destituya a una autoridad elegida por el voto popular?

De cuando el gobernador perdió el juicio

Mientras el país dejaba atrás la crisis política, en Arequipa la situación continuó convulsa. Una sentencia judicial ordenó la destitución del gobernador Elmer Cáceres Llica. La medida, si bien tuvo el respaldo de los detractores de la autoridad, no tenía fundamentos sólidos según diversos juristas. La cereza en el pastel llegó con la respuesta de Cáceres, quien aprovechó la ocasión para insultar al juez del caso. Semana de locos.

La Revista Avatar

“Burro” y “payaso”. Esos fueron los adjetivos que empleó Elmer Cáceres Llica para referirse al juez que emitió la sentencia judicial que ordenaba su destitución del cargo de gobernador. Las declaraciones se hicieron en una actividad protocolar del Gobierno Regional de Arequipa, en Castilla, al día siguiente de conocida la resolución.

El exabrupto fue el colofón de un proceso sui generis, que tiene su origen
en la gestión de la pandemia en la región. Un cuestionamiento recurrente contra la autoridad, y que incluso le valió pifias y reproches de las comerciantes del mercado de Aplao, el mismo día en que agravió al juez.

Los orígenes del proceso son de abril. Entonces, el ciudadano Pool Alarcón Barrionuevo interpuso una acción de amparo para que se cumpla con la implementación de los protocolos de salud contra el covid-19. Las entidades señaladas para acatar la medida fueron el Gobierno Regional de Arequipa (GRA), el Ministerio de Salud y la Gerencia Regional de Salud.

El juzgado que preside el juez Luis Madariaga Condori declaró fundado el
pedido. A su vez, dispuso plazos para…

Lea el artículo completo descargando la Edición Digital de este número aquí

 

También puedes ver

No se encontraron resultados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE