"¿Cómo es que un respetadísimo investigador y médico como Germán Málaga terminara siendo el villano mayor de esta historia?”

Vacunagate y elecciones

Incluso el nombre que le han puesto al escándalo de las vacunas VIP, dan cuenta de la intencionalidad de quienes han decidido lapidar a investigadores y estudiantes, funcionarios menores y universidades, además de las cabezas, bajo el argumento de defender la ética. El watergate logró tumbarse un gobierno en Norteamérica, ¿qué se busca realmente en el Perú?

La Revista

La revelación, cada vez más escandalosa, sobre la distribución irregular y vía “tráfico de influencias” del prototipo de vacuna en Fase 3, ha sido un verdadero misil y sus efectos sobre las elecciones generales, así como el futuro de la política serán dramáticos. El principal es el desmoronamiento de la galopante candidatura del expresidente Martín Vizcarra. Sus titubeantes explicaciones y las imprecisiones le pasaron factura. La presencia de su esposa y de su hermano mayor en la lista de vacunados Vip ha sido devastadora para sus pretensiones electorales. Todo hace prever que, incluso si fuera elegido, no podrá ejercer el cargo porque el Congreso lo inhabilitará para cualquier función público, por lo menos durante una década.


Los otros dos rostros que están en el ojo de la tormenta, junto al expresidente, por el hecho que pueden ser involucradas, no solo en faltas éticas o administrativas; sino en causas de índole penal, son las exministras Pilar Mazzetti y Elizabeth Astete. Particularmente la primera, ha sido duramente golpeada por la opinión pública debido a que, días antes del destape; había recurrido a la metáfora del capitán del barco que se hunde para asegurar que sería la última en vacunarse, cuando …

Lea el artículo completo descargando la edición digital de este número aquí

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

SUSCRIBIRSE