Anécdotas históricas: el desprendimiento de una musa envejecida

¿Saben quién era la anciana que firmaba esa carta publicada por La Bolsa el 12 de abril de 1879?: “María S. Corrales de Amat”, ¡la “Silvia” de Melgar!

Historia Avatar
histórico Arequipa-mariano-melgar-silvia

Apenas noticiados de la declaratoria oficial de guerra, los arequipeños, que soportaban una grave crisis económica, quisieron socorrer con sus donativos al erario nacional que se hallaba a “dos dobles y un repique”. Aunque los donativos de los mistianos, sumados a los que se hicieron en muchas localidades del Perú, no lograron devolver abundancia al cuerno de nuestro escudo; por las penurias económicas que vivían los donantes, merecen ser destacados en la historia.

Los primeros en hacer pública una donación fueron los profesores del Colegio Independencia que ofrecieron la tercera parte de sus sueldos; días después los catedráticos de la universidad donaron el 25% de sus haberes, el juez de primera instancia Hipólito Rada ofreció el 50% de su sueldo “sin reintegro”; los empleados del Concejo donaron el 15% de sus remuneraciones. Las «Señoras de la Caridad» y las “Señoras de María” empezaron a recolectar donativos, entre los que destacaron los mil soles mensuales “mientras dure el conflicto” del Banco de Arequipa, el de Braillard y Cía, que fue de 1,200 soles, y los de las colonias: francesa, inglesa e italiana.

Entre éstos – que fueron los primeros donativos de una larga lista -, ninguno más conmovedor que el que mediante una carta histórica hizo una venerable anciana: “mis hijos la defenderán con las armas, mis hijas hacen hilas, y yo, que nada puedo hacer bajo el peso de mis 80 años, cedo al Estado para los gastos de la guerra, por todo el tiempo que ésta dure, el 20 p.100 del montepío que disfruto, principal recurso de mi subsistencia”.

¿Saben quién era la anciana que firmaba esa carta publicada por La Bolsa el 12 de abril de 1879?: “María S. Corrales de Amat”, ¡la “Silvia” de Melgar!

(En las citas textuales que se hacen en esta obra se respeta la ortografía de sus originales históricos)

Juan Guillermo Carpio Muñoz

Texao. Arequipa y Mostajo. La Historia de un Pueblo y un Hombre

Tomo II. Pág. 123

El Búho, síguenos también en nuestras redes sociales: 

Búscanos en FacebookTwitterInstagram y YouTube

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE